09/26/2020

Valores robustos que sí reparten dividendo

Anuncios

Muchas cotizadas de EE UU y Europa mantienen sus pagos y además cotizan con una atractiva rentabilidad por dividendo

VIRGINIA GÓMEZ JIMÉNEZ

Getty Images

Compatir en FacebookCompatir en TwitterCompatir en LinkedinEnviar por correoIr a comentariosMadrid  9 MAY 2020 – 13:17 CEST

Corren malos tiempos para la retribución al accionista. La rápida propagación del coronavirus por la mayor parte de las economías mundiales y las extraordinarias medidas adoptadas por los Gobiernos para mitigar el impacto de la crisis sanitaria han provocado un parón económico jamás visto. Las consecuencias están llevando a las compañías a tomar decisiones drásticas y en algunos casos impopulares de cara al accionista.

“Podría ser difícil para las empresas en algunas partes del mundo y en algunos sectores justificar el pago de dividendos a los accionistas y al mismo tiempo recibir apoyo de préstamos empresariales respaldados por el Gobierno o de planes de pago a los empleados”, explica Jane Shoemake, directora de inversiones dentro del equipo Global Equity Income de Janus Henderson.

Son muchos los sectores que han aplazado los pagos de cupón para más adelante, algunos por la delicada situación económica y financiera por la que atraviesan como el sector de las aerolíneas o ei turismo y otros, por recomendación directa de los organismos supervisores como es el caso del sector financiero. Tanto el BCE como la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA, por sus siglas en inglés) del Banco de Inglaterra pidieron la cancelación de los dividendos y de los programas de recompra de acciones para dar prioridad a la concesión de crédito

Patricia García, socia fundadora de MacroYield, apunta que “en este período de incertidumbre, el hecho de poner el dividendo en cuarentena parece una opción sensata y no hacerlo un lujo que solo se podrán permitir determinados sectores donde la expectativa de caída de ventas no se prevea grave, o determinadas compañías con un colchón de liquidez relevante”.

Durante los meses de marzo y abril hubo una avalancha de compañías avisando de que dejarían de retribuir al accionista hasta nueva orden. De hecho, el calendario europeo de pagos de cupón estará esta primavera mucho más vacío que de costumbre. Pero pese a las importantes ausencias, hay numerosas empresas europeas y, sobre todo estaodunidenses, que siguen con sus planes de premiar la fidelidad del accionista en estas semanas.

“Las compañías que no han modificado sus expectativas de resultados para el ejercicio, pertenecientes casi todas ellas a los sectores defensivos como las utilities, las telecomunicaciones, la sanidad o el consumo básico, son las que han optado por mantener el pago de sus dividendos, aunque en algunos casos lo han reducido. También han muchas compañías tecnológicas que se están viendo menos afectadas por la crisis o, incluso, beneficiadas, y que están optando por mantener su política de remuneración al accionista” explica Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

Próximos pagos

Dentro del sector petrolero, la británica BP y la estadounidense ExxonMobil ofrecen una rentabilidad por dividendo del 10,9% y del 7,75%, respectivamente, de la más altas. Sin embargo, el mal momento bursátil por que el que están atravesando las petroleras debido a la fuerte caída del precio del petróelo ante la caída de la demanda y el exceso de oferta desvirtua tal rentabilidad. De entre las rentabilidades por dividendo más altas destaca el 5,9% de la aseguradora Allianz. La empresa alemana reparte un dividendo único anual el próximo 11 de mayo y cuyo importe asciende a 9,6 euros brutos por acción.

Entre los pagos atractivos de las próximas semanas también destaca el de la farmaceútica británica GlaxoSmithkline que ofrece una rentabilidad por dividendo cercana al 5%. El próximo cupón que repartirá –hace cuatro pagos al año– es de 0,19 libras brutas por acción. La compañía, que presentó unos resultados del primer trimestre que batieron las previsiones del consenso, es una de las farmacéuticas que están en la carrera para la búsqueda de una vacuna contra el Covid-19. La alemana BMW también está entre los pagos más atractivos de las próximas semanas. Repartirá 2,5 euros brutos por cada acción el próximo 19 de mayo, pese a pertenecer a uno de los sectores más golpeados por la crisis económica derivada de las medidas de confinamiento puestas en marcha por los países occidentales.

En Europa tambien destacan las rentabilidades por dividendo de la aseguradora británica Admiral Group y la suiza Valiant, con rentabilidades del 4,4% y el 5,5%, respectivamente. La holandesa Unilever también se cuela entre las más atractivas. Ya en el mercado estadounidense, destacan los pagos de Invesco y Lazard, con más del 7% de rentabilidad; Wells Fargo, Metlife y ConocoPhlips, con alrededor del 5%.

Sonadas cancelaciones

El sector bancario, uno de los mas generosos con los accionistas, se ha visto obligado a suspender los pagos. Tanto los bancos españoles –Santander fue el primero en anunciar la cancelación del dividendo, al que siguieron muchos más– como los europeos y británicos han dejado de pagar en estas fechas. ING, San Paolo, BNP Paribas, Société Générale, Barclays, HSBC, Lloyds, Royal Bank of Scotland y Standard Chartered son algunos de los que han suspendido el pago. Fuera del sector bancario, compañías de todo tipo han tomado medidas para preservar el capital y el flujo de caja. Son los casos de las automovilísticas Continental, Renault, Daimler y Michelin, la aerolínea Lufthansa, las hoteleras Intercontinental Hotels o Accor, la empresa de textil H&M, la multinacional británica de distribución Marks & Spencer o la tecnológica Philips.

“Ha habido un número significativo de recortes en el Reino Unido y la Unión Europea, dos de las regiones del mundo con mayor rendimiento de dividendos, mientras que las regiones de menor rendimiento como EE UU y Japón, junto con Asia, no se han visto afectadas hasta ahora”, explican desde Janus Henderson.

PRUDENCIA DE CARA A 2021

Pronóstico difícil. Es impredecible la rapidez con que esas empresas volverán a pagar dividendos una vez que la crisis haya remitido. Janus explica que se ha aplicado una enorme cantidad de estímulos gubernamentales y de los bancos centrales en todo el mundo en una etapa mucho más temprana de esta crisis que en la de 2008, y en algunos casos “las empresas han recortado sus dividendos por prudencia y consideración política más que por necesidad”. Estos expertos consideran que siguen siendo difícil prever “con exactitud la probable escala de los recortes de dividendos a nivel mundial en 2020”.

Sólida estructura. Patricia García, de MacroYield, cree que en estos momentos, donde “la liquidez es oro”, para que el dividendo resulte atractivo deberá ir acompañado de una “muy sólida estructura financiera de la empresa. Si es así, y ofrece una alta rentabilidad por dividendo, podría estar señalándonos que es una buena oportunidad de inversión, porque podría estar reflejando también un buen precio de la compañía”.

Reclamo. Juan José Fernánez Figares, de Link Securities, cree que las empresas saben que la política de remuneración al accionista “es una parte muy importante de su atractivo, por lo que intentarán retomar el pago del dividendo en cuanto sea posible”.

FUENTE: https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/05/08/mercados/1588929941_543346.html