Pastores cubanos niegan acusaciones sobre ataque de embajada en Estados Unidos

Anuncios

MIAMI, Estados Unidos.- Yoaxis Marcheco Suárez, la escritora y pastora cubana que fue acusada por el gobierno cubano de la agresión a la Embajada de La Habana en la capital estadounidense el pasado 30 de abril negó las declaraciones del canciller de la Isla, Bruno Rodríguez Parrilla, que la vinculan, junto a su esposo, el pastor bautista Mario Felix Lleonart Barroso, con el hecho.

“Rechazo y desprecio las acusaciones de Bruno Rodríguez Parrilla, que intenta vincularnos a Mario Félix y a mí en el pasado incidente en que un hombre agredió con un arma de fuego en horas de la madrugada la instalación de la Embajada (…) no tenemos ningún tipo de vínculo con esa persona, ni siquiera tenemos idea de quién es. Pero eso no es algo que en realidad tenga que explicarle a Parrilla, estoy segura que las autoridades norteamericanas competentes saben muy bien que no hay relación alguna entre el tirador y nosotros”, escribió Yoaxis Marcheco Suárez en su perfil de la red social de Facebook.

“He estado junto a Mario Felix Lleonart Barroso y a otros amigos en varias ocasiones frente a la Embajada de la tiranía castrista en Washington DC. Las veces que he ido ha sido a plena luz del día porque no tengo nada de qué avergonzarme y absolutamente nada que esconder”.

Durante una conferencia de prensa televisada, Bruno Rodríguez Parrilla acusó este martes en la mañana a Washington de “negligencia criminal” por el ataque, e involucró al presunto autor del tiroteo, Alexander Alazo, con supuestos grupos promotores de violencia “en particular en Miami”.

El canciller del régimen castrista mostró en dicha conferencia fotos realizadas, según él, horas después del ataque, en las que se ve a dos individuos fotografiando el frente de la Embajada, para luego mencionar que dichas personas, de “reconocida conducta agresiva”, eran Yoaxis Marcheco Suárez y Mario Félix Lleonard.

Bruno Rodríguez Parrilla acusó a Yoaxis Marcheco Suárez y Lleonard de ser “asiduos participantes de actos de hostigamiento contra diplomáticos cubanos”, a lo que Yoaxis respondió: “he ido a manifestar mi descontento con un sistema que desgobierna a mi pueblo y he ido a exigir la libertad de hermanos y amigos que por querer vivir en libertad han sido puestos en prisión, como fueron los casos de José Daniel Ferrer Garcia, del pastor Ramón Rigal y su esposa Ayda, y el muy conocido del periodista independiente Roberto de Jesús Quiñones Haces”, denunció.

“No he cometido acto ilegal alguno porque en este país manifestarse de forma pacífica y ordenada es totalmente legal. Las veces que he hecho presencia frente a esta Embajada que representa al castrismo lo he hecho bajo los marcos de las leyes estadounidenses, incluso custodiados por la Policía de Washington DC, quienes se han personado en el lugar y nos han alertado de qué podemos y qué no podemos hacer”, agregó.

“Por otra parte, llevamos meses en cuarentena, sin salir. En la madrugada del suceso y luego de este ocurrir estábamos en casa y testigos nos sobran. Es una falacia total de Rodríguez Parrilla decir que Mario y yo fuimos a tomar fotos frente a la Embajada”, subrayó.

Yoaxis Marcheco Suárez, que es licenciada en Ciencias de la Información en la Universidad de La Habana y Máster en Estudios Teológicos en la Facultad de Estudios Teológicos de Miami, sentenció en su post: “No puedo dejar de mencionar la bajeza de este figurín del régimen castristra al mencionar al pastor Frank López de la Iglesia Jesus Worship Center del Doral como alguien que instigó al tirador. No se puede ser más burdo en las acusaciones”.

FUENTE: https://www.cubanet.org/noticias/pastores-cubanos-niegan-acusaciones-ataque-embajada-eeuu/

Anuncios