09/25/2020

10 APRENDIZAJES EN TIEMPOS DIFÍCILES QUE UN LÍDER PUEDE RECOPILAR

Anuncios

por Ignacio Martinez

¿Qué aprendizajes en tiempos difíciles puedes seleccionar y compartir?

Las etapas son cíclicas, hay periodos de bonanza y también hay tiempos difíciles; este último caso, los líderes pueden tener actitudes positivas y suelen afirmar que se encuentran preparados para enfrentar cualquier escenario.

Cómo si se tratase de un proyecto más, es importante elaborar un plan de crisis, para adaptarse a la inesperada realidad, para mantener claridad y objetividad en las decisiones.

Sin embargo, debido a la incertidumbre, es fácil sentirse abrumados y entrar en un estado emocional que hace que la situación se perciba más crítica de lo que realmente es y no permite pensar con claridad.

Cuando esta etapa de inestabilidad es superada, quedan pasajes los cuales son importante tenerlos en consideración, se trata de los aprendizajes en tiempos difíciles que pueden convertirse en las herramientas que nos ayudarán a mantener el éxito en eventos próximos, tanto para el líder cómo los más cercanos a él.

10 aprendizajes en tiempos difíciles que todo líder puede recopilar

Busca información confiable

Una de las responsabilidades del líder en tiempos de crisis es distribuir información confiable.

Busca información en función de la naturaleza de la crisis. En organismos de salud, en instituciones financieras, del gobierno, en caso de situaciones externas.

La idea es conocer información exacta y actualizada ya sea para prevenir o tomar medidas,

  • evitar traslados a determinados lugares, reuniones masivas.
  • Qué tipos de proyectos cancelar, cuales siguen activos.
  • Realizar inspecciones adicionales.
  • Restricciones de horarios.
  • Conocer desabasto.
  • Recortes a presupuestos.
  • Trabajar a distancia.

Mantener comunicación constante

Uno de los aprendizajes en tiempos difíciles es que hay que ser proactivos, sobre todo en cuanto comunicar con los colaboradores, el personal de la empresa, a la comunidad.

Durante las crisis, se tienden a magnificar los problemas, a entender la situación de acuerdo a puntos de vista particulares, lo que se conoce o se alcanza a percibir; por ejemplo, el área de inventarios quizá puede interpretar que la existencia de insumos será insuficiente para mantener el ritmo de operación en caso de una escasez; el área médica quizá puede interpretar que el personal médico será insuficiente para atender a los empleados ante una crisis de salud.

No todos tienen la imagen completa de lo que está sucediendo y aquí es importante la habilidad del líder de visualizar el bosque completo, cómo es el caso de realizar acciones a fin de evitar complicaciones o eventos catastróficos.

Un error en estas circunstancias dejar a las personas desinformadas. Las consecuencias pueden ser más negativas.

Es importante informar sobre noticias buenas y desagradables. Cuando no se hay certeza sobre algún hecho, hay que decirlo así “no es oficial o no hay confirmación que así es / que no es así”.

Establece nuevas prioridades

De cumplir con los planes de empresa a establecer acciones para recuperar la normalidad.

Las crisis generan nuevos planes, nuevas iniciativas. Sin embargo, no todos los proyectos deben cancelarse; con ciertas restricciones, la empresa necesita seguir funcionando, mantener activos los objetivos a largo plazo.

Probablemente un número importante de personas estén enfocadas en tareas para superar la crisis y otros equipos realicen tareas relacionadas a mantener operativa la empresa.

De los aprendizajes en tiempos de crisis para el líder, en cuanto a las prioridades están,

  • equilibrar las tareas urgentes con las tareas estratégicas que son igualmente importantes.
  • Qué es prioritario, que puede esperar.

Fortalece las relaciones y construye comunidades

Una de las mejores formas de aportar y recopilar aprendizajes en tiempos difíciles es mediante comunidades de apoyo.

Quizá en el presente es momento de compartir, sin embargo, más adelante, necesitarás apoyo. Cuando se presentan los problemas, uno de los retos es el desconocimiento sobre con quienes nos podemos apoyar.

Es el objetivo de formar comunidades, ofrecer apoyo mutuo, exponer experiencias similares, llegar a evitar crisis colectivas.

No pierdas de vista el futuro

En situaciones difíciles hay que enfocarse en el momento presente; lo que se pretende es conseguir resultados favorables en el corto plazo. Durante una crisis, la inmediatez apremia.

Pero no sólo los resultados inmediatos son importantes; hay que proyectar más adelante, ¿podrán sostenerse en un plazo más largo? ¿qué efectos negativos pueden llegar a presentarse?

Aquí se pueden aplicar los aprendizajes en tiempo difíciles que se adquirieron de los eventos pasados, para encontrar respuestas a las preguntas anteriores.

Prepara nuevos protocolos

Una vez que las crisis ceden las prioridades cambian. De enfocarse a superar esta etapa a adaptarse a la normalidad, retomar los planes de la empresa, ventas, fabricación, distribución de productos, promover servicios, etc.

Pero, ¿qué sucederá si se llega a presentar una nueva crisis? Uno de los aprendizajes en tiempos difíciles es la necesidad de realizar cambios.

  • Qué hacer para reaccionar oportunamente.
  • Nuevas formas para evaluar los acontecimientos y tomar decisiones, sobre cómo proteger al personal, a la empresa.
  • Simulaciones de crisis, que protocolos se activarán.
  • Los tiempos difíciles, suelen ponen a relieve procedimientos que ya no son vigentes y es necesario actualizarlos o desarrollar nuevos.

Hay que estar preparados para un futuro evento, no hay que permanecer indiferentes.

Quizá un evento muy similar llegue en el futuro; probablemente se trate de una situación nueva e impredecible.

Una iniciativa que se puede realizar es la formación y entrenamiento de equipos para realizar funciones específicas en gestión de crisis.

Recopila los aprendizajes en tiempos difíciles

En el pasado, quizá no tenías idea sobre qué decidir y los eventos de crisis han aportado conocimiento, experiencia, posturas más efectivas frente a los problemas.

Los aprendizajes en tiempos difíciles que se crearon no hay que dejarlos en el olvido en la vuelta a la normalidad. Qué es aquello que sí funciona, que no, que es lo que se debe evitar, cómo aplicarlos.

También hay que considerar la experiencia de las personas, quienes conocen el detalle de las acciones realizadas, las dificultades que enfrentaron, los aciertos.

Para evitar queden en el olvido, ¿qué tal una campaña de difusión o programas formación en donde esos aprendizajes en tiempos de crisis sean parte del contenido?

Otro aspecto relevante en estos eventos, es lo relacionado cómo se ha fortalecido el líder y qué áreas de oportunidad fueron visibles. Para un líder preocupado por la mejora continua, esas experiencias proporcioan información sobre en que trabajar para seguir creciendo.

Zonas de confort, creencias limitantes que han quedado atrás

Algunas personas se sienten muy cómodas con los cambios, les aburre la rutina. Para otras, se trata de un proceso que no están dispuestas a que sea algo habitual.

Durante los eventos difíciles, las decisiones que se toman, están relacionadas a conseguir un rumbo diferente, a cambiar.

Esos cambios, producen aprendizajes en tiempos difíciles sobre cómo dejar atrás rutinas confortables pero que aportan muy poco valor.

Suelen existir creencias limitantes relacionadas a los cambios,

  • No es el momento.
  • Así se puede trabajar por mucho tiempo más.
  • No hay los recursos suficientes.
  • Un cambio conducirá al fracaso.
  • Siempre se ha hecho así.

¿Cuáles creencias limitantes quedaron sin efecto tras la crisis? Esta experiencia proporcionará seguridad ante futuras zonas de comodidad.

Enfócate en el momento presente

Durante los tiempos difíciles suelen elevarse los estados de estrés y ansiedad. Cuando no hay equilibrio en los estados emocionales, es más factible cometer errores. Por lo que hay que hacer el esfuerzo para disminuir el estrés mientras se realizan las tareas.

¿Qué hacer para disminuir el estrés? Enfoca la atención en el momento presente.

Muchas veces, se vive en modo piloto automático, entonces, una crisis es igual a estrés; así se trabaja, se toman decisiones. ¿Qué suceder si desactivas ese modo automatizado y observado que es lo que está causando el estrés?

La posibilidad de encontrar alternativas para trabajar mejor.

Genera ambientes de colaboración

En equipo el problema puede ser más llevadero, hay más ideas, más experiencia, apoyo para realizar tareas y las decisiones se enriquecen.

Piensa en forma positiva

Una actitud positiva, contagia a las personas; cuando un líder tiene pensamientos positivos, puede distribuir optimismo a su equipo de trabajo; durante una crisis es importante ambientes positivos, para mantener una actitud de sí puedo hacerlo.

Qué recomendaciones puedes hacer a los demás

Una vez que ese difícil capítulo ha quedado atrás, es el turno de hacer o retomar los planes para el futuro.

Si durante ese periodo de recuperación o más adelante, durante la nueva normalidad, llega una persona, que atraviesa por circunstancias que has dejado atrás y desea conocer tu historia y en especial, recomendaciones para sobreponerse.

¿Qué compartirías con esa persona?

  • En qué momento llegó ese periodo difícil, en un proyecto por iniciar, en proceso; durante la negociación de un acuerdo con un cliente.
  • Qué fue lo que cambió y cómo hay que prepararse para ese cambio.
  • Qué fue lo que afectó, cómo prevenirlo.
  • Acciones realizadas para reducir impactos negativos.
  • Cómo hiciste para gestionar el estrés favorablemente.
  • Cuáles fueron las acciones que te permitieron mantener un ambiente de estabilidad.
  • Cómo fue el proceso de recuperación.
  • Ahora que conoces tu propia historia, ¿qué cambiarías de la misma para evitar la crisis, hacerla más manejable, para recuperarte en un periodo de tiempo más corto?

Conclusiones

Cuando todo marcha sobre ruedas, hay felicidad, motivación, celebraciones.

Durante la incertidumbre, es diferente. El estado de ánimo suele decaer, hay falta claridad en el horizonte, aumento en los niveles de estrés.

Cuando ese escenario se supera y antes de cerrar ese capítulo, hay que recopilar los aprendizajes en tiempos difíciles pues serán de utilidad en el futuro. Quizá una situación similar llegará a presentarse; ese conocimiento será guía para evitar o superar con rapidez ese episodio. Por otro lado, puede convertirse en una guía para que otras personas, organizaciones reduzcan los efectos de quienes aprendieron de sus vivencias.

Fuente http://ignaciomartineza.com/liderazgo/aprendizajes-en-tiempos-dificiles/

FUENTE: https://www.grandespymes.com.ar/2020/05/28/10-aprendizajes-en-tiempos-dificiles-que-un-lider-puede-recopilar/