07/09/2020

MASONERIA; Facebook retira anuncios basados en el símbolo usado para marcar a los masones en el Holocaust

Anuncios

Facebook ha desactivado docenas de anuncios de la campaña de reelección de Donald Trump basados en el uso del símbolo que los nazis usaron durante el Holocausto para designar en los campos a los prisioneros masones, comunistas, socialdemócratas y liberales. Facebook retiró el material tras las primeras consultas del Washington Post, alegando que los posts con el triángulo invertido violaban su política contra el odio organizado.

De acuerdo con los datos del diario, se publicaron 88 anuncios con el triángulo rojo invertido dirigidos a 50 estados. Antes de ser retirados, los anuncios obtuvieron al menos 950.000 impresiones en la página del presidente y 500.000 en la del vicepresidente. El asunto ha provocado una audiencia ante el Congreso de los Estados Unidos, donde el responsable de la política de seguridad de la red social, Nathaniel Gleicher, explicó que permitirán subir el triángulo invertido en un contexto de condena o debate, «pero en una situación en la que no veamos ninguna de esas dos circunstancias no lo permitimos y lo retiraremos. Eso es lo que vimos en este caso con este anuncio, y en cualquier lugar donde se use ese símbolo, tomaríamos la misma acción«.

El Museo del Holocausto de Estados Unidos recuerda que el exterminio de la Masonería bajo el régimen Nazi se inició de forma muy temprana. En 1934 se confiscaron sus bienes, sus bibliotecas, sus archivos y se decretó que las logias eran enemigas de Estado alemán. La sección especial II/111 del Servicio de Seguridad de las SS se ocupó específicamente de la represión de la Masonería. Los Nazis disolvieron todas las organizaciones masónicas en los países ocupados incautando su documentación, que fue remitida a la Oficina Central de Seguridad del Reich. Fueron primero marcados y después enviados a los campos, como otras víctimas. Entre los archivos incautados estaban los del Grande Oriente Español en el exilio de París, que fueron copiados y remitidos a Madrid. Algunos cálculos cifran en 200.000 los masones víctimas del Holocausto. 

Anuncios