09/18/2020

La Masonería Chilena abre 32 comisiones de trabajo para aportar valores masónicos en la reconstrucción del país

Anuncios
La Gran Logia de Chile ha puesto en marcha el proyecto La Masonería Propone a Chile, una profunda reflexión sobre el destino del país a la que ha invitado a todos sus miembros. «La mirada de la Institución después de esta pandemia, que hoy ya suma la crisis institucional, económica, social y de salud, ha develado lo que ya estaba mal y que es necesario corregir y cambiar«, explica la Masonería Chilena.


El proyecto cuenta ya con 32 Comisiones de Trabajo funcionando virtualmente que trabajan en temas relevantes para el futuro del país como la institucionalidad, el desarrollo social, la educación, la salud o la defensa desde los principios y valores de la Orden. Las mesas están compuestas por masones y profesionales externos a la Orden. «Debemos ser más conscientes que nunca que una de las responsabilidades de la Masonería es preocuparse del diario vivir. Dónde está el justo medio. Es una responsabilidad contribuir«, reflexiona la Gran Logia de Chile.



El primer primer documento del proyecto verá la luz a finales de julio. La Gran Logia de Chile compartirá con todas las instituciones pertinentes su mirada de futuro trasversal, profesional, solidaria, inclusiva, eficiente y fraterna con alto contenido ético y buscando el desarrollo para todos en el país. «No se trata de un documento evaluativo de lo que ha pasado. Hay muchos de ellos circulando. Se trata de una contribución real, concreta, como la Masonería lo ha hecho en otras épocas, para enfrentar un nuevo mundo«, explica la Masonería Chilena. «La pandemia y la necesidad de tener un espacio para todos cambió el mundo. Ya no se trata de un país, ni de un continente. Es un tema mundial, global, hoy tenemos, debemos pensar, proponer y solucionar con una mirada integradora y solidaria«, añade. «Quizás el mundo sea muy diferente cuando todo esto acabe, como ya sugieren algunos. Esperamos que esa diferencia sea para bien. De ser así, se deberá a esa fuerza extraña que nos empuja a cooperar con los otros, en la cual se incluye la voluntad de reconstruir de nuevo los vínculos sociales e institucionales que se hayan quebrado».

FUENTE: Gran Oriente. Gral Logia de España.