09/19/2020

Cómo es hecho un Rollo de la Torá?

Anuncios

Un rollo de la Torá es escrito a mano por un escriba con una pluma y tinta especial sobre un pergamino cuidadosamente preparado.

Un auténtico Sefer Torá es una obra maestra alucinante de trabajo y habilidad. Consta de entre 62 y 84 hojas de pergamino curado, bronceado, raspado y preparada de acuerdo a las especificaciones exigentes-y halájicas que contiene exactamente 304.805 letras, el pergamino manuscrito resultante lleva muchos meses para completar.
Un escribano experto entinta cuidadosamente cada letra con el plumín de la pluma, bajo las estrictas normas caligráficas de Ktav Ashurit (Escritura Ashurit). Las hojas de pergamino se cosen con tendones para formar un largo rollo. Aunque la mayoría de rollos de la Torá son de alrededor de dos pies de altura y pesan 20-25 libras, algunos son enormes y bastante pesados, mientras que otros son del tamaño de una muñeca y de peso ligero.

El pergamino

Un rollo de la Torá sólo puede ser escrito sobre un pergamino de piel de un animal kosher. Sin embargo, el animal no necesita necesariamente ser sacrificado de manera ritualmente aceptable. Siempre y cuando la especie sea kosher, el pergamino se puede utilizar para un rollo de la Torá. Un pergamino hecho de piel de pescado no se puede utilizar para este propósito; la piel de pescado exuda un olor desagradable que no es apropiado para un rollo de la Torá. El pergamino debe estar preparado con la intención de que sea utilizado para un Rollo de la Torá. Por lo tanto, un Judío debe llevar a cabo o, por lo menos, ayudar en esta tarea.
Antes de comenzar a escribir un rollo de la Torá, el escribano debe marcar líneas sobre el pergamino mediante ranuras leves. El utensilio utilizado para este propósito no puede añadir cualquier coloración en el pergamino. Es preferible que éste marcado, también, se lleve a cabo con la intención de escribir un rollo de la Torá.

La tinta

Sólo la tinta negro es aceptada. Tinta de cualquier otro color no es kosher para un Rollo de la Torá. La tinta también debe ser permanente, no borrable.
En la antigüedad, la tinta utilizada para escribir un rollo de la Torá se obtenía hirviendo aceites, alquitrán y cera, y recogiendo los vapores. Después, esa mezcla se combinaría con savia de árbol y la miel, y luego se seca y se almacena. Antes de su uso, se mezcla con bilis.
Hoy en día, los escribas preparan tinta usando liquido biliar y cola. El color negro se logra mediante la adición de diversos tintes.

La Pluma

El escriba escribe con una pluma de caligrafía o una pluma de caña, llenando su punta de tinta. Un bolígrafo metálico no es adecuado porque:
a) puede perforar el pergamino;
b): el hierro se utiliza a menudo para fabricar armas letales y de destrucción, las cuales se oponen a la intención de la Torá.

La caligrafía

Las letras de un rollo de la Torá son escritas en escritura “asiria”; las diferentes escrituras o fuentes en las que el hebreo es comúnmente escrito o impreso no son válidas. Las líneas deben ser perfectamente rectas y uniformes. Numerosas leyes detallan la forma exacta de cada letra, y si una sola letra desaparece o, en algunos casos, simplemente está dañada o manchada -todo Sefer Torá no es kosher Un Rollo de la Torá impreso, aunque sus letras se ajusten a la forma requerida, no es válida.
Debido a que el Sefer Torá encarna la santidad de su mensaje, debe centrarse exclusivamente en su puro texto; con prohibición para cualquier ilustración o decoración artística.

El Escriba

Para llegar a ser un escriba se requiere estudio y formación y una gran habilidad. Ciertamente, una persona que no ha estudiado cuidadosamente las leyes relativas a la composición de un Rollo de la Torá no puede ser un escriba. Por encima de todo, sin embargo, el escriba debe ser una persona temerosa de Dios y piadoso, dedicado a la santidad del Sefer Torá.
El escriba no puede confiar en su memoria, por ello debe copiar las letras, palabra por palabra, a partir de un rollo de la Torá kosher. Un escriba diestro escribe sólo con su mano derecha; un escriba zurdo, sólo con su mano izquierda.
El Sefer Torá, y en especial los nombres de Di-s que figuran en él, se deben escribir con la mayor pureza y devoción. Por tanto, es costumbre que el escriba se sumerja en una Mikve (baño ritual) antes de comenzar su trabajo. También recita una bendición al principio de su trabajo y antes de cada vez que escribe el Nombre de Di-s.

fuente: https://daat.org.il/es/shut/como-es-hecho-un-rollo-de-la-tora/