09/23/2020

COMPAÑERO MASON

Anuncios

A pedido de muchos interesados, y amigo, me adentrare en el primer nivel del Compañero Masón, el aprendiz o iniciado.Todos los masones hemos atravesado un viaje durante ese rito que cambió el sentido de nuestras vidas, y que nunca olvidaremos. Hay quienes creen que ese rito de pasaje, que nos lleva desde la condición de profanos a la de iniciados culmina en el momento en el que vemos la luz.

– A todo aquel que no es Mason, como el candidato que pretende ingresar, se le llama “Profano” del latín “Profanus” voz compuesta por “pro” (delante) y de “Fanum” (Templo) traduciéndose como “Aquel que se encuentra fuera del templo”, otra definición de esta palabra es “Aquel que no es consciente de lo sagrado”… o sea del “Templo”…

El nombre sagrado de YHVH en Hebreo, se compone de cuatro letras, YOD+HEH+VEV+HEH. Donde la YOD representa el Fuego, la primera HEH es el Agua, la VAV aire, y la ultima HEH es la síntesis de las tres simbolizando la tierra; De tal modo que esta misma fórmula del YHVH se aplica también a los cuatro mundos que integran la Cábala: Alziluth el mundo arquetípico o de las emanaciones, Briah mundo de las creaciones, Yetzirah mundo de las formaciones, y Assiyah mundo de las hechuras y la acción o sea la tierra.
Consideremos que estas cuatro letras YHVH representan el universo material , que una vez organizados formaron el cuerpo humano y que muy “probablemente” fue crisol para formar y desarrollar la insipiente consciencia del hombre al contraer simbólicamente en medio del YHVH la letra 21 del alfabeto hebreo, la SHIN y convirtiéndolo en o IHESHOUA sea Jesús el Cristo.


Los tres viajes que ejecuta en su iniciación el candidato a aprendiz de Masón, que en realidad son cuatro considerando “El cuarto de reflexión, que es el inicio de la iniciación masónica, que es de color negro, la oscuridad en la que nos encontramos y donde la formula V.I.T.R.I.O.L. Visita interiora terrae, rectificando invenies occultum lapidem (Visita el interior de la tierra, rectificando encontrarás la piedra escondida), nos indica un camino iniciático interior.”
Por todo lo anterior, podríamos deducir que la iniciación Masónica al primer Grado, se refieren alegóricamente a la encarnación del alma y al despertar de la consciencia en el hombre; Ahora bien, los grados siguientes vienen a “representar” grados superiores de consciencia en su lucha por alcanzar el segundo árbol del jardín del edén, que los Elohim y YHVH temían fuera alcanzar y viviera para siempre… Su propia y original identidad… Su Alma.
El símbolo alegórico siempre es polivalente según el contexto donde se presenta. El párrafo anterior también puede relacionarse con el acróstico V.I.T.R.I.O.L. donde la búsqueda del iniciante en sus diferentes grados, representa la búsqueda de su propia y original esencia perdida al revestirse de la materia humana, representada por la piedrecilla blanca con su verdadero nombre que le será conferida en la iniciación interior al rectificar sobre el sendero de su propia búsqueda de ¿Qué o quién soy?
El hombre es el inicio de todo conocimiento que posee, de ahí que debe convertirse en observador de sí mismo descubriéndose en sus propias faltas o errores y corrigiendo encuentre la verdad que busca; La realidad es una, sin embargo el ego y la realidad aparente que nos rodea nos engaña como la sombras de la caverna de Platón, llegando equivocadamente a identificarnos con el ego como nuestra propia y original identidad.

La iniciación como la oración, imágenes y símbolos sagrados obtiene su valor no por sí mismos, sino por lo que el hombre puede hacer con ellos. Lo anterior tiene dos vertientes que pueden llevarnos a la esclavitud o a la libertad; El peregrino ignorante al estar frente al templo, piensa que ha llegado a su objetivo final, y se queda cautivo en contemplación beatifica de las bellezas y magnitudes externas.
La segunda opción es cuando el peregrino entra al templo y logra escuchar a su maestro interior, al espíritu del símbolo o del ritual cuyas palabras le liberaran de la objetividad de las formas concretas mostrándole a través de su consciencia un nuevo horizonte más amplio y profundo de la realidad de él mismo, el universo y Dios.
Dioses, Santos, Rituales, Símbolos, Alegorías, u Oraciones, nada son si el hombre no les da existencia “en” y “por” él mismo. El hombre debe vivir todo momento místico con tal intensidad que se convierta él mismo en aquello que está buscando; Tal experiencia puede durar unos segundos o un tiempo indefinido, porque las experiencias espirituales contemplan una medida de tiempo y espacio diferente al conocido en la vida profana.
Toda iniciación mística debe seguir la vía interior, para trascender hacia los planos superiores de consciencia, de lo contrario todo se quedara en el mundo de la intelectualidad y de las formas materiales que están sujetas a la finitud de tiempo y espacio terrenal.
La iniciación Masónica es un psico-drama que intenta impactar en la consciencia del candidato en un intento de ampliar y profundizar sobre el ¿Qué o quién soy? ¿De dónde vengo? Y ¿A dónde voy? despertando o atrayendo ideas afines al ritual como: ¿Qué deberes tiene el hombre para con Dios? ¿Qué deberes tiene el hombre para con sus semejantes? Entre otras más.

Anotemos, desde ya, pues es de suma importancia, que los puntos esenciales que la Masonería pone, desde el primer paso, delante del Candidato a la Iniciación, son los siguientes:
1. LA PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD en las entrañas de la Tierra. 2) 2. LA IMAGEN DE LA MUERTE,

seguridad y tema de meditación a 3. 3. EL DESPOJO DE LOS METALES. El candidato debe ser culminado despojarse de todo metal, debe volver a su estado de pobreza total, ha perdido las adquisiciones, que hasta entonces le fueron útiles para llegar a su estado actual y que constituyen obstáculos para volver a su estado primitivo. Debe apartar de sí todo deseo, ambición, codicia de los valores externos para conocerse a sí mismo, debe conocer cuales sus cualidades inferiores, vicios y pasiones de su intelecto, de sus creencias ; debe aprender a pensar por sí mismo y no seguir, como ciego, el conocimiento o las creencias de los demás.que debería entregarse todo hombre.
4. LA INDICACION de que la única cosa importante en la vida del Hombre es la EXPERIENCIA que acumula y que puede, si los busca, “LEGAR” a los demás mientras vive. los cuatro elementos son parte del comienzo.
4. LO TRIPLE, indicación de DEBERES frente a lo Divino, lo Humano y lo individual, la magnífica clave TERNARIA que será desarrollada en todo lo que sigue en la Iniciación.
Lo que la Masonería concibe es la LIBERTAD INDIVIDUAL de culto a esa Divinidad, nunca personalizada ni definida y solamente designada bajo la denominación de A:.G:.D:.U:. , al Gran Arquitecto del Universo.

Para el masón –dice Daniel Beresniak- , “el viaje es el principio de la iniciación”.

Con el tiempo comprendemos que la iniciación es un viaje en etapas, desde nuestro nacimiento masónico hasta el último pasaje, hacia el Oriente Eterno. También comprendemos que un Rito debe seguir un hilo, una suerte de desarrollo congruente a través de las distintas estaciones de nuestro propio Via Crucis.
Esa congruencia debería reflejarse etapa tras etapa, grado tras grado, desde el principio al fin. Un sistema masónico tradicional debería asegurarnos esta vía iniciática coherente, sin solución de continuidad en todos sus niveles. Este hilo sólo es posible con una enseñanza, una instrucción y –de hecho- una doctrina. Este es el punto en donde la masonería tradicional colisiona con la liberal.

5. EL JURAMENTO
Este es el momento culminante en que se le conducirá al ara para que reciba la luz y haga su juramento donde termina por ligarse con un compromiso solemne. Prometiendo por su honor guardar inviolablemente todos los secretos de la Francmasonería y no revelar ninguno de sus misterios, si no es aun masón regular. Prometerá dedicarse con toda su inteligencia a buscar la Verdad9 y consagrar todas sus fuerzas al triunfo de la Justicia. Prometiendo también amar a sus Hermanos y socorrerlos según sus facultades.

“Yo juro y prometo delante del GADU y de esta espada, símbolo del honor, guardar inviolablemente todos los secretos que me fueran confiados por esta respetable logia, o todo lo oído lo visto, jamás escribiré nada sino recibo el permiso expreso de la manera que pudiera serme indicada.Yo prometo ayudar a mis Hermanos y se socorrerles en sus dificultades; Yo prometo cumplir la Constitución y Reglamentos Generales de la Orden y los Reglamentos particulares de esta Respetable Logia en particular. Consiento en devenir en perjuro y sufrir la penas que me sean impuestas conforme a la ley masónica, y que mi me memoria sea execrada de toso los masones. Que el Gran Arquitecto del Universo del Universo me ayude¡¡
Todos los Hermanos (en voz alta dicen) QUE ASI SEA o AMEN.

En ese momento se acordara mediante una orden del venerable maestro darle la Luz y la venda cae a la señal acordada. El Templo se ilumina con repentina claridad, con la que el neófito queda al punto deslumbrado, pero a medida que su vista se acostumbra a la luz ve los asistentes de pie y que dirigen las espadas contra su pecho. No es una amenaza; con su actitud ellos anuncian el nuevo hermano que volarán en su socorro en todas las circunstancias difíciles en que pudiera encontrarse. Las hojas centelleantes dirigidas hacia él indican además la irradiación intelectual, que cada masón proyectará en adelante hacia el neófito. Así, a los efluvios de simpatía que de todas partes se concentran sobre el recién nacido, que se acoge con júbilo en el seno de la familia masónica. Como podemos apreciar esta es la parte más bella del ritual.

6. EL MANDIL Y LAS INSIGNIAS
Al mismo tiempo se le reviste con las insignias de su grado: un mandil, emblema de trabajo que recuerda al neófito que un masón debe siempre llevar consigo como símbolo de pureza y de trabajo que puro y sin manchas el debe ver en este mandil el cuerpo físico, la envoltura material, con la que el espíritu jura que se propone ir en busca de la verdad unido a sus Hermanos, apoyándose en ellos y

apoyándolos con el mismo fin. El hecho exalta el sentido fraternal del hombre como virtud que puede y debe ser elaborada desde la autenticidad del individuo.
Ésa es la diferencia respecto a la simple adhesión a una causa y el amor e entrega total a una verdadera y justa.

7. LOS GUANTES
Algo que también hemos ido dejando atrás en el olvido la entrega de un par de guantes que simbolizaban nuestra entrada en logia y nos hacían comprender que las manos de un masón deben conservarse siempre puras, y sin mancharlas en las aguas cenagosas de los vicios, también se le daba otro par para la dama que mas él quisiera sin explicarle cual este es el único momento que tiene un hermano de entregar a la dama que el desee un obsequio de su logia. LA PALABRA SAGRADA
Posteriormente ya en el Oriente el venerable maestro le dirá al oído uno de los principales medios para lograr identificar a un hermano Masón que posea el primer grado, cualquiera que sea su raza, su nacionalidad y el Idioma que hable, se refiere la forma de transmitir la palabra sagrada del Aprendiz Masón, la misma que invariablemente se expresa al oído, inmediatamente después de haber dado los Tocamientos, de la manera especial que ya nos es conocida.

8. RESTITUSION DE LOS METALES
La ceremonia iniciática finaliza en el mismo punto en que tuvo su principio: habiéndose hecho sentar al recién iniciado en el lugar que le corresponde, es decir, en el Oriente, para que pueda proceder de allí en el simbólico camino que, en sentido inverso a la dirección de sus viajes, en su progreso masónico; después de la proclamación y del reconocimiento de todos sus hermanos, se le restituyen los metales, cuidadosamente guardados, de los cuales había sido despojado al comenzar la ceremonia .

9. LA CADENA DE UNION
Aquí deberíamos formar la “Cadena de Unión” que simboliza tan perfectamente la unión de todos los

masones del mundo así. Es ahora más fácil comprender por qué el Aprendiz aprende a establecer sus ideas de cómo se convierte de él en Piedra Bruta a Piedra Cúbica, a fin de que puedan aparecer a la vez la exigencia y la existencia de un Centro que la genere y la sostenga, centro Ignorado de todos aquellos de quienes únicamente las “manos” forman la Cadena de Unión.

http://www.granorientedeuruguay.org/



Por hoy me he salido de tema volveré luego a redireccionarme hacia el Temple y su ruta que es lo que aquí trato de recorrer, no esta demás despuntar el vicio en otros movimientos surgidos en la misma raíz.

FUENTE: https://uruguayestemplario.wordpress.com/2014/11/15/companero-mason/