09/23/2020

El aprendizaje a cualquier edad

Anuncios

¿Qué tiene pendiente de aprender? No siga con la pausa y ponga en movimiento las estrategias para lograrlo.

Por Ingrid Reyes

Archivado en:AprendizajeEducaciónTercera edadA cualquier edad es posible aprender nuevos conocimientos. (Foto Prensa Libre: Andrea Piacquadio en Pexels)

María del Pilar Grazioso, doctora en psicología, docente, Investigadora y psicoterapeuta explica que hoy se conoce que en cualquier etapa de la vida es posible aprender.  “Aquello que decíamos antes de soy así y no puedo cambiar…es falso.  Las investigaciones en neuropsicología han demostrado que nuestras neuronas son flexibles y permeables y podemos entrenar diferentes circuitos para adquirir nuevos hábitos”, dice la experta.LEA MÁS

 

Con la práctica se generan esos nuevos circuitos.  Cada vez que hacemos algo diferente a lo acostumbrado o totalmente nuevo nacen otras conexiones entre la información que se recibe y la manera de expresarlo o resolverlo.

Por su parte el psicólogo Arturo Alejos, comenta que el aprendizaje es uno de los grandes valores de la vida porque lo aprendido aumenta el potencial de cada persona.

Alejos recuerda que antes se creía que la etapa ideal de aprender era hasta los siete años y aunque es importante,  se ha comprobado que el cerebro humano necesita aprender para seguir creciendo.

El camino es reconocer a que se quiere dedicar y aprender formas más sanas.  En este proceso también se vale tener miedo, estar triste, pero es importante identificar esas emociones para dejarlas ir y que esos pensamientos no nos frenen y limiten el trabajar en los talentos y habilidades personales de una manera sana para que la persona se dirija a proponer estrategias”, agrega Grazioso.

Acerca de la motivación personal, es importante crear consciencia acerca que esta época de pandemia que vive el mundo, explica Grazioso, “esta pandemia no tendrá secuelas únicamente socioeconómicas sino en el bienestar y la salud emocional en las personas, que ha sido un tema tabú.  Como sociedad se requiere de estrategias de reactivar la economía,  sin olvidar que el recurso humano va a estar cansado, desesperanzado con un cúmulo de temor y si no se aborda directamente la parte emocional no tendrán suficiente energía para retomar su vida y no sé si está en la agenda de país como de todas las organizaciones que están comprometidas con esto”, afirma.

¿Cuáles son los deseos pendientes de aprender?  Es tiempo de darle fuerza y concretarlo.  (Foto Prensa Libre: Vlada Karpovich en Pexels).

Si no se afrentan los requisitos básicos para invertir en estos aspectos, la población se manifestará en enojo, cólera, ira, entre otras emociones.  “Necesitamos apostarle a sanarnos y no necesariamente hemos sido preparados para enfrentar adversidad, sabemos que hablamos de resiliencia, pero no somos entrenados y ante el miedo y la adversidad podemos paralizarnos o tratar de evadir”, agrega Grazioso.

Una parte importante durante esta época es expresarse para que esas emociones no se conviertan en toxinas en el interior.  Existen opciones de profesionales en redes que ofrecen servicios, acercarse a amigos o bien sentarse frente a una ventana y expresar aquello que se siente, ayudará.

¿Un problema con la edad y otros obstáculos?

Es necesario empezar a desestigmatizar que la edad es una limitante.  Adultos mayores regresan a la Universidad y aunque no tienen la facilidad o rapidez de los jóvenes para las distintas plataformas, eso no quiere decir que no tengan la competencia de aprender, agrega Grazioso.

No es la única limitante y a veces son mandatos ancestrales y se cree que algo no es posible.  Pero, en realidad, el humano lucha por botar paradigmas y creencias que le limitan.  Así explica Grazioso que  se necesita transformar esas creencias y con ello establecer un cambio de estructura y de pensamiento que se anida en una estructura social y se empiezan a tener estos diálogos reflexivos y críticos.

El primer punto para salir de ahí es ponerle nombre a eso que está sucediendo y ser más conscientes para acabar con esos viejos paradigmas.  Al ponerlo en palabras y expresarlo es posible decidir qué se necesita para dar un paso más allá.

Esfuerzo, paciencia, perseverancia y flexibilidad son necesarios frente a los cambios.  Si un plan no funciona se crea una nueva modalidad. 

Algunos podrían requerir el acompañamiento de un psicólogo, de una asesoría en una universidad, un instituto técnico y buscar posibilidades para tener un plan de acción.  Podría necesitarse ayuda y buscar a la persona idónea para concretar el plan y se siguen los pasos.

Otro asunto para considerar es prepararse para levantarse de cualquier recaída y ser perseverante.  “Cuando cambio un patrón de pensar, sentir o hacer no todo va a ser color de rosa y un camino pavimentado sin ningún hoyo, piedras, agujeros y situaciones en las que voy a tropezar y necesitaré practicar mucho ejercicio de relajación y calma para volver a agarrar fuerza y seguir adelante para no paralizarme frente al primer obstáculo”, dice Grazioso.

La vida en línea

Sin duda para toda la población uno de los grandes cambios y aprendizajes que ha traído la pandemia es que un gran número de actividades se hacen en línea.

Grazioso establece que es importante la solidaridad intergeneracional.  Niños y adolescentes deben respetar a las personas mayores y complementarse, ayudarse colaborativamente para enseñar y aprender.

Un gran número de cuestiones se harán en línea a partir de ahora en adelante.  (Foto Prensa Libre: Anna Shvets en Pexels)

“Es necesario ver una perspectiva más general de cómo nos apoyamos unos a otros”, concluye Grazioso.

Alejos además pone otro contexto en perspectiva y es que el aprendizaje en este punto se complica porque los niños no cuentan con computadores ni redes en sus hogares y existen otros aspectos que se debe trabajar a nivel educativo y social.

La enseñanza en línea que está creciendo también permitirá todo tipo de estudios para que las personas concluyan procesos y tengan nuevas oportunidades, dice Alejos.

Además, recomienda que todos debiéramos a diario aprender algo nuevo.  “Pero aunque tenemos la facultad de hacerlo a veces no está el interés y al vencerlo no hay barrera que no se pueda romper”, agrega el experto.

FUENTE: https://www.prensalibre.com/vida/salud-y-familia/el-aprendizaje-a-cualquier-edad/?utm_source=Prensa&utm_medium=Mailing&utm_campaign=PorLaManana&utm_source=Por+la+mañana+-+Boletín+de+noticias&utm_campaign=4dbbcdc651-EMAIL_CAMPAIGN_2018_01_05&utm_medium=email&utm_term=0_1317a46cce-4dbbcdc651-203669189