09/21/2020

Sánchez, el rey de la incoherencia dispara el guerracivilismo

Anuncios

Juan Carlos I: no se juzgan instituciones, sino personas. Mentira. Considera vigente el pacto constitucional. Mentira. Y no sabe en qué país está el emérito. Mentira.

Eulogio López 04/08/20 18:23

Consejo de Ministros y comparecencia de Pedro Sánchez para resumir el curso político. El rey de la incoherencia resucita el guerracivilismo en España

Consejo de Ministros. Pedro Sánchez pone fin al curso político en una comparecencia ante los medios donde no ha dejado ni uno solo de sus tópicos: transición ecológica, transición digital y cohesión y, naturalmente, feminismo. Y le encanta hablar, al estilo Fidel Castro. Luego, en las respuestas, sale con una frase que debe considerar graciosa pero que molesta bastante a cualquier periodista: como no voy a darle ese titular.

Una rueda de prensa marcada por el autoexilio del Rey Juan Carlos INadie como Sánchez para forzar el guerracivilismo patrio… mientras apela a la unidad, nadie como el presidente para casar contrarios y unir imposibles. Es el rey de la incoherencia.

Ojo al dato: asegura Sánchez que con la fiscalía y Podemos lanzados contra Juan Carlos I “no se juzgan instituciones, sino personas”. Mentira. El objetivo de PSOE y Podemos no es Juan Carlos I, es Felipe VI y luego, la III Republica.

La idea del Gobierno socio-podemita es la marginación de todo aquel que no sea progre. En especial, los católicos 

Eso sí, por etapas. Por eso, Iván Redondo le ha pedido que repita (lo ha hecho hasta cinco veces) que el Gobierno defiende el pacto constitucional de 1978, es decir, la monarquía parlamentaria. Por ahora, sí. Dentro de un mes saldrá a colación un escándalo pavoroso -otra chorrada- que involucrará a Felipe VI -Podemos ya está en ello- y tendrá que dimitir el no emérito. Entonces Sánchez se verá obligado a abrir el debate entre monarquía y república y proclamarse Niceto Alcalá-Zamora, presidente de la III República española, que mola mucho. Para entonces ya tendremos un régimen bolivariano en España.

Más. Sánchez no sabe en qué país está Juan Carlos I. Pues será porque no ha querido averiguarlo.   

En cualquier caso, la idea del Gobierno socio-podemita es la marginación de todo aquel que no sea progre. En especial, los católicos. Legislatura del diálogo, cierto, pero mientras tus premisas coincidan con mis conclusiones. Si no, no hablo contigo porque te estás ¡autoexcluyendo!

Todas las medidas de Sánchez significan esto: más gasto. O sea, más impuestos y más deuda. Y eso lo dice el hombre que ha fracasado más en toda Europa en forma de PIB a la baja 

Economía: todas las medidas de Sánchez significan esto: más gasto. O sea, más impuestos y más deuda. Y eso lo dice el hombre que ha fracasado más, en toda Europa, en forma de PIB a la baja. Pero eso sí, lo anuncia con tiempo. Por ejemplo, en la rueda de prensa de hoy martes tenemos que deducir que las subidas de impuestos, salvo altas ya aprobadas, tendrán que esperar. Sencillamente, Europa no las acepta y ahora dependemos de la limosna europea.

Ahora reparen en que en el discurso sanchista la mejor defensa es un buen ataque. Así, acusa a la derecha de no plantearse la reforma fiscal, tan necesaria. No, señor Sánchez, la derecha sí que se lo plantea, lo que pasa es que se puede reformar el fisco al alza o a la baja. Y ellos prefieren bajar los impuestos mientras que usted pretende subirlos.

El Gobierno se propone ofrecer la FIV gratis. Es decir, más aborto y más eugenesia. Y memoria democrática 

Sin concreciones. Una colección de tópicos, aunque cuando se trata de medidas progresistas sí que concreta. Ejemplo: Sánchez ha anunciado que se propone ofrecer la FIV gratis. Es decir, más aborto y más eugenesia. Recuerden, la FIV no es vida, es muerte.

¡Ah!, y memoria democrática. Sí ya saben en qué consiste la memoria democrática.

El resultado final es el mismo: Sánchez, el rey de la incoherencia, resucita el guerracivilismo en España.

FUENTE: https://www.hispanidad.com/confidencial/consejo-ministros-sanchez-rey-incoherencia-dispara-guerracivilismo_12020290_102.html