09/20/2020

El timo de los sorteos de autocaravanas en Facebook: el fraude online de moda que no ha dejado de captar víctimas este verano

Anuncios

ALESYA MAKAROV Y JAVIER LACORT

El primer verano de nuestras vidas bajo una pandemia mundial parece un contexto ideal para pensar en unas vacaciones en la que compartamos menos espacios de lo habitual. Por ejemplo, reemplazando los hoteles por una autocaravana. Y si además nos sale gratis, ya lo bordamos.

Es lo que proponen varios sorteos online que han florecido en forma de páginas de Facebook desde que finalizó el estado de alarma: regístrate aquí, dame tus datos, y ya si eso te aviso si has ganado. Claro que Internet está lleno de lobos con piel de cordero.

«…y cuénteselo a sus amistades»

La dinámica es simple: una página de Facebook, o bien con un nombre relacionado con las caravanas o con los viajes en general, anuncia que está sorteando varias autocaravanas. A veces no da más detalles, en otras ocasiones pone excusas inverosímiles, como que no puede venderlas ya que tienen algunos arañazos.

Si a eso le unimos el hecho de no tener detrás a ninguna empresa mínimamente reputada, ni unas bases legales (algo que exige la ley para concursos y sorteos), ni absolutamente nada que atribuya confianza más allá de obnubilarnos con una caravana gratis… demasiados indicios de que el sorteo no es lo que puede parecer.

Las páginas con el mismo modus operandi se pueden contar por decenas. Algunos de sus nombres:

  • Viajes de Ensueño
  • Tu caravana VIP
  • Caravio
  • Coravan
  • Campees
  • Ofertas y promociones

Veamos en primer lugar cómo operan. Publican actualizaciones como la de la siguiente imagen, en la que indican que únicamente hace falta comentarla, compartirla y seguir a la página para participar en el sorteo.

Esta dinámica podría ser relativamente creíble. Miles de sorteos auténticos funcionan cada día con las mismas exigencias para los participantes, aunque con premios mucho más pequeños. Cuatro caravanas como esa pueden costar de 150.000 euros en adelante. Lo que falla, además del premio demasiado generoso, es que ni hay unas bases legales, ni hay una empresa adjudicándose el sorteo, ni hay nadie detrás como para pensar que le va a salir rentable un sorteo así gracias a la publicidad que le supondría.

En España, un sorteo o un concurso online sin bases legales = un sorteo del que desconfiar

Luego está el hecho de que los sorteos se suceden durante varios meses, pero las fotos usadas para promocionar las caravanas son siempre las mismas. Esas fotos son básicamente robadas de páginas de anuncios de alquiler o venta de estos vehículos, tal y como comprobamos rápidamente mediante una búsqueda inversa en Google.

Muchos indicios de que todo es un fraude, que no existe tal sorteo y sin embargo hay miles de usuarios que han dado su «me gusta» a una de estas páginas, posicionándose además como personas potencialmente interesadas en los viajes y en este tipo de vehículos.

Más allá de los Pirineos

Hasta ahora, todo ha aparecido en un perfecto castellano, lejos de las traducciones aberrantes de las típicas estafas del príncipe nigeriano. En esta actualización de una de estas páginas hay indicios que llevan a pensar que quien lo ha escrito se ha criado hablando en castellano, como el «tod@s», o el «pronto habrán más» (sic), además de la redacción en sí.

Si accedemos al apartado «transparencia» que tienen todas las páginas de Facebook, vemos que hay tres personas que la administran: dos son españolas, la otra es estadounidense.

En ‘Caravio Classic’, otra de las páginas que promocionan estos falsos sorteos, aparece un único administrador de Indonesia y es de finales de 2018. Es, junto a la página anterior (‘Viajes de Ensueño’), la más antigua que hemos encontrado.

La de ‘Caravio Classic’, además, no fue creada con su nombre actual, al contrario que ‘Viajes de Ensueño’. El nombre con el que fue creada fue «Triyono Cendhol», una identidad que corresponde a un indonesio con el que intentamos contactar, sin éxito, para preguntarle si tuvo algo que ver con aquel movimiento de 2017.

En otras páginas similares encontramos varias localizaciones más, como Italia y Rumanía, aparte de España, Estados Unidos e Indonesia. No obstante, predominan las páginas gestionadas desde España. Algunas son extremadamente populares, con más de 200.000 comentarios y 440.000 veces compartidas sus publicaciones, como la de la siguiente imagen:

Y en varios idiomas:

Con todo esto, es inevitable hacernos la siguiente pregunta:

¿Qué obtienen los estafadores?

A esta pregunta hay dos respuestas, en función de cómo se haya orientado el sorteo.

Si solo pedía lo antes mencionado, seguir a la página y compartirla, obtienen páginas con muchísimos seguidores listas para revender en el extraño mercado de páginas de Facebook, cuentas de Instagram, canales de YouTube, etc. Dos ejemplos los encontramos en Fanpagedeal y en Fanspagemarket), plataformas en las que se puede comprar tanto una página en sí (filtrando por país, temática, número de seguidores…) como los habituales likes o seguidores. Unos ejemplos de la cantidad de seguidores obtenidos en pocos meses y sin apenas trabajo para las páginas antes mencionadas:

  • Viajes de Ensueño: 104.000 seguidores
  • Tu caravana VIP: 100.000 seguidores
  • Caravio: 49.000 seguidores
  • Coravan: 279.000 seguidores
  • Campees: 73.000 seguidores
  • Ofertas y promociones: 179.000 seguidores

Si además pedían otro tipo de información personal, también obtienen bases de datos segmentadas de usuarios de los que se sabe un interés en viajes y autocaravanas, algo con salida comercial para fines publicitarios de terceros. Una empresa de este sector bien puede estar interesada en una lista de personas, con métodos de contactar con ellas, atraídas potencialmente en su producto. ¿Esto también ocurre? Sí, y aunque usan los mismos nombres, como ‘Coravan’, en menor medida: no es tan habitual ver páginas de este tipo que piden información personal para participar en los sorteos. Lo que predomina son las páginas engordadas con seguidores, sin más, donde solo se pide difundir el sorteo para participar en él.

El círculo se cierra

En algunos sorteos se nos invita a pasar a registrarnos mediante una página externa. Esa página externa nos dice automáticamente que enhorabuena, que nos alegremos, porque hemos ganado una autocaravana.

Aparentemente, el administrador de esta web no es de los que domina el castellano: se empiezan a notar las malas traducciones automáticas y el dólar reemplaza al euro como divisa principal. Pulsamos «Register Now» y nos lleva a otra página intermedia, con la misma caravana de fondo y que habla de darnos dinero en efectivo.

Volvemos a pulsar en el «Register Now» y tenemos un flashback con otro artículo que publicamos en Xataka hace algo más de un año. En aquel artículo vimos cómo funcionaba el negocio de las webs de falsas plataformas de suscripción a contenidos digitales, que pedían diez o quince euros al mes a cambio de servicios equivalentes a Xbox Game Pass, Spotify o Netflix, pero que realmente no tenían contenido alguno.

Esta página lleva a la misma web falsa de suscripción a contenidos «premium» que no es más que un engaño. La misma web alojada bajo decenas de dominios redireccionando a otros dominios que en su día pertenecieron a plataformas de descargas de libros electrónicos, por ejemplo, como Espamobi.

Libros, videojuegos, música, películas… Hay varias webs con la misma arquitectura, copys, diseño y sistema que proponen lo mismo. Suscripciones a cambio de tarifas planas de contenidos que simplemente no funcionan (para cobrar sí) ni tienen nada que aportar al usuario. En varios foros de soporte y quejas de consumidores se pueden encontrar centenares de reclamaciones que incluso hablan de incapacidad para evitar que sigan cobrando la suscripción mensual.

La web da pie a pensar que el registro en esa plataforma es un paso necesario para cobrar el premio, ya sean los 5.000 dólares, los 50.000, o la autocaravana. Y por ahí pueden llegar registros y suscripciones vía tarjeta de crédito que, como comprobamos en su momento, pueden no dejar de cobrarse de forma recurrente hasta que bloqueemos mediante nuestro banco al emisor de los cobros.

Algunas páginas parecen hechas en dos minutos, con un logo genérico bajado de Google Imágenes y un nombre espontáneo. En otras ocasiones, hay marcas que parecen mucho más comerciales, con logos bastante buenos, algo que puede transmitir cierto nivel de reputación a la supuesta empresa que está detrás del sorteo.

Sí y no. En efecto, son logos profesionales, pero al menos en dos casos, robados a BrandBucket, una plataforma de venta de imágenes de marca: construyen logos e identidades corporativas para sectores determinados —en este caso, autocaravanas o viajes de acampada— que luego venden a precios de entre 2.000 y 3.000 dólares junto a su dominio web correspondiente.

El de Caravio y el de Coravan, ambos juegos de palabras basados en la palabra ‘caravan’ (‘caravana’ en inglés), siguen a la venta, algo que indica que no han sido comprados. El de Campful sí aparece como comprado, y el dominio campful.com lleva a una web privada, protegida con contraseña. Su WhoIs, la herramienta para conocer la identidad de los propietarios de un dominio web, está protegido, por lo que no muestra dato alguno. Tampoco usan un acortador de enlaces como bit.ly mediante el cual poder ver datos del tráfico que generan. Hemos tratado de contactar con BrandBucket para obtener información sobre la compra de Campful, sin haber obtenido una respuesta por su parte..

Es exactamente el mismo escenario, el mismo callejón sin salida, al que llegamos en marzo de 2019, cuando tratábamos de averiguar quién hay detrás de los falsos servicios de suscripción a contenidos online. Ahora sabemos que hay, como mínimo, personas de varios países (España, Italia, Indonesia, Rumanía, Estados Unidos) en algún punto de la cadena.

Qué hacer si has sido víctima del fraude

  • Si diste un «me gusta» a una de estas páginas, retíraselo, y elimina tus comentarios o estados en los que compartiste uno de estos sorteos para evitar que otras personas caigan en el mismo engaño.
  • Si diste datos personales en alguna web a la que te enlazaron desde estos sorteos, vigila posibles llamadas o correos extraños en los que te ofrezcan algún tipo de producto o promoción. Tener tu número de teléfono o tu correo puede definirte como potencial víctima de otra trampa similar.
  • Si diste algún dato bancario, denúncialo en una comisaría. Te será especialmente útil ante tu banco si acabas sufriendo algún cobro no deseado con origen en esta estafa. También puedes comunicárselo a tu banco para recibir asistencia.

FUENTE: https://www.xataka.com/seguridad/timo-sorteos-autocaravanas-facebook-fraude-online-moda-que-no-ha-dejado-captar-victimas-este-verano?utm_