09/18/2020

Las exóticas (y caras) vacaciones de los Obama en una isla del Caribe

Anuncios

El matrimonio Obama, después del fin del mandato de Barack en Estados Unidos, se han ido de vacaciones a las Islas Vírgenes Británicas. Desde este lunes, la pareja se está alojando en una propiedad anunciada en HomeAway en este exclusivo destino caribeño. Antes pasaron unos días en Palm Springs en la residencia del ex embajador en España, James Costos, y su pareja, el decorador Michael S. Smith.

Imagen de la piscina de la casa de Branson. HomeAway

Los Obama están disfrutando de unos días de descanso para dos en la isla de Necker, un paraíso privado frente al mar, propiedad del empresario de fama mundial Sir Richard Branson, fundador del imperio Virgin. Un destino donde en 1989 se refugió Lady Di o donde los Beckham celebraron sus diez años de matrimonio. La casa se alquila por 80.000 euros la noche y tiene capacidad para albergar a 34 huéspedes y a 100 personas de servicio.

Se desconoce si el ex presidente de los Estados Unidos ha pagado tal cantidad por hospedarse allí. Branson siempre apoyó a Obama.»Realmente me preocupa que alguien como Donald Trump aspire a la presidencia. Puede ser muy peligroso», dijo hace unos meses. Michelle Obama llegó a la isla privada del empresario a bordo del avión privado de Branson.

Imagen del dormitorio principal. HomeAway

Los Obama podrán divisar las vistas más azules desde cualquiera de sus tres terrazas en la azotea, refrescarse en su jacuzzi privado o simplemente tomar el sol teniendo a un paso la exuberante naturaleza y el mar. Lujo y sofisticación marcan el interior de la suite: el dormitorio también cuenta con una cocina para que no les falte ni bebidas ni aperitivos durante su estancia. La pareja podrá disfrutar de los sabores caribeños a la luz de la luna o en una cabaña en la playa, o si lo prefieren, en su propia suite.

Estos huéspedes tan especiales también podrán practicar deportes acuáticos de todo tipo, tenis con instructores profesionales en las dos canchas iluminadas, entrenarse en una sesión en el gimnasio y relajarse al final del día en alguna de las dos piscinas o en el spa.

FUENTE: https://www.elmundo.es/loc/2017/01/26/588a18a722601d8b338b45bb.html