09/26/2020

Antifa: ejemplos de violencia y terrorismo que muchos medios han estado ocultando

Anuncios

Una ola de violencia gratuita alentada por la extrema izquierda

Los disturbios empezaron esta vez con la excusa de protestar contra la muerte de un hombre negro, George Floyd, a manos de un policía que ya ha sido detenido. Las escenas que se están viendo en Estados Unidos, muestran en muchos casos a jóvenes encapuchados asaltando tiendas y robando todo tipo de artículos, en un espectáculo de violencia gratuita que nada tiene que ver, como afirman algunos, con la lucha contra el racismo. Aquí algunos ejemplos:

La violencia no sólo se ha dirigido contra tiendas y mobiliario urbano. Ayer en Dallas, Texas, un joven fue brutalmente golpeado en el suelo por los ultraizquierdistas, que le dejaron herido e inconsciente en el suelo:

En Portland, Oregón, extremistas de izquierda agredieron brutalmente a un hombre por el simple hecho de llevar una bandera de Estados Unidos:

El pasado sábado en Mineápolis, Minesota, una mujer en silla de ruedas que intentaba defender su tienda fue agredida por los saqueadores, que dispararon contra ella el contenido de un extintor de incendios:

Trump señala a los anarquistas y anuncia que Antifa será declarado como grupo terrorista

Tras advertir que esta violencia está siendo impulsada por “anarquistas”, ayer el presidente de Estados Unidos anunció que su país señalará a “Antifa” como grupo terrorista. En varios países algunos izquierdistas han interpretado que Trump pretende ilegalizar el antifascismo, es decir, el rechazo a la ideología fascista. No es así. Por “Antifa” se conoce en EEUU y en otros países a grupos violentos de extrema izquierda, que han protagonizado actos de violencia e incluso de terrorismo en otras ocasiones. Hace tres años, más de 300.000 personas firmaron una petición de declarar a “Antifa” como grupo terrorista en EEUU, siendo una de las iniciativas con más apoyos que se han publicado en la web de peticiones de la Casa Blanca. La petición planteaba la siguiente argumentación:

El terrorismo se define como “el uso de la violencia y la intimidación en la búsqueda de objetivos políticos”. Esta definición es la misma que se utiliza para declarar ISIS y otros grupos, como organizaciones terroristas. AntiFa se ha ganado este título debido a sus acciones violentas en varias ciudades y su influencia en los asesinatos de varios policías en los Estados Unidos. Es hora de que el pentágono sea consistente en sus acciones y, al igual que legítimamente declararon a ISIS un grupo terrorista, deben declarar a AntiFa un grupo terrorista por razones de principio, integridad, moralidad y seguridad.”

Antifa y su ola de violencia contra los resultados de las elecciones de 2016

En los meses anteriores, grupos de extrema izquierda autotitulados como “Antifa” habían provocado una ola de violencia contra los seguidores de Donald Trump tras su victoria electoral. Aquí podéis ver los altercados causados por “Antifa” en Portland, Oregón, dos días después de las elecciones:

Entonces se vieron escenas muy parecidas a las que estamos viendo ahora, como los ataques a escaparates y a tiendas:

Antifa llamando a sabotear líneas férreas en EEUU

La violencia gratuita que provocan estos grupos rebasa el ámbito de la violencia callejera y se adentra en el ámbito del terrorismo. Entre abril y noviembre de 2017 hubo sabotajes de grupos anarquistas a vías férreas en los estados de Washington, California y Oregón. La web de extrema izquierda Puget Sound Anarchists publicó un mensaje reivindicando uno de esos ataques, en el que sus autores afirmaban: “Los ferrocarriles son de fácil acceso y en todas partes. El sabotaje es divertido y fácil”, un ejemplo más del gusto por la violencia gratuita de estos grupos extremistas.

Unos fanáticos que califican a todo el que discrepa como ‘fascista’

La filosofía de esos grupos violentos es la habitual de la extrema izquierda. Consideran que contra el fascismo está justificada la violencia e incluso el asesinato, y para ellos “fascista” es toda persona a la que ellos señalen como tal, sea realmente fascista o sea un conservador, un liberal, un cristiano o cualquier persona que simplemente les lleve la contraria. Se trata de un argumento circular que sirve para justificar la violencia gratuita contra cualquiera. Y es que si un antifascista te ataca, entonces se supone que eres fascista y que el ataque está justificado, aunque en realidad no sea más que una forma de violencia política que se distingue muy poco de la usada por los fascistas en el siglo pasado.

Un ejemplo de esa violencia gratuita ocurrió en Berkeley, California, el domingo 27 de agosto de 2017. Un grupo conservador se manifestaba de forma pacífica: un centenar de anarquistas de “Antifa” irrumpió en la marcha agrediendo a los manifestantes, con una forma de actuación que se diferencia poco de la utilizada por los camisas pardas del Partido Nazi contra sus rivales políticos en la década de 1930:

La agresión de un grupo antifa contra un periodista gay y conservador de origen vietnamita

Muchos medios izquierdistas han alimentado esa peligrosa espiral de violencia, presentando a esos agresores como “antifascistas”, cuando en realidad no son más que fanáticos de extrema izquierda que agreden a cualquiera. Una de las excusas más habituales para esa violencia es el antirracismo y la defensa de los colectivos LGTB. A la hora de la verdad, los miembros de “Antifa” no dudan en agredir a personas de minorías raciales y homosexuales. En junio de 2019, miembros de Antifa agredieron al periodista conservador Andy Ngo, de origen vietnamita y que se declara gay, cuando informaba sobre los violentos altercados que estaban provocando esos extremistas de izquierda en Portland, Oregón. El periodista recibió patadas y puñetazos y tuvo que ser hospitalizado a causa de una hemorragia cerebral:

A pesar de la gravedad del hecho, un conocido medio izquierdista americano intentó blanquear la agresión y culpar al agredido por “provocar”, afirmando lo siguiente: “Ngo no es una víctima inocente, sino un simpatizante de extrema derecha que ha engañado a miembros de antifa en el pasado, posiblemente facilitando su acoso, y los provoca para que pueda transmitir el resultado”. “Antifa” agrede y periodistas de izquierdas lo justifican: tan culpables son los primeros como los segundos.

Un grupo “antifa” llama a atacar objetivos de EEUU en el mundo

La peligrosidad de estos grupos de extrema izquierda es evidente viendo lo que publican en sus sitios web y en sus redes sociales. Un ejemplo de ello es el Revolutionary Abolitionist Movement (RAM), un grupo anarquista que está promoviendo los disturbios de estos días en Mineápolis, utilizando imágenes incendiarias para promover lo que llama “actividad revolucionaria” y “guerra popular contra el Estado”, y calificando como “revolucionarios” a los que han asaltado la Comisaría de Policía de esa ciudad, y animando a atacar “objetivos políticos, militares y económicos de los Estados Unidos” en todo el mundo. Para que nos hagamos una idea de lo que entiende por política este grupo de fanáticos, en su sitio web presentan así a su rama de Filadelfiacon armas de fuego, un bate de béisbol y un machete:

Otro ejemplo de grupo de extrema izquierda dentro del movimiento Antifa es Red Guards Austin, una organización comunista maoísta que también se exhibe con armas de fuego y utilizando pañuelos y capuchas para ocultar sus rostros:

Redneck Revolt es otro grupo de ultraizquierda fuertemente armado, como se puede ver en su web. Fue creado en Kansas en 2009:

El terrorismo antifa en Europa

El terrorismo de extrema izquierda no es un fenómeno exclusivo de EEUU. En Europa han operado grupos terroristas de ultraizquierda como ETA, los GRAPO, el FRAP y otros (en España), las Brigadas Rojas (Italia), el IRA Provisional y sus escisiones (Reino Unido) y la Fracción del Ejército Rojo (Alemania), que han provocado miles de muertos durante décadas de acción criminal. Según Europol, en 2018 hubo 19 atentados terroristas de extrema izquierda en Europa, a los que habría que sumar algunos de los 83 atentados clasificados como separatistas, y un solo atentado de extrema derecha.

Entre los ataques más graves de 2019 se cuenta el intento de asesinato de Frank Magnitz, diputado del partido derechista Alternative für Deutschland (AfD)reivindicado por el grupo antifa Antifaschistischer Frühling Bremen (Primavera Antifascista de Bremen). El diputado tuvo que ser hospitalizado después de recibir una brutal paliza que le dejó gravemente herido:

Imagen de https://www.nytimes.com/es/2020/06/02/espanol/mundo/que-es-antifa.html

FUENTE: https://www.outono.net/elentir/2020/06/01/antifa-ejemplos-de-violencia-y-terrorismo-que-muchos-medios-han-estado-ocultando/