POLITICA E INMIGRACION

Las ausencias de Joe Biden preocupan a los demócratas: ¿estilo moderado o pura estrategia?

Algunos opinan que es respetuoso con las reglas que impone el coronavirus. Otros le piden que ponga más energía.

El ex vicepresidente y candidato presidencial demócrata, Joe Biden. Foto: EFELAS MÁS LEÍDAS

El tramo final de una campaña presidencial generalmente es una mezcla de viajes, cafeína y adrenalina. Pero mientras la peor pandemia en un siglo se cierne sobre los Estados UnidosJoe Biden se vuelca por un abordaje moderado de la campaña.https://imasdk.googleapis.com/js/core/bridge3.411.1_en.html#goog_30668090about:blankAds by

Desde que el 11 de agosto seleccionó a la senadora de California, Kamala Harris, como su compañera de fórmula, Biden estuvo 22 días sin hacer apariciones públicas, sólo realizó recaudaciones de fondos virtuales o se aventuró, desde su casa en Delaware, a ir a la iglesia, según un análisis de su agenda realizado por Associated Press. Hizo 12 visitas fuera de Delaware durante ese período, incluyendo su viaje a Washington este viernes, para presentar sus respetos a la fallecida Jueza Ruth Bader Ginsburg.

Durante el mismo tiempo, el presidente Donald Trump hizo 24 viajes que lo llevaron a 17 estados diferentes, sin contar una visita en persona a Nueva York, para visitar a su hermano enfermo en el hospital, o salidas de golf de fin de semana.

Joe Biden en Washington. Foto:Reuters

Joe Biden en Washington. Foto:Reuters

Los asesores de Biden insisten en que su abordaje es intencional, y que muestra respeto por las pautas de salud pública destinadas a prevenir la propagación del coronavirus, y presenta un contraste responsable con Trump, que reanudó las manifestaciones de campaña a gran escala – a veces por encima de las objeciones de los funcionarios locales.

Más energía

Aun así, algunos demócratas dicen que es crítico que Biden infunda más energía a su campaña.

El presidente del Partido Demócrata de Texas, Gilberto Hinojosa, dijo que no viajar debido a la pandemia era una “excusa bastante pobre”.

Joe Biden y su esposa Jill, en los funerales del a jueza Ginsburg. Foto: AP

Joe Biden y su esposa Jill, en los funerales del a jueza Ginsburg. Foto: AP

“Pensé que tenía su propio avión”, dijo Hinojosa. “No tiene que sentarse con un espacio entre otra persona en una aerolínea comercial como yo lo haría”.

Hinojosa argumentó que el hecho de que Biden priorizara las visitas a Texas y Arizona podría aumentar la participación de los latinos y potencialmente reducir la presión sobre él para barrer Wisconsin, Michigan y Pensilvania – donde ha centrado gran parte de sus viajes hasta ahora.

“Estamos haciendo campaña de forma segura y efectiva, y nuestro mensaje está llegando a los votantes de los estados en guerra y generando el entusiasmo y la energía que necesitamos para vencer a Donald Trump”, dijo el vocero de Biden, TJ Ducklo.

Biden/Trump, dos estrategias diferentes. Foto: AFP

Biden/Trump, dos estrategias diferentes. Foto: AFP

La carrera entre Biden y Trump generalmente fue consistente durante meses. Biden mantuvo una cómoda ventaja en la mayoría de las encuestas nacionales y tiene una ventaja, aunque más estrecha, en muchos de los estados disputados que decidirán la elección.

Pero las encuestas que mostraron carreras competitivas o incluso ventajas demócratas en los estados tradicionalmente republicanos resultaron ser falsos indicadores para los demócratas en 2016.

Cuatro años después, Biden se enfrenta a preguntas persistentes sobre si su campaña está organizando a los votantes y conectándose con ellos. Cuando visitó Charlotte, Carolina del Norte, el miércoles para una cumbre económica de los afroamericanos, Collette Alston, presidenta del Caucus afroamericano local, dijo que sólo se enteró con un día de antelación – cuando lo vio en la televisión.

Sólo 16 personas asistieron al evento y Alston advirtió que Biden no estaba llegando a quienes, según ella, necesita – “la gente que piensa algo así como, no me importa, realmente no quiero votar”.

Biden llega a Charlotte, en Carolina del Norte. Foto: AP

Biden llega a Charlotte, en Carolina del Norte. Foto: AP

“Creo que puede ganar en Carolina del Norte”, dijo Alton. “¿Puede ganarla basándose en lo que está haciendo ahora mismo? No. Esa no es la forma de ganar”.

Las visitas de estado de Biden a menudo parecen hechas a medida para un paquete de televisión: una pequeña mesa redonda o un municipio con distancia social, siempre con menos de 25 personas; ocasionalmente una parada en un negocio local o una visita con los primeros en responder; y luego horas de entrevistas consecutivas con los medios de comunicación locales.

Además de viajar más, algunos demócratas instan a Biden a ampliar su mensaje. Aunque ha dado discursos independientes sobre temas como la reforma de la justicia penal, el cambio climático y, el fin de semana pasado, la vacante en la Corte Suprema, Biden ignora en gran medida esos temas durante sus visitas de campaña. Cuando se presenta ante los votantes, generalmente se centra en el virus y en la mala gestión de la administración Trump.

Algunos demócratas instan a Biden a ampliar su mensaje. Foto: AFP

Algunos demócratas instan a Biden a ampliar su mensaje. Foto: AFP

Cuando un gran jurado decidió el miércoles no presentar cargos contra los oficiales de policía directamente involucrados en el asesinato de Breonna Taylor,ofreció sus condolencias a la madre, pero declinó comentar los detalles del caso en cámara. Más tarde emitió una declaración escrita más detallada.

David Axelrod, ex estratega y asesor de Barack Obama, dijo que la campaña de Biden es “sabia” para concentrarse en la pandemia porque es un “ancla alrededor del cuello del Presidente”. Pero dijo que sería una “oportunidad perdida” para Biden si no hablaba más sobre el futuro de la Corte Suprema, especialmente el impacto que podría tener en el cuidado de la salud.

“El futuro de la Ley de Cuidado de Salud Accesible y en particular el futuro de las protecciones para las personas con condiciones preexistentes es un tema muy cercano, y es lo que llevó a los demócratas a la victoria en 2018”, dijo Axelrod.

Los asistentes de Biden dicen que el horario relativamente breve, los pequeños eventos y la disciplina de los mensajes reflejan el mayor problema al que todavía se enfrenta la mayoría de los estadounidenses hoy en día: la pandemia de coronavirus. Biden también busca ofrecer un contraste responsable con Trump y sus manifestaciones, donde miles de personas renuncian a las máscaras.

“Cada vez que Trump se presenta y hace una manifestación sin máscara y dice que esto es exagerado, los demócratas están ganando la batalla del COVID”, dijo Jim Kessler, vicepresidente ejecutivo del grupo demócrata moderado Third Way.

Donald Trump durante un acto de campaña en Jacksonville, Florida. Foto: AFP

Donald Trump durante un acto de campaña en Jacksonville, Florida. Foto: AFP

Biden mantiene una agenda vigorosa incluso cuando no está viajando. Su campaña se convirtió en una potencia de recaudación de fondos a través de eventos mayormente virtuales. Recaudó un récord de 364 millones de dólares en agosto que le ha permitido cubrir a todo el país y gastar más que Trump.

Aun así, Trump ve el contraste en los viajes como una oportunidad para argumentar que su apretada agenda muestra que está trabajando más que Biden. El presidente aprovechó el anuncio de la campaña de Biden poco antes de las 9:30 en la mañana del jueves, de que no asistiría a ningún evento público en el día.

Biden pasó el día preparándose para su primer debate contra Trump la próxima semana.

“¿Vieron que puso un tope esta mañana otra vez?”, Trump dijo de Biden durante una manifestación el jueves por la noche en el hangar de un aeropuerto en Jacksonville, Florida.

“Poner un tope es cuando decís que no vas a hacer campaña hoy. Así que pone tope todo el tiempo. … Estoy en Texas. Estoy en Ohio. Estoy en Carolina del Norte, Carolina del Sur. Estoy en Michigan. Estoy en todas partes.”

Los asistentes de Biden contrarrestan y dicen que ven evidencia en las encuestas públicas y privadas de que el virus permanece en la mente de la mayoría de los votantes, y que tienen un caso convincente para hacer que gran parte de la crisis sea culpa de Trump. También dicen que su abordaje en eventos pequeños y de alto impacto tiene resultados.

Sin embargo, el enfoque cauteloso no es compartido por la esposa de Biden, Jill, quien ya se aventuró a ir hasta Maine y pasó el jueves haciendo cuatro visitas en Virginia. El sábado, ella se va a Iowa, otro estado que su marido no visitó en los últimos meses.

Hillary Scholten, una demócrata que busca un puesto en la Cámara de Representantes en Michigan, pasó una mañana la semana pasada recorriendo un banco de alimentos en Grand Rapids, la segunda ciudad más grande del estado, con Jill Biden. Ella es consciente de que Joe Biden puede no seguir el ejemplo.

“La gente querría verlo aquí”, dijo Scholten. “Dicho esto, hay una pandemia global.”

Associated Press

FUENTE: https://www.clarin.com/mundo/ausencias-joe-biden-preocupan-democratas-estilo-moderado-pura-estrategia-_0_nJv8ordaK.html?fbclid=IwAR1VvzX7_K5VndRstPz4uYvEx0eU9kz4CATGbGCOv0Z0_MFzEBURgz6O8X4

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .