MASONERIA

¿HACIA DONDE VAN LOS COMPAÑEROS?

El problema con la enseñanza en este grado es que cambia el método. Uno espera que nos sirvan en bandeja un conjunto de nuevos símbolos y nociones para memorizarlas. Pero en este grado los conocimientos teóricos ya los tenemos y ahora debemos experimentarlos, hacerlos carne, comprender las cosas en sí y por uno mismo. Debemos ser conscientes.

Como aprendices teníamos conciencia de lo que ocurría, para eso estudiamos y aprendimos diversos símbolos y rituales. Se “tiene” algo cuando ese algo es externo a nosotros; nosotros no “somos” ese algo, solamente lo “tenemos”. Y lo que se tiene, puede dejar de tenerse.

En cambio, cuando “somos” algo, ese algo es parte de nosotros. Lo que se “es” forma ya parte indisoluble de nuestra esencia

El ser consciente implica un proceso iniciático: se piensa, siente, quiere y obra con cabal conocimiento y en plena posesión (y dominio) de sí mismo; se refiere a un estado del alma, un estado en el cual se conoce perfectamente algo (por haberlo vivido), actuando en función de ese conocimiento.

Como aprendices no salíamos del templo, recibíamos lo que se nos enseñaba, ahora debemos buscar en todos lados, podemos y debemos salir del templo, para eso ahora tenemos una palabra de pase, para salir a experimenta y volver entrar para internalizarlo.

También aprendemos como compañeros ayudando y enseñando a los aprendices e interactuando con la sociedad. Preparando las cosas para enseñar a otros muchas veces aprendemos incluso con las dudas e inquietudes de los demás.

El Compañero es aquel que comparte habitualmente el pan, y si comparte el pan, comparte la vida, la conversación, los desafíos. Son los que se agrupan para formar un conglomerado organizado. Los que persiguen el mismo ideal. Los que contraen el mismo compromiso.

El Compañero ya no puede ser un individuo aislado que dedique sus estudios solamente para su provecho, sino que demás debe ayudar a sus Hermanos y a la sociedad en lo que le sea posible. El ritual nos dice que el COMPAÑERO DIRIGE Y VIGILA LOS APRENDICES Y ES EL AUXILIAR DE LOS MAESTROS. Debe compartir el pan para poder ver el fruto de su aprendizaje. De nada sirve tener progresos propios presentando trabajos, sino ayudamos a nuestros Hermanos menores.

El Compañero debe aplicar los conocimientos que estudió como Aprendiz, ya no de una forma teórica, sino más bien práctica a fin de entender y asimilar las enseñanzas

¿Donde busca el conocimiento el Compañero?,

Tal como indica la marcha: por todas partes, ya que parte de Occidente, de ahí al mediodía, de aquí al norte con miras de llegar al Oriente. Los cinco pasos de la marcha, recuerdan los cinco viajes.

Los viajes:

Primer viaje: los sentidos. El acceso a la realidad.

Primero, debe aprender a través de experiencias realmente vividas; en otras palabras, por lo que escucha, por lo que ve y observa, por lo que siente, por lo que gusta y lo que huele; en resumen, por contacto directo con la vida diaria a través de los sentidos.  Este proceso es continuo, a los conocimientos que obtiene hoy, agrega los de ayer y los de los días que han pasado antes.

Se dirige al estudio de los instrumentos que utilizamos para conocer, simbolizados en la Ceremonia por los sentidos (la vista, el oído, el olfato, el gusto y el tacto). Lleva dos instrumentos, el mazo y el cincel que representan la voluntad y la determinación inteligente.

Segundo Viaje: las artes liberales. Los lenguajes que soportan el conocimiento racional.

Ninguno de nosotros puede tener la experiencia personal para adquirir los conocimientos que debemos poseer. A todo lo adquirido a través de los sentidos humanos se les debe agregar los conocimientos de una educación formal. Por ello es que se han introducido las siete Artes y Ciencias Liberales en el ritual, representan los símbolos del conocimiento que se obtiene de otros. Las siete artes liberales que se difundirán como la suma de un trívium: lógica, gramática y dialéctica, y un quadrivium: aritmética, geometría, música y astronomía, son el eje de este Viaje.

Todo lo que nos dan a través de los cinco sentidos constituye la Experiencia. Todo lo que recibimos por la enseñanza formal, constituye la Educación. La suma de los dos es mucho más grande que cualquiera de ellas y representa la Sabiduría. Recordemos que la Sabiduría no se alcanza por medios directos, se aproxima a la misma ascendiendo por una escalera de caracol. El progreso se interrumpe a veces y nunca se sabe que hay más adelante, hacemos progresos diarios, pero nunca alcanzamos a ver claramente cuál es su destino final y no sabemos si llegaremos a obtenerlo.  Lleva como instrumentos la regla y el compás

Tercer viaje: Los órdenes arquitectónicos. La incidencia en la realidad.

Nuestro conocimiento de las civilizaciones antiguas, de aquellas que comenzaron a escribir la Historia de la Humanidad, se asienta en el estudio de lo que aún perdura de las mismas como los monumentos y cuando existen las escrituras y las artes.

Los monumentos, entendidos como una modificación del paisaje, nos hablan de la relación que cada grupo humano estableció con su entorno.

Lleva como instrumentos la regla por ser instrumento necesario en la arquitectura y toma una palanca para simbolizar que no hay imposibles y que con la ayuda de la razón y encontrando un punto de apoyo podemos vencer obstáculos que a simple vista parecerían imposibles.

Cuarto viaje: los grandes filósofos. La historia de las ideas de la Humanidad.

Tradicionalmente mencionábamos a los cuatro grandes filósofos Griegos (Pitágoras, Demócrito, Sócrates y Aristóteles) hoy sabemos que es imposible resumir la evolución de la Humanidad con el nombre de un grupo tan pequeño de hombres y que debemos incorporarla cultura de China, la India, a los pueblos Americanos y a todos los filósofos hasta nuestros días. Debemos estudiar los movimientos filosóficos y el desarrollo del pensamiento científico. Tengamos en cuenta que el 99% de todos los científicos que han existido desde el principio de la humanidad están vivos actualmente. Los compañeros deben estar actualizados con los avances científicos y tecnológicos.

Lleva como instrumentos la regla, y la escuadra

El Quinto Viaje

El quinto viaje se cumple sin el auxilio de ningún instrumento y en la dirección opuesta, hacia atrás y bajo la amenaza de una espada puesta sobre su pecho. Se cumple sin ningún instrumento porque habiéndose adiestrado en el uso de los seis instrumentos fundamentales de la construcción, el mazo, el cincel, la regla, el compás, la palanca y la escuadra, tiene ahora que buscar su séptima facultad, que corresponde a la letra G, cuyo perfecto conocimiento lo conducirá al Magisterio. El trabajo, será de una actividad espiritual, es la meditación que lo conduce a la contemplación de la Realidad.

Además, preguntarse quiénes somos implica también el preguntarse “qué hacemos”, no solo a manera de una búsqueda de conocimientos, sino también de cuestionamiento. Es por esto que la contestación a la pregunta del grado, cuando llegamos al cuestionamiento de nuestro accionar, nos coloca al borde de las definiciones de un deber ser, al borde del planteamiento de hacia dónde vamos, es decir a las puertas de la maestría.

FUENTE: https://josemariavilla.blogspot.com/

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .