ECONOMIA Y CORRUPCION

China deja de ser la principal fábrica del mundo

Empresas estadounidenses aceleran su salida, Japón estimula a sus firmas a repatriar sus producciones y hasta industrias chinas se mudan a otros países.

Si algo le faltaba a China para dejar de ser “la industria del mundo” sin dudas es la pandemia del coronavirus que ya mató a más de 90 mil personas y enfermó a más de 1,5 millones.

A la guerra comercial que Estados Unidos y el régimen chino vienen protagonizando principalmente desde la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump, que en el último tiempo entró en un fase de “calma”, ahora se le suma el COVID-19, que se ha convertido en los últimos meses en el principal motor por el que empresas estadounidenses mudan sus producciones a otros sitios.

Ese desplazamiento había comenzado con las amenazas de Trump de duras sanciones a las firmas de su país que produjeran en el exterior, principalmente en China. Pero los valores de producir en China tampoco son lo que eran ya no hace 30 años, cuando el gigante asiático comenzó a abrirse al mundo. Los costos, por diversos factores, crecieron en comparación con años recientes y hoy por hoy son el doble de lo que sale fabricar, por ejemplo, en Vietnam.

Desde hace un tiempo que muchas empresas extranjeras que producían en China implementaron la política de “China + 1”, es decir buscar otro sitio donde también fabricar y no centrarlo en un sólo lugar.

Ese fenómeno hizo que varios de los países del sudeste asiático fueran elegidos por grandes marcas para producir allí su factoría. Y se espera que la irrupción del coronavirus acelerará los tiempos y convencerá a aquellos que tal vez dudaban de la mudanza de hacerlo lo antes posible.

Esta situación no es exclusiva de las empresas estadounidenses o europeas. Son varias las fábricas de China que optan por producir fronteras afuera para abaratar costos ante el encarecimiento del proceso productivo en su propio país, el mayor control ambiental y la siempre presente guerra comercial con Estados Unidos.

En ese contexto, Japón ha tenido que desplegar un mega plan de de unos 2 mil millones de dólares para estimular a sus empresas a volver a producir en el país y dejen de hacerlo en China debido a los serios inconvenientes surgidos desde el brote de COVID-19, en tanto que también habrá ayuda para los que migren su producción a otros sitios.

China es el principal socio comercial de Japón y estaba prevista la primera visita de un mandatario chino a territorio japonés en diez años. Sin embargo, ese encuentro debió postergarse sin fecha de reprogramación. En febrero las importaciones provenientes de China habían caído a la mitad como consecuencia de la situación sanitaria, lo cual obligó a Tokio a acelerar los tiempos de ese proceso de incentivo a empresarios para retornar o mudar sus producciones.

La idea es que aquellas producciones de mayor valor agregado retornen a Japón, mientras que las demás se ubiquen en países del sudeste asiático.

Mientras la pandemia de coronavirus está lejos de aplacarse, lo que sí parece un hecho es que China será una de las principales víctimas económicas del COVID-19, en lo que supone una redefinición del mundo industrial.

ADNbaires

FUENTE: https://www.adnbaires.com.ar/interes-general/china-deja-de-ser-la-fabrica-del-mundo/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .