MASONERIA

DE LA CARIDAD EN LA MASONERÍA

¡Quien pudiera expresar la felicidad de que goza el que, teniendo solo a Dios y a su corazón por testigos de sus tiernas afecciones, puede acordarse de sus acciones benéficas, oír las bendiciones de los desdichados, a quien ha socorrido en sus infortunios, y recibir las muestras sinceras del agradecimiento, renovadas cada día con las consolaciones que verterá en las almas oprimidas de desdicha, de miseria, y de dolor!


 La caridad es la piedra angular de nuestras obras místicas, esta amable virtud, más llena de gloria que el primer rayo de luz que viene a aclarar un hermoso día, es el principio vital de nuestra sociedad; ella forma la base de todas nuestras acciones por lo que toca a nuestros HH.·.; ella es el guía que arregla nuestro celo y afán por el bien del genero humano, porque aunque las necesidades de nuestros HH.·. nos interesan particularmente, el mérito y la virtud en la indigencia, en cualquiera clase que se halle, merece nuestros beneficios y atenciones.
 La caridad M.·. tiene placeres que no son conocidos del profano, solo el verdadero M.·. puede conocer y practicar este tierno sentimiento con la delicadeza y consideración que realza el mérito y el precio de una buena obra.
 Cuantas ocasiones halla el Masón de cumplir con lo que debe a su prójimo, procurando a los infelices, todo genero de consolaciones, escuchando con paciencia y sensibilidad, la relación de las penas del afligido: cuidando de enjugar sus lágrimas, de aliviar sus necesidades, de animar y sostener su valor, y de mostrarle la esperanza.

En una palabra, la ocupación continua de un M.·. debe de ser la de apropiarse las dificultades de su prójimo. El alma verdaderamente benéfica, siente un gusto divino en anticipar sus auxilios a los que los necesitan.


La caridad fraternal, es también una virtud que procura al que la practica, el agradecimiento, la estimación, la amistad, y aún, la admiración de los hombres.
¿Podremos pues negar estos sentimientos a el que se ha hecho una obligación y un hábito de perdonar las debilidades y errores de sus hermanos, de cubrir sus faltas, de ensenarles a vencer sus pasiones, a conocer la paz del corazón y del alma, de conservar la amistad, de fortalecerles con ejemplos y buenos consejos, en los principios sagrados de la sana moral, de instruirlos de sus yerros y a perdonar sus injurias? Tales son los movimientos deliciosos y sublimes de un corazón tierno, que practica esta preciosa virtud en todas sus ramificaciones; en silencio, sin orgullos ni ostentación; hace el bien solo por gusto, y se esfuerza siempre por llegar a la pureza y perfección adquiriendo nuevas virtudes.

FUENTE: https://www.masoneriadelmundo.com/2018/04/de-la-caridad-en-la-masoneria.html#:~:text=Siendo%20la%20caridad%20la%20primera%20virtud%20social%2C%20y,placeres%20que%20goza%20el%20hombre%20que%20la%20ejerce.

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .