POLITICA E INMIGRACION

Elección 2020: parece que Trump está ganando de nuevo

TRADUCCION LIBRE

Durante el período previo a las elecciones presidenciales de 2016, las encuestas no coincidían con el sentimiento público. En Main Street USA, la gente común estaba harta de que las élites de Washington se llenaran los bolsillos y arrojaran a las familias trabajadoras debajo del autobús. Las encuestas infladas y los demócratas ruidosos consolaron a los liberales con garantías de que obtendrían al menos otros cuatro años de políticas progresistas bajo la presidencia de Hillary Clinton. Esas ilusiones se hicieron añicos cuando su castillo de naipes se derrumbó en el colegio electoral. El sentimiento de los votantes en el sur, Heartland y el suroeste indica que el presidente Donald J. Trump está listo para arrasar en las elecciones de 2020 de la misma manera que lo hizo en las elecciones de 2016.

“Por favor, tomen el hecho de que no estamos por delante de dos dígitos”, dijo la gerente de campaña de Biden, Jen O’Malley-Dillon. “Esas son cifras infladas en las encuestas públicas nacionales”.

A diferencia de Hillary, que creyó en la idea de que las elecciones eran más una coronación que una pelea política, la gente de Joe Biden entiende que los medios de noticias falsos y las encuestas sesgadas no significan nada. Tienen razón en estar preocupados porque los análisis recientes de las encuestas que muestran al demócrata con ventaja masivas están custionados. CNN, (considerado el líder en noticias falsas), promocionó una encuesta nacional que declaró que Biden disfrutaba de una ventaja de 16 puntos.

“La realidad es que esta carrera está mucho más cerca de lo que sugerirían algunos de los expertos que estamos viendo en Twitter y en la televisión”, declaró O’Malley-Dillon. “Incluso las mejores encuestas pueden estar equivocadas y que variables como la participación significan que en varios estados críticos críticos, estamos fundamentalmente empatados”.

Agregando peso a la admisión de las campañas de Biden sobre las encuestas contaminadas es el hecho de que los encuestadores están repitiendo el mismo error que los llevó a estar tan equivocados en 2016. Los encuestadores del último ciclo electoral encuestaron a sabiendas a muchos más demócratas registrados que republicanos, contaminando las encuestas. En estos días, los voceros políticos están tratando de salvarse alegando que los partidarios del “tímido Trump” no responden a las encuestas. Independientemente de si confían deliberadamente en la opinión de la izquierda o no, hay señales reveladoras que disipan el mito de que Biden está firmemente al frente.

En estados de batalla como Carolina del Norte, la candidata a la vicepresidencia, la senadora Kamala Harris, realizó una manifestación que no atrajo a más de seis personas. Eso no es un error de imprenta, seis, y pueden haber sido sustitutos de la campaña, lo que significa que nadie se presentó. Las encuestas nacionales indican que la carrera está muerta, incluso en Carolina del Norte.

Cuando no se esconde de COVID y preguntas sobre corrupción, Biden sufre constantemente una baja participación de votantes. Por el contrario, los mítines del presidente Trump se han multiplicado por miles a pesar de las preocupaciones sobre el virus. Los demócratas pueden criticar a los partidarios del presidente, pero su pasión parece ser incluso más intensa que en 2016.

La votación por correo les dio a los demócratas una gran ventaja en el estado clave de Florida. Se predice que quien gane Florida ganará las elecciones. Pero desde los primeros días de la votación en Florida, los votantes republicanos han ido reduciendo la ventaja de los demócratas. The Sunshine State (el Estado del Sol) se consideró una victoria definitiva de Hillary hasta el momento en que la perdió.

A medida que las elecciones se acercan cada vez más, incluso las encuestas que dieron apoyo emocional a los demócratas de línea dura se están desvaneciendo. Informes recientes apuntan a una ventaja que se evapora rápidamente para Biden en Michigan y Wisconsin. Y después de que Biden admitiera en el debate del jueves pasado que quiere “hacer la transición fuera de la industria petrolera”, selló su destino perdido en el estado clave de Pensilvania, donde el fracking es una industria importante. El presidente Trump llevó a los 3 estados indecisos por fracciones en 2016.

Pero un equipo de votación del que a los medios de comunicación no les gusta hablar es Trafalgar Group. En 2016, Trafalgar no se creyó en el bombo publicitario de Hillary, predijo correctamente la victoria de Trump. En esta ocasión, el encuestador jefe de la organización, Robert Cahaly, predice una repetición de 2016 y explicó por qué cree que Trump volverá a ganar.

“Lo que hemos notado es que en estas encuestas se pierde predominantemente el voto oculto de Trump. Existe un sentimiento claro entre los conservadores y las personas que están a favor del presidente de que no están interesados ​​en compartir sus opiniones fácilmente. Estas personas son más reacias a participar en las encuestas. Entonces, si no está compensando esto, no obtendrá respuestas honestas “, dijo Cahaly. “Veo al presidente ganando con un mínimo de 270 y posiblemente subiendo significativamente más en función de lo grande que sea esta corriente oculta”.

FUENTE: https://www.uspoliticsandnews.com/election-2020-it-feels-like-trump-is-winning-all-over-again/.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .