MASONERIA

Obreros de Hiram Abiff: Masonería iniciática

En su enunciado, la masonería está basada en la razón, por lo tanto: ¿Es iniciática? Hay diferentes tesis para definirla. La masonería es universal, porque estudia al ser humano como microcosmos y al universo como macrocosmos, esto quiere decir que el ser humano es una parte del universo.

Es imposible que el origen del universo esté desvinculado del origen del ser humano. La masonería como institución trabaja sin desaliento en la búsqueda de la verdad, en abrir conciencia y por el mejoramiento de la sociedad en la que vive. Este camino es lo que anima la voluntad del masón. Combate las pasiones, practica las virtudes y la fraternidad, los une los  fines e ideales y la cadena simbólica. Todo esto se logra luchando contra la ignorancia, practicando la justicia, obedeciendo las leyes del país donde se habita y sobre   todo al conseguir que la humanidad sea justa y libre.

Dentro de la masonería se denomina profano a la persona que no pertenece a la orden y desconoce sus ritos, por lo tanto este término no es ofensivo y no puede serlo porque de allí, de esa cantera, la masonería toma sus candidatos. La masonería es una augusta institución “iniciática”, “esotérica” y “tradicional”.

¿Por qué iniciática? En primer lugar porque comprende que en el ser humano hay un “antes” y un “después”, estamos velados para comprenderlo, y uno de sus objetivos es expandir la conciencia para correr ese velo. Es iniciática porque para ser admitido es necesario haber pasado por una “iniciación” en una logia regular por medio de un “rito”, y está reservado a un grupo limitado de “cualificados” que puedan comprender el conocimiento que le transmiten “los símbolos”.

La iniciación significa una “muerte iniciática” al mundo profano y un “renacer” o resurrección al sendero espiritual. Lo que se recibe en la iniciación  es la “transmisión” de una “influencia espiritual”, es el comienzo del sendero iniciático.

El símbolo transmite la manifestación de una idea profunda que se expresa por medio de un lenguaje oculto en el nivel espiritual y se comprende en este nivel. Hay que contemplarlo y meditarlo. El símbolo es contenedor del conocimiento, de sabiduría, es el vehículo para la comunicación entre tu ser y las vibraciones de los planos superiores. El iniciado debe tener cualificación que lo amerite para recibir lo que transmiten los símbolos, de lo contrario solo recibe información.

El “ritual” de iniciación es el punto de partida de una iniciación al conocimiento trascendente.  Es una experiencia interna para abrir conciencia. Lo “exotérico” es una experiencia externa, y no necesita cualificación para que comprenda lo que se le enseña al candidato. El sendero iniciático, basado en lo que le transmiten los símbolos, le permite comprender al iniciado lo que ocurre en nosotros mismos, en la naturaleza y en el universo. La “intuición” ayuda a comprender el orden que hay detrás de las apariencias (la intuición es un producto de la acción espiritual). El espíritu es aquello que le da sentido esencial y trascendente a la existencia humana. Para mi comprender, la masonería estudia la filosofía desde el punto de vista trascendente los temas de la existencia, el conocimiento, la verdad, la moral, la belleza, la mente, etc.

El masón, simbólicamente, es constructor, obrero de su propio templo interior, usando los materiales que le ofrecen los símbolos y su conocimiento para buscar la verdad. Solo el iniciado puede acercarse a la verdad, la virtud y la belleza. La manifestación de nuestro ser interno es un proceso que no está en el espacio ni en tiempo, se va manifestando a medida que se presenta la comprensión, es cuando el no manifestado se aproxima al iniciado, porque ha trascendido el EGO, es un ser libre.

El trabajo de un iniciado en la masonería es hacer una interrelación con su entorno, donde practica la moral, las buenas costumbres y las virtudes, características de su nuevo estado de conciencia. La filantropía masónica consiste en “disipar la ignorancia”, establecer una fraternidad, y compartir sus conocimientos con sus hermanos masones. Si se entiende por sociedad iniciática, es una sociedad que preserva o tiene una “sabiduría oculta”, que transmite una “tradición primordial”. La masonería es una institución de índole  iniciática. Quien realmente está dispuesto a recorrer el sendero trascendente, es quien se ha escogido a sí mismo. “Muchos son los llamados y pocos escogidos.” (Mateo 22:14).

FUENTE: https://www.elnacional.com/opinion/obreros-de-hiram-abiff-masoneria-iniciatica/?fbclid=IwAR0Y_DNGezh3PbJ8yTJ5zq5llSGuMOFJk1RKxWKXKlAZtTNcw6uha4FdQb0

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .