MASONERIA

JUAN EL BAUTISTA: UN HOMBRE VIRTUOSO

A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo
Es posible que ahora como nunca estemos expuestos a todo tipo de
adversidades: amenazas, restricciones, escasez y enfermedades. Además de
la inédita pandemia, para añadir presión, somos testigos en tiempo real de lo
que ocurre en el mundo y en nuestra comunidad.

El encierro, la inactividad y el terror nos llevan a circunstancias que jamás
hubiéramos imaginado. La crisis económica mundial parece difícil de
remontar. No se llega aún a disponer de una vacuna que frene el nivel de
contagios de Covid-19 y el temor a infectarse se hace cada vez mayor.

Jamás hubiéramos pensado que en nuestro país pudieran fallecer más de
ochenta y cinco mil personas de un mismo padecimiento en sólo seis
meses…y contando. Los homicidios y crímenes están en escalada.

Sólo en nuestro país mueren asesinadas 11 mujeres de todas las edades, cada
día. La violencia intrafamiliar cobra más víctimas que nunca, en especial
niñas y niños que sufren de maltrato o abuso. Hace alrededor de 15 años,
fuimos testigos del nacimiento de una nueva palabra: feminicidio, y hoy
lidiamos otra no menos cruel: homicidio de odio, que está vinculado con el
asesinato de una persona, a quien el homicida no conoce, nunca la visto, poco
sabe de ella… sólo la asesina por odio étnico, racial, religioso o de género.

En algunos países sudamericanos se habla de lo inimaginable: colapso de los
cementerios. En nuestro país, ocurren masacres en las agencias funerarias y
en los restaurantes…mientras que el Director de la Organización Mundial de
la Salud ha declarado que estamos frente a una bancarrota moral.
No obstante todo lo anterior, la masonería nos enseña cómo debemos
enfrentar la realidad actual.

Más allá del simbolismo, y de su riqueza iconográfica, la masonería nos
ofrece todo un sistema filosófico, filantrópico y progresista que puede
hacernos sabios para enfrentar la adversidad y dejarla atrás.
Los fundamentos filosóficos de la Orden, se remontan al menos tres milenios
y tienen vigencia actual.

Los antecedentes judeo-cristianos del Rito Escocés Antiguo y Aceptado se
establecen en personajes que fueron ejemplo en su época. Uno de esos
personajes es JUAN EL BAUTISTA, quien vivió hace poco más de dos mil
años.

El nombre Juan procede del hebreo Yohanan que significa “Jehová ha hecho
gracia”. Fue un orador que tuvo parentesco de sangre con Jesús, el Maestro de
Galilea. El Libro de la Ley Sagrada registra que la madre de Juan, Elizabeth,
y la madre de Jesús, María, eran primas.

Juan nació unos seis meses antes que Jesús. Por tal razón, inició su misión
antes que Cristo. Juan, viajó por toda la región del río Jordán promoviendo
un símbolo de conversión personal, un bautismo de arrepentimiento y perdón.
Por tal razón, se le conoce como Juan el Bautista.

Éste personaje es a quien la masonería considera como tutor, defensor y
benefactor de los principios éticos y morales útiles para el desarrollo del ser
humano.

La masonería lo considera como uno de sus prohombres, de tal modo, que
una de las dos fiestas más importantes del pueblo masónico es la fiesta de San
Juan Bautista, que guarda relación con el Solsticio de Verano y se celebra el
24 de junio.

La iglesia lo canonizó tomando en cuenta sus antecedentes espirituales y la
congruencia entre su predicación y su estilo de vida. Incluso la fiesta se
celebra para conmemorar el día de su nacimiento, en contraste con otras
fiestas, que se conmemoran el día de la muerte del festejado. Es cierto que las
Fiestas de Obligación vinieron ajustándose a través de una larga asociación y
sustitución de personajes históricos y mitológicos, entre los que destaca el
sincretismo entre el dios griego Jano bifronte Janus lo que facilitó la
migración del Janus pagano con el Yohanan, el Juan cristiano. La
concordancia y migración de personajes mitológicos y paganos, a personajes
cristianos reales, guarda relación también con la infraestructura zodiacal, la
composición y arreglo de las constelaciones, y las fechas del calendario que
corresponden a cada una de ellas…la fiesta de Juan el Bautista celebra el
nacimiento del sol triunfante.

La persona de Juan el Bautista, titular del Solsticio de Verano, fue evaluado
por el mismo Jesús quien dijo15 “entre los que nacen de mujer no se ha
levantado otro profeta mayor”.

La Biblia dice que Juan, se crió “en lugares desiertos hasta el día de su
manifestación a Israel”. Andaba vestido de pelo de camello, y tenía un cinto
de cuero alrededor de sus lomos; y comía langostas y miel silvestre Flavio Josefo, el historiador judío del siglo I, relata que Juan fue educado por la secta
de los esenios.

Su forma de vida, sus enseñanzas, sus prácticas ascéticas, y el uso que hizo
del símbolo del bautismo confirman esta suposición. Incluso el mismo
historiador Josefo, escribió de él: “Juan era un hombre bueno y exhortaba a
los judíos a vivir vidas justas…Juan enseñó que el bautismo no debe ser
empleado para obtener el perdón por los pecados cometidos, sino como una
consagración del cuerpo, implicando que el alma ya quedaba purificada por
una conducta apropiada…”

Con éstos antecedentes personales, no debe sorprendernos que Juan el
Bautista haya sido beatificado por la iglesia y que haya sido exaltado por la
masonería como uno de los modelos aseguir.

Consideremos que la misión de Juan el Bautista no era sólo predicar el
arrepentimiento, rechazar los vicios o promover el bautismo, sino que su
verdadera misión era allanar el camino para la llegada del Mesías.
Su misión fue la de iniciar a Jesús, el Maestro de Maestros, el más grande
avatar que ha tenido la humanidad, fue la de convertir a un ser mortal en
inmortal, a un ser humano en divino. No es coincidencia ni producto de la
casualidad el ancestral culto solar de Jano y su sincretismo con Juan el
Bautista.

Nuestro personaje es de gran talla, es un sol menor que abre el camino al Gran
Sol, la Gran Luz, que es Cristo. Juan el Bautista fue la voz que clama en el
desierto, profetizada más de 700 años antes por el profeta Isaías cuando
expresó:

Voz que clama en el desierto:
Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.
Todo valle sea alzado, y bájese todo monte y collado; y lo torcido se
enderece, y lo áspero se allane.

Juan el Bautista está asociado con el sol, la luz, por tanto consideremos que
nuestra Liturgia en el Instructivo de Aprendiz aparece el diálogo
entre el V:.M:. y el candidato: Profano, ¿Por qué os habéis hecho masón?
Responde: Porque vivía en las tinieblas y deseaba la Luz.

Pregunta ¿Qué significa esa Luz?

Respuesta El conocimiento de nuestros deberes hacia el Ser Supremo, hacia
nosotros mismos y hacia nuestros semejantes.

Pregunta ¿Qué visteis cuando se os dio la Luz?

Respuesta Un ara que alumbraban tres antorchas y en la que había un Compás
abierto con una Escuadra entre sus piernas sobre el Libro de la Ley y una
Espada Flamígera…”

Por otro lado, en la Ceremonia de Regularización, cuando el V:.M:. Pregunta
al M:.C:. ¿A quién nos presentáis?

Éste responde A un Q:.H:. que está en penumbra y desea recibir La Luz en
todo su esplendor”.

Los masones nos definimos a nosotros mismos como Hijos de la Luz, porque
en el rito de Iniciación, el masón nace en el momento en que cae la venda de
sus ojos, por tanto es propio decir que el masón nace con la Luz. Esta Luz, no
obstante es mucho más que la simbólica luz del
Sol. La Luz que ilumina al masón es la de la Sabiduría que viene de lo Alto,
como dice El Libro de la Ley Sagrada: Toda buena dádiva y todo don perfecto
desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni
sombra de variación, o sea que es el G:.A:.D:.U:. quien otorga Su Luz a través
de la conciencia que ilumina al masón.

No obstante, los masones no somos idólatras, por tanto, aunque Juan el
Bautista es el titular del Solsticio de Verano y a pesar de que los masones
somos Hijos de la Luz, no nos referimos a la luz solar, ni adoramos al Sol,
sino más bien honramos la Luz de la cual Juan el Bautista vino a dar
testimonio, la Luz de la Sabiduría, aquella que pidió Salomón al G:.A:.D:.U:.
cuando éste le dijo que pidiera lo que quisiera, que le sería dado
¡Qué personaje tan digno de imitar es Juan el Bautista! Más allá del mito, más
allá del sincretismo, más allá de lo simbólico, El Bautista, nos llama a través
del Libro de la Ley Sagrada a que continuemos allanando el camino de la
humanidad. Que continuemos ahondando pozos sin fin a los vicios y
continuemos levantando Templos a la Virtud.

Qué tan grande no será nuestro modélico personaje, que incluso trasciende
hasta nosotros en la música que escuchamos.

Sucede que allá en la Edad Media, por el año 1033 de nuestra era, la ERA
VULGAR, el italiano Guido de Arezzo, un monje benedictino, dio a los
sonidos los nombres de las notas musicales tal como las conocemos hoy.
En aquella época, solía cantarse un himno dedicado a San Juan Bautista,
conocido como Ut queant laxis, himno que tenía la particularidad de que cada
frase musical empezaba con una nota más alta que aquella con la que
empezaba la frase que le precedía inmediatamente.

Guido empleó la primera sílaba de cada frase para identificar las notas que
con ella se entonaba.

El texto en latín y español dice así:

Ut quean laxis Para que puedan Resonare fibris
Exclamar a todo pulmón Mira gestorum Las
maravillas Famuli tuorum Estos siervos tuyos Solve
polluti Perdona la falta Labii reatum De nuestros
labios impuros Sancte Ioannes San Juan Así que
Ut se cambió por Do; Resonare… Mira
gestorum…etc, etc, y al final las iniciales S.I. de
Sancte Ioannes.

Juan el Bautista fue un hombre de carne y hueso, como ustedes y como yo.
Estuvo expuesto a privaciones, contrariedades, señalamientos, críticas y
desprecios por su estilo de vida austero apegado a la Ley Moral y al desarrollode una ética personal llevada a la máxima expresión. Juan el Bautista fue
asesinado por Herodes Antipas, uno de los hijos de Herodes el Grande.
HerodesAntipas tenía un matrimonio ilegítimo. La historia dice que había
conquistado a Herodías, la esposa de su hermano. Sin embargo notemos que,
Antipas era protector y admirador de Juan. Herodías, la concubina, odiaba a
El Bautista, presumiblemente por señalar la ilegitimidad de esa relación
conyugal. Finalmente, después que la hija de Herodías, hubiera deleitado a
Antipas con un baile especial, le ofreció darle el regalo que ella le pidiera.
Su madre pudo manipular la situación y solicitó la cabeza de Juan el Bautista
sobre un plato, deseo que Herodes Antipas no pudo evitar.

De esta forma El Bautista murió decapitado en la cárcel siendo víctima de un
terrible homicidio de odio.

Para concluir, ¿Qué podemos aprender de Juan El Bautista para ser aplicado a
nuestra vida personal?

  1. Fue valiente a pesar de la adversidad.
  2. Fue un hombre probo y fiel a su Maestro.
  3. Mostró humildad a toda prueba, al darle su lugar
    a su Maestro.
  4. Era famoso, conocido, pero modesto.
  5. Siempre habló con la verdad.
  6. Fue solícito al repartir justicia.
  7. Creyó en lo que predicaba.
  8. Tuvo una fe inquebrantable.
  9. Promovió la benevolencia liberal, la constancia y
    la fidelidad.
  10. Fue congruente: lo que decía, eso hacía.
    La vida de Juan el Bautista trasciende los símbolos o las interpretaciones
    ideológicas y se erige en un monumento a la verdad, la fraternidad, la libertad,
    yla igualdad.
    Por eso Juan el Bautista es el arquetipo de un hombre virtuoso.
    Es posible que ahora como nunca estemos expuestos a todo tipo de
    adversidades: amenazas, escasez y enfermedades.
    Pero la masonería nos enseña que usted y yo estamos llamados a imitar la
    excelsa persona de Juan el Bautista, para enfrentar con dignidad las actuales
    circunstancias en que vivimos.
    Hagamos del estilo de vida de Juan el Bautista parte del estilo masónico de la
    Vida.
    Vivamos en estrecha unión, que la paz more entre nosotros y nos una la
    fraternidad eternamente.
  11. Recordemos que como una inmensa roca en un mar de tormentas, la
    francmasonería parece no depender de los avatares de la historia, sino ser
    uno de los factores que la construye.

¡ASI SEA!


Preparado porbDAVID RODRÍGUEZ ALVARADO.
M:.R:.G:.M:.
R:.L:.S:. 5 de Febrero N° 34.
Para celebrar el aniversario LXIV de la
R:.L:.S:. Plan de Ayutla N°44,
a través de videoconferencia.
Or:. Cd. Mante, Tamps. 10 de octubre de 2020.
Desde casa por Covid-19
A:.L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:.
PARA REFLEXIONAR……..
-La máscarilla es para prevenirse del Covid, pero
trajo consigo, algunos propósitos:
Ella vino también para:

Bajar la nariz, de quien vivia con ella levantada.
Jalar las orejas, hasta entender que fueran hechas
para oír. Bloquear la boca, hasta entender, que es
necesario pensar mas y hablar menos. Esconder el
rostro, para aprender a ver y sonreír con los ojos.
Cubrir los lábios, para aprender a AMAR con el
corazón. Ella vino para decir que “Nadie es mejor
que el otro”
Para! Piensa! Escucha! Se Solidario!
Sonríe con los ojos y ama con el Corazón !
RH.. LUIS ENRIQUE ALONSO CASTILLO RLS.. FRATERNIDAD No. 69
Or.*. Cd. MANTE, TAMAULIPAS. MEXICO
Les deseo

TOMADO DE: https://www.thegoatblog.com.br/Cadenafraternal/index.php/home/planchas?task=download.send&id=61&catid=2&m=0

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .