MASONERIA

“Jamás imaginé que la Masonería pudiese deber tanto a las órdenes monásticas”

El programa ‘Biblioteca Oculta’ ha entrevistado a nuestro Venerable Hermano Alberto Moreno por su último libro, ‘Regla Benedictina y Ritual Masónico‘ donde explora la profunda influencia y relación que las reglas monásticas medievales tiene en el ritual y los usos y costumbres masónicas actuales.

Nuestro Venerable Hermano explica que comenzó a interesarse por esta relación al leer que el Rito de los Antiguos Deberes, que se practicaba en la Masonería desde el siglo XIV, bebía de fuentes monacales. “Esta relación, en principio, me sorprendió mucho. Jamás imaginé que la Masonería pudiese deber tanto a las órdenes monásticas.

Al estudiar la Regla Benedictina, empecé a encontrarme con elementos del ritual y nuestros usos y costumbres. Al seguir investigando, me encontré con el Ritual Cisterciense, la forma práctica que tenía la Orden del Cister de interpretar la Regla Benedictina, y entonces fue cuando me di cuenta de que la mayor parte de los usos masónicos y muchas ceremonias que los masones practicamos hoy en día son, en realidad una adaptación del Ritual Cisterciense a las necesidades de la Masonería“, explica.

Nuestro Venerable Hermano comenta que la Regla Benedictina, escrita por Benito de Nursia, se impuso en Occidente a otras reglas monásticas preexistentes porque “fue un cambio de actitud que transformó la obligación autoritaria de ceñirse a las normas en un acto de amor y benevolencia”, una libre adhesión a la virtud que sigue siendo uno de los grandes ejes de los preceptos masónicos

La regla fue adoptada por la Orden de Cluny primero, hoy extinta, que llegó a tener 1.200 monasterios por toda Europa, y por la Orden del Cister después, fundada por monjes cluniacenses en el deseo de retomar la austeridad original. Dos tercios de sus monjes eran artesanos, como los masones conocedores de la construcción en piedra, hombres ya maduros que tomaban sus votos como monjes conversos, una figura que existió dentro del Cister hasta 1968.

La investigación de nuestro Venerable Hermano no hubiese sido posible sin la colaboración de algunos monjes de obediencia cisterciense y benedictina que contactó, quienes le dieron acceso a rituales específicos no se encuentran en Internet. “La relación entre los masones y los monasterios es mucha. No solo porque estos fueran uno de los principales clientes de los constructores, sino porque las primeras Logias masónicas, constituidas por monjes conversos, se formaron en el seno de los monasterios“, cuenta. “La importancia que ha tenido el Cister y la Regla Benedictina para los masones ha sido tremenda por una razón: ellos, a la hora de establecer sus procedimientos administrativos, que luego derivaron en ceremonias rituales, imitaban lo que veían, y reproducían los usos monásticos de la Orden del Císter de una forma mimética“, concluye.

FUENTE:

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .