POLITICA E INMIGRACION

Doug Band está en shock – ¡en shock! – descubrir que los Clinton son enamoradizos (¿Pedòfilo?)

Et tú, Doug Band?

En una asombrosa traición política y personal, el antiguo consigliere (consegero) de Bill Clinton ha derramado sus tripas sobre Vanity Fair (vanidades). Es imposible apartar la mirada.

“Confessions of a Clintonworld Exile”, por su propia existencia, prueba sin lugar a dudas que los Clinton han perdido todo el capital político que quedaba. Considere que, en el apogeo de sus poderes, los leales a Clinton preferirían ir a la cárcel (como hizo Susan McDougal, 18 meses cumplidos, ocho meses de los que están en aislamiento) en lugar de comprometer a los siempre escondidos Clinton.

Former President Bill Clinton (right), with his Chief of Staff John Podesta (center) and ex-aid Doug Band (left), leaves the Oval Office of the White House in Washington, DC in 2001.

Bill debió haber hecho algo muy, muy malo, peor que su habitual engaño patológico y egoísta, para que Band, un hijo sustituto, arremetiera así.

Cuando se abre la pieza, nos encontramos en su oficina de Manhattan, fotos de Bill Clinton cubriendo paredes, mesas, “prácticamente todas las superficies”, escribe Gabriel Sherman, “excepto las ventanas”. (Siempre hay algo muy “Sunset Boulevard” sobre los Clinton y sus acólitos).

“Bill Clinton fue mi vida durante casi 20 años”, dice Band. .

Sin duda, Band también ganó mucho; su papel de guardián de Clinton lo convirtió en un hombre muy rico. En 2018, Band compró una casa adosada en Manhattan por $ 20 millones que alguna vez fue propiedad de David Rockefeller.

Cuando Band no estaba construyendo activamente la vida post-presidencial de Clinton, ayudando a establecer la Fundación Clinton éticamente dudosa, luego explotando su cercanía con Clinton y otros líderes mundiales para fundar la empresa de “consultoría global”; èl estaba ocupado mirando hacia otro lado.

Clintonworld sigue siendo un pantano fétido y Band se lamenta.

“No quiero tener nada que ver con todo ese mundo”, le dice a VF.

Sin duda, es un momento conveniente para un mea culpa público, el legado de Bill especialmente frágil en la era del #MeToo (abusos a mujeres). Y no se trata solo de la difamación y victimización de Mónica Lewinsky o de las llamadas “erupciones bimbo” que nunca desaparecieron realmente.

Ahora se trata de los lazos de Clintonworld con Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, dos monstruos cuya proximidad a Bill, y su igualmente codiciosa e hipócrita hija Chelsea, nunca se puede explicar.

Como señala Sherman, a pesar de las negativas de Bill, Band dice que Bill pasó un tiempo en la isla caribeña privada de Epstein en enero de 2003; en 2006, Epstein donó $ 25,000 a la Fundación Clinton. Y como señala VF, justo antes de que Big Dog hablara en el DNC el 18 de agosto, apareció una foto de Bill recibiendo un masaje en el hombro de Chaunte Davies, de 22 años, quien luego acusó a Epstein de violarla durante cuatro años.

En cuanto a Chelsea, Band mostró a Vanity Fair una foto de Bill, Chelsea, Epstein y Maxwell posando juntos en una boda real marroquí. VF informa que Chelsea invitó a Maxwell a sus nupcias de 2010 incluso después de que Epstein se declaró culpable de tener relaciones sexuales con un menor.

“Ghislaine tenía acceso a yates y bonitas casas”, explica Band. “Chelsea necesitaba eso”.

A través de un portavoz, Chelsea accedió a un viaje en un yate, en 2009, con Maxwell y dijo que “no fue hasta 2015 que Chelsea se dio cuenta de las horribles acusaciones contra Ghislaine Maxwell”.

Band dice que comenzó a enfrentar a Maxwell en octubre de 2011. “Les resultó más difícil justificar estar cerca de ella”, dice Band.

Se podría suponer que esto causó las dramáticas consecuencias de Clinton-Band, pero no. Tampoco fue el momento en que, según Band, Chelsea le exigió que le diera a ella y a su nuevo marido una participación en su empresa.

La ruptura se calcificó dos meses después, escribe Sherman, cuando “Band dijo lo indecible: si Bill Clinton quería tener novias, debería divorciarse de Hillary y seguir adelante con su vida”.

¡Por supuesto!

Las únicas personas relativamente ilesas aquí son Hillary Clinton y su asistente Huma Abedin, aunque Band no puede resistirse a chismear sobre el resentimiento de Hillary hacia Obama durante y después de las elecciones de 2008.

No es que Band se desenvuelva aquí, con su insistencia en que realmente no había ningún conflicto en sus planes para hacer dinero con múltiples tentáculos. Él está hablando solo porque está conmocionado – ¡conmocionado! – que no hay honor entre los ladrones.

Está claro que, a pesar de su apostasía, la identidad adulta y el sistema de creencias de Band se forjaron en el crisol del mundo Clinton. Ya sea por negación o por engaño, Band insiste en que, a pesar de traicionar a Bill tan públicamente, escapando del culto, como él dice, “no tengo sentimientos negativos ni enojo hacia él en absoluto”.

PRESENTADO BAJO BILL CLINTON,

N O T A:

Douglas Jay Band, empresario y abogado estadounidense.

Fue asistente adjunto del presidente Bill Clinton en la Casa Blanca y más tarde su consejero del presidente.

Band fue el “arquitecto clave” de la post-presidencia de Clinton y creó la Iniciativa Global Clinton (CGI).

Más tarde trabajò para la Fundación William J. Clinton,

Band también viajó a Corea del Norte para orquestar la liberación de dos estadounidenses y a Cuba para ayudar a asegurar la liberación del estadounidense Alan Gross.

FUENTE: https://nypost.com/2020/12/03/doug-band-is-shocked-shocked-to-discover-the-clintons-are-slimy/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .