MASONERIA

MASONERIA; TEMPLO, ALEGORIA Y COSMOS

Esta plancha es una reflexión sobre el paralelismo entre el símbolo y la creación, y se titula:
Templo, alegoría de la Creación, contenedor del Cosmos

Ceremonial y protocolo masónico: grados y precedencias 2ª parte. –  Protocolo entre lo profano y lo sagrado

Flavio Josefo : “La razón de ser de cada uno de los objetos del templo es recordar y representar al cosmos”.
Kivalión: “El Todo es mente; el universo es mental”.

Carl Sagan: “Cosmos es todo lo que es, lo que ha sido, o lo que será”.

El hombre que se acerca por primera vez al T:.Masonico, lo hace con la dificultad para su comprensión de estar imbuido en los prejuicios de un mundo dominado por el materialismo y la soberbia cientifista de la tecnología. Aprecia, sin duda, la belleza y la complejidad del simbolismo, su belleza formal y estética, pero no puede evitar considerarlo una curiosidad folclórica, fruto de la necesidad de relatar o dar explicación de forma intuitiva y mágica a los fenómenos de la naturaleza por parte de gentes de épocas pretéritas, carentes de conocimientos y de instrumentos de observación científica. Sin embargo, esa misma persona, según va avanzando en el estudio de los símbolos, va percibiendo, asombrado, cuan errónea era su apreciación, y cuan acertada y sorprendentemente precisa podía llegar a ser esa intuición creadora, y como, según ciencias como la cosmología, la l astrofísica, e incluso la física cuántica la imagen y el conocimiento que tenemos del macrocosmos físico y material encontrando su paralelismo espiritual y simbólico en el microcosmos del Templo.

En su sentido general un cosmos es un sistema ordenado o armonioso. Se origina del término griego Kosmos, (orden), y es la antítesis del caos.

En sentido material, Cosmos es el sistema que contiene todo lo creado, y está regido por las leyes básicas de la naturaleza (la Gravitación Universal, el electromagnetismo, la fuerza nuclear débil y la fuerza nuclear fuerte), que le dan forma y rigen su evolución. Sin la interacción de estas leyes o fuerzas, el tejido del cosmos se desgarraría y dejaría de existir. El Cosmos es finito, tiene un principio o centro de donde emana, y tiene un límite, a partir del cual no hay materia, energía ni orden, tal vez solo el caos primordial.

En sentido etimológico, Templo viene del latín Templum, cuya raíz griega “Teu”significa Cortar, o sea delimitar. También tiene el significado de “contemplatio” observar, contemplar, y “tempus”
Tiempo..contemplar, cortar o delimitar el tiempo y el espacio.

Como lugar físico, el templo es un lugar delimitado por elementos materiales (muros, suelo, techumbre), dentro del cual la conjunción del rito, el trabajo y el símbolo, convierten en un espacio análogo a la estructura del Cosmos. De forma análoga a este, su interior está regido por leyes o fuerzas; el orden y la armonía, la disciplina, la jerarquía, la observación del rito. Sin las cuales, las pasiones y las energías individuales le abrirían las puertas al caos que domina el exterior, el mundo profano.

En Egipto, el templo era, donde moraba la divinidad, también era una imagen de todo el universo. Cada parte del templo tenía un simbolismo especial, un simbolismo de carácter cosmológico. Los ritos que se hacían en el tempo estaban destinados a mantener el cosmos en movimiento, a garantizar el orden del universo y el curso regular de los astros, para evitar que sobreviniera el caos

El templo arquetípico el modelo primordial tanto de los templos cristianos como del templo de los masones, es el Templo de Salomón. Su diseño mismo ya es una representación de todo el universo conocido en aquel momento. Construido por quienes conocían las leyes en clave geométrica de la creación, la cosmogonía, y poseían las técnicas constructivas que podían expresarlas lo más exactamente posible.

Su diseño mismo ya es una representación de todo el universo conocido en aquel momento.
Su planta rectangular tiene su eje mayor de Este a Oeste y el menor de Norte a Sur, siendo precisamente esta forma más o menos apaisada la que tendría un mapa del mundo conocido en ese momento, las civilizaciones del medio Oriente. El orienté del templo correspondería al Este, de donde viene la luz y el conocimiento, y geográficamente correspondiente a la región de Mesopotamia, donde aparecieron las primeras civilizaciones. A occidente, El Oeste, por donde se pone el Sol, y donde finaliza el mundo conocido. Y guardado por las columnas de Hércules, representadas por las imponentes Boaz y Yakim, el fin del mundo conocido. Más allá, el caos primordial.

En el templo se dan tres procesos simbólicos fundamentales: creación, destrucción y reconstrucción Raimon Arola. En el simbolismo del templo se contemplan tres procesos fundamentales: el templo primordial, el templo destruido, y el templo reconstruido en la eternidad.

La cosmología moderna también nos indica que la evolución del cosmos está regida por estos tres procesos. Las estructuras del universo, desde el primer momento de creación, y tanto a un nivel galáctico como estelar, se crean crecen y evolucionan hasta su destrucción, y de los restos de esta destrucción surge nueva creación.

En el interior del templo multitud de símbolos nos recuerdan el dualismo de la creación. los equinoccios, iguales y contrapuestos, representados por Jakin y Bohaz. El Oriente y el Occidente, la Luz y la Sombra (Septentrión y Mediodía), lo masculino y lo femenino (el sol y la luna) el blanco y el negro, el cielo y la tierra la ciencia y la filosofía…De igual forma, todo en el cosmos refleja una naturaleza dual de contrapuestos e iguales….a cada fuerza de atracción le corresponde una de repulsión, a cada carga eléctrica le corresponde una carga contrapuesta, a cada partícula de materia le corresponde una antipartícula…etc.

En lo alto del templo, la Estrella Flamígera-con la letra G en su centro;
Es una Estrella de cinco puntas. Con La letra G del su centro, al que se le atribuyen diferentes significados: Gloria, Grandeza, Geometria, Genio. La letra Gamma del alfabeto griego, que tiene forma de escuadra, God, que tiene un parecido fonético con la letra Yod, el principio divino. También puede tener el significado de Gnosis, conocimiento. Por otro lado, la estrella de cinco puntas representa al hombre con los miembros extendidos, 5 es el número del hombre dotado de inteligencia.

Dos son los elementos que quiero resaltar que me llaman poderosamente la atención a nivel simbólico:

El primero, La Estrella Flamígera, o radiante, como fuente, génesis de toda luz y vida, es que es exactamente eso, un astro que irradia. La astrofísica moderna nos da el conocimiento de que toda la materia y la energía que conforman nuestro entorno material más inmediato se originó en el interior de una estrella supermasiva extinguida ya hace eones, mediante el proceso llamado síntesis estelar, el verdadero matriz alquímico de la naturaleza, y en el cual procesos de naturaleza nuclear, a partir de la materia más sencilla del universo, se van creando los elementos de complejidad creciente que conforman todo nuestro mundo. el oxigeno que respiramos, el carbono de los seres vivos, el sílice de nuestras piedras, el hierro de nuestra sangre y de nuestras herramientas, el oro y los metales preciosos de nuestras joyas…y con todo ello, y en el momento de máximo esplendor, el momento final de su vida estelar, en cuyo momento se la puede llamar realmente estrella radiante o flamígera, aquella estrella pretérita inseminó con de materia y de energía la nebulosa de polvo que habría de conformar eones más tarde nuestro propio Sol, nuestro planeta y a nosotros mismos, formando parte del ciclo de creación, destrucción y reconstrucción que ya antes mencioné.

El segundo, el del hombre primordial dotado de inteligencia, inteligencia sensible que mira y se pregunta por los misterios de la creación y su lugar en el, pues siguiendo el principio antrópico, tal como lo expresa Stephen W. Hawking en su libro Historia del tiempo, “vemos el Universo en la forma que es porque nosotros existimos”. Pues de hecho, toda la belleza del universo, la complejidad de sus leyes, su origen y su razón de ser, carecen de significado real sin una mente consciente que lo contemple y lo comprenda.

Como reflexión final. Las urgencias y afanes del mundo profano, crisis, guerras, desastres naturales, inestabilidad política, velan a la mayoría el hecho de que la humanidad se halla inmersa en una autentica odisea de búsqueda del conocimiento sobre la razón de ser y el destino de la creación y nuestro lugar en ella. Es una aventura que tiene dos caras o vertientes paralelas, física y material y metafísica o espiritual. A nosotros nos corresponde la segunda, pero no son excluyentes, si no complementarias.

He dicho, V.:M.:
Trazado por el H.: Lleîr
En los valles de Barcelona, en el duodécimo mes del año 2015 de la V.:L.:

FUENTE: http://www.justicia7.es/446051-2/

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .