CUBA

La Niña del Escambray


Hacía años que no se tenía noticias de Zoila Águila Almeida, guerrillera y ex prisionera política cubana que tuvo el coraje de enfrentar al régimen de Fulgencio Batista y combatir mientras le fue posible, la dictadura totalitaria de los Castro. 

Muchas de las personas que le conocieron en la lucha por la libertad y en la cárcel la daban por muerta. Había numerosos rumores, pero ninguno se confirmaba hasta que hace aproximadamente dos años el doctor Santiago Cárdenas llama entusiasmado para comentar que a su consulta había ido una señora para decirle que cuidaba a la “Niña” desde hacía varios años y que era necesario resolver su situación migratoria en el país. La señora pidió discreción absoluta, solicitud que fue respetada por todos los involucrados. 

De inmediato se habló con el doctor Willy Allen que con la disposición que le caracteriza se brindó a resolver la situación, cosa que hizo exitosamente. Otra de las personas al tanto de esta situación fue el ex prisionero político Enrique Ruano quien trato de contactar a la señora que generosamente cuidaba a la ex prisionera, sin éxito. 

La vida de Zoila Águila Almeida fue particularmente dolorosa, una triste consecuencia de una dictadura de más de seis décadas, como bien describe el periodista Enrique Encinosa. De Placetas, lugar en el que nació,  apenas dejada la adolescencia, se fue para el Escambray a combatir al régimen de Batista, fue entonces cuando le apodaron la “Niña de Placetas”. 

El gobierno revolucionario la desencantó. Apreció que los abusos contras los ciudadanos se hicieron más graves y frecuentes. No soportó las injusticias y de nuevo retornó a las montañas con las armas en las manos tal y como hicieron muchos antiguos compañeros suyos. 

El castrismo dispuso una intensa campaña propagandística en contra de esta heroína. La acusaron de crímenes contra natura y de todas las maldades que se les ocurrieron. El objetivo, evitar que más mujeres se incorporaran a la lucha armada.  

Zoila Águila Almeida se alzó junto a su esposo Manolo Manso de la Guardia, combatieron juntos hasta que las ofensivas gubernamentales compuestas por decenas de miles de hombres pertrechados con la parafernalia militar más avanzada de la época los apresó. Acción militar que se apoyó en la traición de Alberto Delgado y Delgado, un delator que servía a la tiranía.  

La “Niña del Escambray”, luchó bajo el comando de jefes guerrilleros de la talla de Osvaldo Ramírez, Tomas San Gil y Julio Emilio Carretero, los dos primeros muertos en combate, Carretero fusilado en la Cabaña, 14 de julio de 1964, junto a otros trece hombres entre los que estaba su esposo Manolo Manso. 

Afirman que la Niña fue encerrada en la Seguridad del Estado en una celda contigua a la de su marido con quien se comunicaba a gritos hasta que un sicario ordenó que Manso fuera trasladado a una celda más lejana. Días después, un esbirro se acercó a la presa y le dijo de la forma más vulgar e irrespetuosa posible, “Anoche nos echamos a tu marido”, dicen los que la conocieron que a partir de ese momento nuestra heroína inició un proceso irreversible que la condujo a perder la razón, una situación que es corroborada por la ex prisionera política Aracely San Román, amiga y compañera de la guerrillera, quien afirma que la muerte del hermano y de su esposo fue devastadora para la insurgente.  

Estuvo en la cárcel por muchos años. Una prisión dura y cruda, como fue la cárcel de mujeres en Cuba, mucho peor que la de los hombres. Salió al destierro, otra etapa difícil, donde por un periodo de tiempo se conoció sobre su vida, después, desapareció, se perdió el contacto con la “Niña” por lo que empezaron a darla por muerta hasta que su benefactora hizo contacto con el doctor Santiago Cárdenas y se supo de su condición. 

Este domingo de nuevo el doctor Cárdenas nos hizo saber de la “Niña del Escambray”, pero con la dolorosa noticia de su deceso.  Partió una heroína, un ejemplo de compromiso con su país y la democracia, a ella le ajusta el decir de José Martí, “La mujer, de instinto, divisa la verdad, y la precede”. 

Pedro CorzoPeriodista(305) 498-1714BLOG: http://pedroc1943.blogspot.com/TWITTER: @PedroCorzo43LINKEDIN: https://www.linkedin.com/in/pedro-corzo-34012153

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .