POLITICA E INMIGRACION

Trump podría regresar repotenciado a las redes sociales y desde su propia plataforma

Los asesores del expresidente están discutiendo varios canales para su regreso, tras haber sido expulsado de Twitter de manera permanente, así como de Facebook, Instagram, YouTube y Snapchat por tiempo indefinido

Milagros Boyer8 febrero, 2021
Trump ha criticado durante mucho tiempo a las principales empresas tecnológicas, acusándolas de intentar controlar el debate político de Estados Unidos. (Archivo)

El regreso de Trump a las redes sociales es inminente. Sin embargo, los modos y las formas son los que actualmente están estudiándose. Entre las posibles opciones está la creación de una plataforma que sea propiedad del expresidente estadounidense. Un espacio de donde no podrá ser desaparecido, como hizo Twitter con su cuenta de manera permanente y Facebook por tiempo indefinido.

La construcción de una plataforma de comunicación que recoja al sector conservador —así como proTrump— no es un escenario distante de acuerdo con Jason Miller, asesor general del exmandatario. En una entrevista con Breitbart Newsel experto ofreció someras declaraciones que dejan abierta la puerta a estas posibles conjeturas sobre el futuro de la voz de Trump en la web.
8 febrero, 2021

«Esperaría que veamos al presidente resurgir en las redes sociales (…) Ya sea que se esté uniendo a una plataforma existente o creando su nueva plataforma. Hay varias opciones y una serie de reuniones diferentes que se han tenido en ese frente», agregó Miller al medio conservador.

El representante de Trump también explicó que actualmente están discutiéndose varios canales para este resurgimiento, solo que dicha exploración va enfocada en saber cuál vía tiene más sentido. Estos sondeos son oportunos y vitales para el regreso del expresidente, pues las redes sociales donde ha apuntado con anterioridad han sido vapuleadas y prácticamente invisibilizadas por las grandes empresas tecnológicas.

Parler es el ejemplo más preponderante sobre este particular. Dicha plataforma se ha visto envuelta en su propia batalla con las big tech después de que Google y Apple eliminaron la aplicación de sus plataformas y Amazon la arrancó de sus servidores web.

Trump ha criticado durante mucho tiempo a las principales empresas tecnológicas, acusándolas de intentar controlar el debate político de Estados Unidos. Hoy, con estas acciones, estas críticas tienen mucha más veracidad y firmeza.

La ácida relación entre Trump y las redes sociales

El expresidente Trump ha tenido una serie de agrios encuentros con los representantes de las plataformas de las redes sociales. La censura ha marcado dicha senda.  Actualmente está suspendido de Twitter. La decisión según el director ejecutivo, Jack Dorsey, presidente de la compañía, es permanente y «creo que esta fue la decisión correcta para Twitter», reseñó The Washington Examiner.

Del mismo modo, con Facebook —de una manera más sutil— ocurre algo parecido. Luego de la irrupción al Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero, se dio una medida de prohibición para la propagación de mensajes de Trump, dictamen que también se extendió a otras plataformas como YouTube, Instagram (propiedad de Facebook) y Snapchat.

Las empresas de redes sociales justificaron esta censura como un esfuerzo por protegerse contra la violencia, alegando que Trump había violado sus términos de uso.  Su medida para evitar que Trump exprese sus puntos de vista en las plataformas se produjo después de que los medios de comunicación, los legisladores y otros críticos afirmaron que los comentarios del expresidente el 6 de enero incitaron a la violencia, lo que, según dicen, condujo a la violación del Capitolio.

No obstante, los hechos del Capitolio fueron solo el catalizador de una batalla que inició muchos meses atrás y se exacerbó luego de las elecciones presidenciales.

Y es que desde agosto, Twitter no ha dado lugar a hechos que puedan apuntar a favor de Trump. Hubo censura a sus tuits, así como también a trinos de quienes le apoyaban y también se frenó la información que perjudicaba a su entonces contendor, Joe Biden. La censura en ráfaga que sufrió el republicano cuando hablaba de las denuncias de fraude en las elecciones fue muy evidente.

De manera previa también estuvo el caso con el New York Post, periódico en el que se publicó una investigación periodística sobre los correos de Hunter Biden, en los que aparece involucrado su padre, Joe Biden, en un escándalo por tráfico de influencias con empresas chinas y ucranianas cuando se desempeñaba como vicepresidente de Barack Obama. Todo lo relacionado con la reproducción de este artículo por la red del pajarito fue desaparecido.

El argumento de Twitter fue que su política no permite el uso de esta plataforma para distribuir contenido obtenido “mediante piratería”. Sin embargo, la información divulgada por el The New York Times sobre los impuestos de Trump fue obtenida de esta misma forma. En este caso no se aplicó ninguna restricción para su difusión.

CORTESIA DE ANGELICA MORA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .