SOCIEDAD CIVIL

La Masoneria, Un Clon de los rosacruces del siglo XVII

Ver las imágenes de origen

Enviado por Fernando Edmundo del Cármen Laredo Cárter



Cada discípulo de Cristo es un Templo de Dios o un Templo del Espíritu Santo. (1° Corintios 3,16-17). Y el Propio Jesucristo es presentado por san Juan en el Apocalipsis como LA ESTRELLA RESPLANDECIENTE DE LA MAÑANA, es decir, como la Estrella Flamígera con la G, al oriente de todos los templos masónicos del mundo.(Apoc. 22,16).

Incluso el concepto de Dios como Arquitecto es utilizado por San Pablo, cuando comenta la fe y la esperanza de notables creyentes del pasado, dice en Hebreos 11,10″ ….Porque esperaba LA CIUDAD QUE TIENE FUNDAMENTOS, CUYO ARQUITECTO Y CONSTRUCTOR ES DIOS».

Y en la Epístola a los Efesios Pablo hace un discurso netamente masónico, cuando dice: «Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios, EDIFICADOS SOBRE EL FUNDAMENTO DE LOS APOSTOLES Y PROFETAS, SIENDO LA PRINCIPAL PIEDRA DEL ANGULO JESUCRISTO MISMO, EN QUIEN TODO EL EDIFICIO, BIEN COORDINADO, VA CRECIENDO PARA SER TEMPLO SANTO EN EL SEÑOR, EN QUIEN VOSOTROS TAMBIÉN SOIS JUNTAMENTE EDIFICADOS PARA MORADA DE DIOS EN EL ESPÍRITU».(Efesios 2,19-22).

Pablo se considera a si mismo maestro arquitecto, cuando afirma, en la Primera Carta a los Corintios 3,9 -11 : «Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, EDIFICIO DE DIOS. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, YO TAMBIEN, COMO MAESTRO ARQUITECTO PUSE EL FUNDAMENTO, Y OTRO EDIFICA ENCIMA; PERO CADA UNO MIRE COMO SOBREEDIFICA, PUES NADIE PUEDE PONER OTRO FUNDAMENTO QUE EL QUE ESTA PUESTO, EL CUAL ES JESUCRISTO».

Y muy justificadamente, para que Jesucristo no sea piedra de tropiezo para personas creyentes pero no cristianas, la masonería moderna ha puesto el énfasis en lo que se llama EL VERBO o el LOGOS de Dios. Es decir, en un concepto más filosófico y teológicamente más amplio y universal que el Jesús como Hombre Histórico.

Así el Jesús Dios es la Razón infinita o Logos cósmico, que ordena el universo con sus leyes y lo limpia de la escoria del pecado. Por eso se jura sobre el Primer Capítulo del Evangelio de san Juan.

Allí dice: «En el Principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y Dios era el Verbo». O bien. En el Principio era el Logos y el Logos era con Dios y Dios era el Logos».

En una interpretación más Hermética podemos decir: En el Principio era el Pensamiento, y el Pensamiento era con Dios y Dios era el Pensamiento. Hegel lo interpretaría como «En el Principio era la Razón, y la Razón era con Dios y Dios era la Razón». Así hasta Heráclito estaría de acuerdo con nosotros.

Esa noción del Verbo de Dios sirve hasta para entroncar con el Bhagavad Guita, donde se nos dice que el propio Sri Krisna es la palabra AUM creadora, preservadora y destructora del universo.

A ambos lados del Venerable Maestro de los talleres masónicos puede verse un sol dorado y una blanca luna. Entre los dos símbolos se muestra un gran triángulo con un ojo al centro. Ese sol y esa luna, como símbolos del padre y de la madre, aparece en los sueños del patriarca José, hijo de Jacob, en el libro del Génesis, capítulo 37, vers. 9 y 10.

Y con ese mismo significado han sido puestos dentro del templo, para representar la masculinidad y la femineidad como arquetipos celestes. Y las dos columnas del templo como sus respectivas proyecciones terrestres. Si esas representaciones del sol y de la luna están dentro del templo, y con el mismo significado que en la Biblia, para qué eliminar la Biblia, que contiene la interpretación precisa del símbolo?. Y prácticamente con los mismos significados se usa en el lenguaje alquímico, al cual se le agregan los metales equivalentes del oro y de la plata. Los que también se mencionan en el texto sagrado, por ejemplo, diciendo que el silencio es oro y la palabra es plata.

Si se enseña que la masonería es alegórica en sus enseñanzas, ¿Por qué eliminar la Biblia, que es fuente de excelentes alegorías morales y teológicas?

¿No será acaso porque quienes la leen tienen la mente prejuiciada y retorcida?

En realidad, si todas las logias del mundo desaparecieran por alguna catástrofe cósmica o política, y se salvara una sola Biblia, sería posible reconstituir a partir de su texto la masonería entera y sus templos, con todo su riquísimo simbolismo y enseñanza espiritual, pues la Biblia contiene el ADN de la masonería universal. Y junto a ese ADN juedeo-cristiano, viene también en la Biblia una herencia cromosómica originada en Egipto, de una gran devoción al Poder de los Nombres divinos, trozos del Libro de los Muertos, textos del sabio Amenemope. Especialmente en el libro de los Proverbios. E incluso un resumen de la Declaración negativa ante Maat que el alma del difunto hace en el Tribunal de Osiris, que todo el mundo conoce como el Decálogo de Moisés.

Cierro esta nutrida exposición, sin necesidad de explotar más profundamente la profunda mina de oro que es la Sagrada Escritura, citando unas palabras de un documento oficial del Gran Oriente Nacional de España, donde se afirma que la masonería española «RECONOCE Y PROCLAMA LA ARMONIA DE LOS MUNDOS, CREADA Y SOSTENIDA POR EL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO, QUE ES CAUSA ETERNA, LEY PRIMORDIAL Y SUPREMA RAZÓN DEL UNIVERSO». (Página 125 del Libro «Fundamentos Masónicos», leyes tradicionales y principios modernos, del erudito masónico chileno Benjamín Oviedo, edición de 1992, para circulación interna entre los hermanos de las logias adscritas a la Gran Logia de Chile). Según el Manuscrito de Edimburgo de 1690, los masones deben jurar sobre la Biblia y conocer sus contenidos, Y eso se confirma en el Manuscrito de Sloan, y en el de Graham de 1726.

La Biblia, en fin, es el único libro sagrado que usa constantemente un lenguaje arquitectónico para enseñar sus doctrinas morales y para difundir su mensaje espiritual, por lo tanto es absolutamente concordante con su forma y su espíritu el acto de ponerla abierta en el Ara de todos los templos masónicos del mundo, y de ponerla ante los ojos del entendimiento de cada masón que ingresa nuestros talleres. Y según el manuscrito de Graham ya mencionado, esta enseñanza y sus secretos deben continuar idénticos hasta el fin de los tiempos.

Monografias.com

Capítulo Doce:La Masonería moderna en los planes del Alma Universal

En el Breviario del Francmasón, de 1937, escrito por el I:. y P:. H:. Luis Almeida, de la Gran Logia de España, aparece en el rito de inauguración y consagración de un Templo Masónico, una plegaria especial a la Divinidad cuando se descubre la estrella flamígera, que dice así:

«ESTRELLA REFULGENTE, LUZ MISTERIOSA Y SUBLIME, FUEGO SAGRADO, ALMA DIVINA DEL UNIVERSO, PRINCIPIO ETERNO DE TODO LO CREADO Y SÍMBOLO VENERADO DEL GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO. ILUMINA NUESTRAS MENTES, FORTIFICA NUESTROS CORAZONES, GUÍANOS EN NUESTROS TRABAJOS, Y DERRAMA PERENNEMENTE EN NUESTRAS ALMAS EL FUEGO VIVIFICANTE Y REGENERADOR DE LA MASONERÍA».

¿Qué es el Alma Universal? Afirmar que Dios es el Ánima Mundi es una importante manera de explicar al universo como un templo vivo, habitado por un alma divina omnipresente. En el rigor de las doctrinas yóguicas, kabalísticas, y teosóficas, el universo es el cuerpo del espíritu cósmico, o el vehículo de expresión de la Conciencia Universal. Por ejemplo, Paramahansa Yogananda, un gran maestro Hindú de kriya-yoga, que enseñó durante más de 30 años en Occidente, definía a Dios de la siguiente manera: «Dios es el Ser Interior del Hombre, y la Única Vida del Universo Entero». También afirmaba que Dios es La Conciencia Cósmica y que ella es El Espíritu Omnipresente que esta inmanente en el universo y más allá de éste, como Ser Trascendente.

Decir Vida es afirmar que así como un cuerpo sin alma está muerto, el universo sin Dios como su alma, que le da vida y conciencia, es un universo muerto o un cadáver en proceso de descomposición.

El Kybalión afirma la existencia de una Mente Universal Omnipresente que usa al universo como su medio de acción o de manifestación. Por eso diversos autores usan la palabra Alma como sinónimo de Mente. En esta perspectiva el universo es una especie diseño material creado y ordenado por una mente inteligente y todopoderosa, que no vacilamos en llamar Dios.

Todo diseño implica propósito, intencionalidad y sentido. Es decir, un Para qué y no solo un porqué, o una causalidad. El orden cósmico implica un Legislador inteligente y providente, y por encima de toda otra prueba material, la vida orgánica misma es una prueba de Dios o de la presencia y acción de un alma-mente universal.

En términos egipcios y bíblicos, el universo fue creado por la Palabra de Ptah o del Verbo de Yahvé Elohim, esa Palabra es Thot o el Hijo de Dios, la Segunda Persona de la Trinidad, el Verbo cósmico que se hizo hombre como Jesucristo. Los griegos rebajaron a Toth de categoría y lo hicieron un mero mensajero de los decretos de Zeus.

Este verbo divino, ordenador y hermoseador del cosmos, Toth-Cristo, procura que los hombres vivan dentro de la Ley Eterna, y cooperen inteligentemente con los planes del Supremo Arquitecto. Si se niegan a cooperar haciendo mal uso de su libertad y de su racionalidad, Temis, Maat o la Ley de karma le harán sufrir las consecuencias de sus errores.

El vicio, el pecado, la injusticia, la ignorancia, alteran el orden cósmico y humano, ya sea como daño ecológico, violencia socialenfermedades físicas y mentales, etc. Por lo tanto, el Verbo de Dios que se encarna de época en época, como un Avatar, para provocar el Tikum, corregir y reparar los daños del error, de la ignorancia y de la injusticia humana, debe iluminar los caminos de los hombres desde adentro y desde afuera, y para eso envía al mundo apóstoles, maestros y profetas. Por eso la Sagrada Escritura dice en Lucas 11,49: «La Sabiduría de Dios también DIJO (VERBO) les enviaré profetas y apóstoles»…. Y en Mateo 23,4 dice: «Yo os envío profetas, y sabios y escribas»… .-

Un maestro masón es un sabio, un vidente o un profeta, cuando ya no es un mero símbolo de lo que debe llegar a ser. Y asume su misión a partir de lo que lee interiormente en la pantalla de la mente-alma universal, y escribe los planos arquitectónicos que los Compañeros y los aprendices debe concretizar.

Los grandes iluminados han trabajado siempre a los órdenes del Verbo de Dios, que es la Luz divina que alumbra su universo interior. Y su inspiración ha servido de lámpara en un lugar oscuro o de luz en el cuarto de reflexiones de cada servidor de la humanidad que se sintoniza con Dios, con la inteligencia universal o con el Ánima Mundi. Y así se convertían en servidores e instrumentos del Nous Poiéticus, la Mente divina.

Desde la Antigüedad se sabe que el rol de poeta y de profeta son muy parecidos, y a veces el profeta se disfraza de poeta. Recordemos a Rumi, a David, a Mohamed, cuyo verbo era poético y profético al mismo tiempo. O a Alexander Pope, o a John Milton, o a Gabriela Mistral. El vidente en la Biblia tiene dos roles, a saber, el de Nuncio y el de Predecir. Anuncia la Palabra de Dios y la Ley a los hombres y les predice el futuro para que se vean las consecuencias o los juicios celestiales de las acciones humanas a largo plazo o bien que los hombres conozcan los planes divinos de modo anticipado.

Hay profetas que no predicen pero enseñan la ley a los hombres. Es el caso de Mahoma, o Salomón. Tienen visiones de Dios y de los misterios divinos pero no miran hacia el mañana de un modo sobrenatural. Razonan sobre la ley eterna y las consecuencias lógicas de su quebrantamiento. Otros realmente se elevan al plano del eterno presente y ven el futuro como presente. Otros solo intuyen el misterio divino sin visiones. Y se sienten llamados a iluminar los caminos de los hombres de un modo más filosófico.

El Espíritu Santo es definido por Jesús y por Juan Evangelista como el Espíritu de la Verdad. Y explicó que ese mismo Espíritu Santo guiaría a los apóstoles y a los discípulos del Señor a conocer toda la verdad. (Juan 16,13) Por eso Isaías 11,2 dice que el Espíritu Santo es espíritu de sabiduría, de entendimiento, de ciencia y de consejo. Por lo tanto es claro que la masonería es una escuela abierta a la misteriosa acción interior del Espíritu Santo en todas sus formas.

La búsqueda de la Verdad caracteriza el quehacer masónico, así como el servicio de amor a la humanidad. Pero la verdad no es algo o alguien que haya que buscar a partir de cero o desde la nada. Pues en ese caso no tiene sentido usar del simbolismo y de los ritos o la Biblia, pues sería una búsqueda sin pistas ni referencias que orienten la inteligencia del buscador.

De allí viene el error de aquellas logias que usan un libro en blanco en el Ara, y que al mismo tiempo le dicen al aprendiz que ese libro es una de las tres luces supremas de la logia. ¿Que luz puede tener un libro vacío, sin datos que orienten al que quiere encontrar la luz? Se pretende que la luz será lo que el mismo buscador encontrará en el futuro. ¿Y qué pasa con el que no encuentra nada, y se hunde en el nihilismo y el escepticismo total?

¿Qué clase de amor a la humanidad es aquel que, por respetar tanto la libertad de pensamiento y de búsqueda, se niega a proporcionar una guía correcta al caminante en medio de la selva o del desierto? La misericordia o la caridad obliga a proporcionarle un mapa, o alguna referencia segura que le permita salir de la confusión de las ideas o de la ignorancia. Por eso las minorías conscientes crísticas, las escuelas de profetas, o las Sangas búdicas del pasado, han puesto por escrito sus experiencias y doctrinas fundamentales, y así ayudar al entendimiento de los hombres que transitan por las tinieblas de los pasos perdidos de la existencia.

Para eso se crearon los ritos, símbolos y los landmark de la masonería, y en consecuencia se parte de un principio orientador fundamental, que es Dios (o un equivalente filosófico de Dios) y el uso de Biblia en el Ara, de la cual, como ya se dijo, surgió casi todo el rito y los símbolos de modo coherente y orgánico de acuerdo con los fines espirituales de la institución.

Así pues, de tiempo en tiempo, como dice el Bagavad Guita en su capìitulo 4, se hace imprescindible que, desde las profundidades del alma-mente universal, el envío de gente alta estatura espiritual al mundo; un sabio, un avatara, un profeta ungido, un santo, o un genio, que ilumine su época, y cree una fraternidad, una escuela o un camino para superar las dificultades del devenir o de la evolución de la humanidad.

Y tal como la antropología cultural enseña, ninguna religión o doctrina surge de la nada o de cero, todas se apoyan en datos previos de escuelas anteriores, a los cuales agregan su propio genio o alguna idea luminosa inspirada por el Verbo de Dios. Por eso el Budismo usa muchos elementos del brahmaismo, y el islam usa elementos del judaísmo, como del cristianismo. O el Judaísmo y el Cristianismo usan elementos egipcios, persas, y sumerios en sus símbolos y doctrinas. Sin olvidar otras adherencias griegas, latinas o celtas posteriores.

Así ocurrió con la masonería británica. En medio de la tragedia de un país roto hasta la medula por las guerras civiles y religiosas, el Alma Mente Universal suscito en la mente de un grupo de hombres iluminados del siglo 17, un nuevo movimiento espiritual, utilizando las raíces de la masonería operativa y del cristianismo rosacruz emergente, con su kabalah teosófica y el hermetismo griego egipcio, creo la masonería especulativa.

Asi, la Apocaliptica y aparentemente fallecida iglesia de Filadelfia, cuya luminosa alma viajaba por los espacios mentales del interior del alma universal, encontró un nuevo vehiculo para encarnarse en el mundo contemporáneo.

«Un dìa San Francisco de Asìs escucho que Cristo le hablaba desde un Crucifijo Bizantino en la Iglesia de San Damian. Y le decía: RECONSTRUYE MI IGLESIA, ¿NO VES QUE SE ESTA DERRUMBANDO?

Al despertar del extasis, pensó que Jesùs le llamaba a reconstruir materialmente la iglesia de san Damian, que efectivamente estaba en ruinas, y consiguió dinero y materiales para reconstruirla en su edificio, y luego reconstruyo otros templos de los alrededores de Asis. Pero un dia cayo en cuenta de que su Maestro Arquitecto le estaba llamando a la reconstrucción moral de la iglesia católica y la de todas las criaturas conscientes.

Y pensó que debía entregarse a la idea de convertirse el mismo en la primera piedra de una iglesia cristiana purificada y renovada integralmente. Y abandonando sus riquezas y su prestigio social peregrinò por las tierras de Umbria para predicar su mensaje y alejar a los hombres de la podredumbre de la lujuria, que son los placeres desordenados, y atraerlos al sendero de la pureza, la compasión y la alegría del espíritu. Haciendo de su vida un poema y una fuerza, y de su fe una visión, en la que el mundo era amor, verdad y compañerismo.

La vida de este santo es una perfecta parábola de la masonería. Antiguamente los masones construyeron las grandes catedrales, arrastrando piedras y dibujando triangulos, cuadrados y círculos, a los que asignaban elevados significados misticos. Pero la Morada del Alma no puede construirse con ladrillo y piedras, porque es una casa que las manos no han levantado, sino los pensamientos, esperanzas, oraciones, sueños y actos de justicia de los hombres abnegados y libres; morada al fin, que erigio la sed de verdad, el amor a Dios, y la lealtad de la humanidad. Y llego un dia en que los masones dejaron sus piedras y se convirtiron en hombres de otra especie, sin dejar por eso de edificar, pero valiendose de verdades en vez de instrumentos, de dramas en vez de dibujos, y levantando un templo a la evolución de la humanidad».

Las palabras de los cuatro parrafos anteriores están tomadas de la pagina 81 del Libro Los Arquitectos del Ilustre Hermano Joseph Fort Newton, donde introduce magistralmente las circunstancias de la fundación de la gran logia de Londres de 1717. Y donde también comenta algunos contenidos de la Constitucion de Anderson.

Joseph Fort comenta el terrible deterioro moral de la Inglaterra de 1700 y el quiebre de la religiosidad de la iglesia anglicana, en un escenario muy semejante al que tuvo que enfrentar Francisco de Asìs en la Italia del siglo XIII. Por lo tanto se debe entender que esotèricamente LA PALABRA QUE ESCUCHO FRANCISCO, expresión del Verbo Maestro que «construyo la iglesia», como dice la Constitiuciòn de Anderson, siguió resonando en el plano mental por siglos, y los masones ingleses la escucharon interiormente, y la obedecieron, y dieron comienzo a una corriente espiritual de logias especulativas, que sería parte de lo que los manifiestos rosacruces también planteaban, es decir, una palingenesia, o regeneración moral y espiritual del mundo.

Tal movimiento, contando con la bendición del Alma Mente Universal y la influencia invisible del Maestro Supremo de los rosacruces, el Cristo de Dios, se extendió ampliamente por el mundo entero, como todos sabemos. Asì se reconstruyò la sección esotèrica de la comunidad cristiana primitiva, la iglesia de Filadelfia. La iglesia del sexto candelabro del Apocalipsis.

Monografias.com

¿Cuál es la intención última de esta Iglesia Masònica rosacruz de Filadelfia?

La respuesta no es mìa, la dice el manuscrito Graham de 1726, al describir el rito del juramento masónico y su intencionalidad:

«- ¿En qué disposición habéis prestado vuestro juramento?

– No estaba ni sentado, ni de pie, ni caminando, ni corriendo, ni a caballo, ni suspendido, ni volando, ni vestido, ni desnudo, ni calzado, ni descalzo.

– ¿Por qué razón estabais en semejante estado?

– Considerando que un Dios y un hombre componen el verdadero Cristo, de igual manera un ser sin ornamentos, medio desnudo, medio vestido, medio calzado, medio descalzo, medio arrodillado, medio de pie, estando todo a medias, no está completamente acabado, indicando así un corazón humilde y sumiso «para ser un fiel discípulo del Justo Jesús».»

Bien, como se ve la intención de la masonerìa es la misma que tiene la iglesia, formar discípulos para Jesùs, o discípulos de cualquier encarnaciòn del Verbo Universal o mensajero del Mismo, sea Sri Krisna, Osiris, Nanak, Mohamed, Moisès, Laotze, Buda, o Baha`Ulah. Es la misma intención del pastor luterano Juan Valentin Andrea, el autor de los Cuatro Manifiestos rosacruces. La Fama, La Confessio, Las Bodas Quìmicas de C. R. y Cristianòpolis.

El propio San Juan afirma en el capìtulo uno de su Evangelio, que El Verbo de Dios es la Luz interior que alumbra a cada hombre que viene a este mundo. Y eso se refuerza con la influencia del Espìritu Santo, el Espìritu de la Verdad, que se según el mismo Evangelio cap. 14,26, es el maestro interior que conduce al hombre a la verdad completa.

Todo en perfecta concordancia con el concepto de un Cristianismo esotèrico que es un Don Gratuito dado a los hombres, según expresa el propio Manuscrito Graham, cuando define por què la masonerìa se denomina «Franc.masonerìa»:

«- ¿Por qué fue llamada Franc-Masonería?

– Primeramente porque es un franco (libre) don de Dios a los hijos de los hombres, segundo porque ella está a salvo de la intrusión de los espíritus infernales, tercero porque se trata de una franca unión de hermanos de este santo secreto que ha de durar por siempre».

Por eso la misma Constituciòn de Anderson (página 28) afirma que los masones son seguidores de LA RELIGION UNIVERSAL. La que desde luego tiene al Cristo de Dios en su centro, y que reconoce la presencia de luminosas semillas del Verbo eterno en todas las grandes religiones del mundo.

Por eso nunca se debe olvidar que Isaìas, profeta mesiánico por exelencia, dice que EL TEMPLO DE DIOS DE JERUSALEN ESTÀ DESTINADO A SER CASA DE ORACIÒN PARA TODAS LAS NACIONES, Y eso concuerda con el espíritu y al forma de ser y desarrollarse de la masonerìa en todo el mundo, ya que sus templos son reflejos mejorados de aquel que se construyò en Jerusalen. (Isaìas 56,7).

Finalmente, Cristian Rosenkruz, según la Fama Fraternitatis, tiene a un arquitecto entre sus discípulos, y el mismo texto afirma que EL EDIFICIO DEBE SER REFORMADO Y AMPLIADO, y la Confessio lo reafirma. Y la propia Fama Fraternitatis dice que ERA PRECISO FUNDAR EN EUROPA UNA SOCIEDAD QUE POSEYERA BASTANTE ORO Y PIEDRAS PRECIOSAS, PARA PRESTARLAS A LOS REYES Y QUE TAMBIEN SE ENCARGARA DE LA EDUCACIÒN DE LOS PRINCIPES, QUE CONOCIERA TODO LO QUE DIOS HA PERMITIDO CONOCER A LOS HOMBRES…»

Oro y piedras preciosas que se refieren a los tesoros de sabiduría esotèrica y de virtudes morales de la fraternidad masónica, escuela formadora de líderes y de hombres influyentes para el desarrollo humano.

Esas palabras fueron la guía profética que usaron los masones del siglo XVII y XVIII para lanzarse a la misión de crear la masonerìa especulativa y expandir su benéfica influencia por el mundo.

Respecto de la segunda razón mencionada por el manuscrito Graham acerca del significado del nombre de Franc-masoneria que es la de ser una institución libre de la intromisión o influencia de los espíritus infernales , debemos decir que ese es un motivo esotèrico mágico e iniciático muy importante, pues indica la razón de fondo de la costumbre ritual de trabajar a cubierto y de tener un guarda-templo externo e interno en todas las logias.

Existen fuerzas y seres hostiles, en el plano psíquico o astral, invisibles al ojo carnal, pero visibles al clarividente, que intentan impedir la marcha del alma humana hacia la Luz y el ejercicio de la virtud. Demonios de la peor especie, llamados Qlifos por los kabalistas, deben ser mantenidos lejos de la actividad humana. Pues su influencia nefasta daña la convivencia fraterna por ser espíritus de discordia, y agentes de confusiòn de la razón que intenta relacionarse con el Logos o el Verbo Universal y sus ideales arquetípicos, que son precisamente los Planes de la Gran Alma Mente del Universo.

Desgraciadamente, nada se saca con trabajar ritualmente a cubierto si ya previamente se ha roto el landmark del uso de la Biblia en el Ara o ya no se usa el Nombre del Gran Arquitecto en la invocación de apertura y cierre de los trabajos. En ese caso ya los entes infernales han ganado la partida y han contaminado los trabajos, y de nada sirve tampoco usar guantes blancos y afirmar que no hay profanos dentro del templo, pues de hecho los pensadores agnósticos han introducido en el alma de las logias una impureza astral, de naturaleza contradictoria con el espíritu rosacruciano de los maestros fundadores de la masonerìa especulativa anglosajona.

San Juan, en su primera Epìstola 3,8, enseña que el Cristo de Dios «apareció para deshacer las obras del diablo». Pero el triunfo del secularismo y del aagnosticismo o del ateísmo militante con su relativismo moral es un triunfo de la oscuridad diabólica en el alma de los pueblos, y es contrario a la finalidad o el propósito del Alma Mente universal y de su Verbo de Luz y de Amor ordenador del cosmos humano.

La tercera razón del nombre de franc-masonerìa es que una franca UNION de Hermanos en un santo secreto que debe durar por siempre. Unidos en un Secreto Eterno. Secreto que ya no es una mera custodia de secretos geométricos profesionales o de la preservación de ciertos signos, toques y palabras de reconocimiento o la preservación de personas frente a las persecuciones.

Jesucristo dijo que sus discípulos deberìan amarse unos a otros, TAL COMO EL LOS HABIA AMADO, y que esa caridad serviría de prueba para los mundanos, y, significativamente, ESE MANDAMIENTO DE CARIDAD O DE AMOR FRATERNO SE HIZO «DESPUES» QUE JUDAS HABIA ABANDONAOD LA ASAMLEA, es decir, cuando el profano incrédulo y el traidor estaba FUERA de la tenida. Al buen entendedor esto debería bastarle. Pero atendiendo a las debilidades de la razón humana y la ignorancia común sobre estos misterios deberemos explicarnos con màs detalle.

Jesùs hizo una ceremonia de lavado de pies para celebra su última cena mìstica con sus discípulos, pero al terminar el rito afirmó que ya estaban purificados MAS NO TODOS, refiriéndose a Judas indirectamente. Mas adelante, al final de la Cena, según el cap. 17 del Evangelio de Juan hizo una larga y fundamental plegaria al Padre Divino, donde aclarò este asunto. Pidiò por sus discípulos diciendo SANTIFICALOS EN LA VERDAD, PUES TU PALABRA ES LA VERDAD.

Y agregó al final de su oración sacerdotal: PADRE JUSTO, EL MUNDO NO TE HA CONOCIDO, MAS YO TE HE CONOCIDO, Y ESTOS HAN CONOCIDO QUE TU ME ENVIASTE, Y LES HICE CONOCER TU NOMBRE, Y SE LO HARÈ CONOCER, PARA QUE EL AMOR CON QUE ME HAS AMADO ESTE EN ELLOS Y YO EN ELLOS.

Obsèrvese el sentido Gnòstico y kabalìstico de las palabras de Jesùs. Unos versículos antes en esta misma plegaria, el maestro había dicho, respecto de este misterios amor mistico y fraterno que los unìa: PARA QUE TODOS SEAN UNO, ASI COMO TU PADRE EN MI Y YO EN TI, PARA QUE TAMBIEN SEAN ELLOS UNO EN NOSOTROS. PARA QUE EL MUNDO CREA QUE TU ME ENVIASTE.

Ahora bien: El Nombre de Yahveh, como sabemos, se compone de cuatro letras, Yod-He-Vav-He, y suma 26. O trece màs trece. Justamente La palabra EJAD en hebreo es UNO, y sus letras suman 13, y la palabra AHABA en hebreo es AMOR, y sus letras suman 13. Dios es, según la doctrina Juanìtica es UNO y es AMOR. Que se resume en la conjunción de 13+13= 26 del Nombre del Padre de Jesucristo.

Alef- Jet- Dalet, o 1+8+4=13 (Ejad o UNO). Alef- He – Bet- He, o 1+5+2+5=13 (Ahaba o AMOR). En total SIETE LETRAS. Esencia Una y Trina, y un Cuaternario. Amor en cuatro direcciones, Al prójimo, a sì mismo, a la Naturaleza y a la Verdad.

Amor y Unidad, la esencia de la Divinidad manifestada en Jesucristo. Y en el Amor fraterno teocéntrico que es la caridad. Teològicamnete Caridad se define como Amor a Dios a través de las criaturas. Y es la raíz de la palabra cariño. Pero es Amor Divino que legisla y ordena el mundo, y lo embellece con su luz, su inteligencia geométrica y su verdad eterna. Eso es el Logos.

En rigor, la amistad con el Verbo de Dios no es anarquica ni incondicional, pues en el mismo Evangelio de Juan, en el cap. 15, vers. 14 y 15 resume la cuestión asì: VOSOTROS SOIS MIS AMIGOA SI HICIEREIS LAS COSAS QUE YO OS MANDO, NO OS LLAMARE MAS SIERVOS, PORQUE EL SIERVO NO SABE LO QUE HACE SU SEÑOR, MAS A VOSOTROS OS HE LLAMADO AMIGOS, PORUE OS HE DADO A CONOCER TODAS LAS COSAS QUE HE OIDO DE MI PADRE.

Es decir, Jesùs les ha dado a conocer a sus discìpulos los planes arquetípicos de la mente universal y los ha integrado en la Gran Obra. Y los ha convertido en Colaboradores de Dios en la tierra, tal como San Pablo lo ha explicado en la Primera Carta a los Corintios, cap. 3, segùn se expuso anteriormente. Esa es la masonerìa espiritual fundada por Jesucristo, pues en el rigor de la comprensión profunda de las cosas la iglesia primitiva era y aùn es una escuela esotèrica, cuando es fiel al Verbo eterno y universal que le dio su ser y finalidad.

Por eso aquí decimos, gloria a la Iglesia de Filadelfia, nacida con dolores de parto, en Gran Bretaña, del siglo 17 , e irradiada con la fuerza del Espìritu Santo de la Verdad, durante el siglo 18 y siguientes, por todo el mundo.

Ezdras, Nehemías, y Ageo, y San Francisco de Asìs lo ordenaron: «EL TEMPLO DEBE SER RECONSTRUIDO», y no solo en Jerusalen, sino en todo el mundo y en todos los corazones dispuestos a obedecer el llamado rosacruz a la palingenesia universal.

Esa Nueva Humanidad redimida por la sangre del Pelícano es la Nueva Jerusalén, la ciudad dorada, que San Juan ve bajar de los cielos arquetípicos. Los instrumentos de esa palingenesia o regeneración universal de la humanidad son la Pansofía y al Panacea espiritual contenidos en el ADN rosacruz de la doctrina masónica nacida hace poco más de tres siglos atrás.

Monografias.com

Autor:

Profesor Fernando Laredo Cárter.

M:. M:. GRADO 14 del R:. E:. A:. y A:. .

FUENTE: La Masoneria, Un Clon de los rosacruces del siglo XVII (página 5) – Monografias.com

Categorías:SOCIEDAD CIVIL

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.