SOCIEDAD CIVIL

MASONERIA; El bien y el mal – la dualidad

Ver las imágenes de origen

“Lo que se hace por amor pasa más allá del bien y el mal” [Friedrich
Nietzsche] Tomo esta frase para exponer los conceptos de el bien y el mal presentes
en la vida cotidiana.

Todo se refuta entre lo que está bien y lo que está mal, creando una
confusión en el interior, porque aquello que está bien para unos esta mal
para otros, y entonces, estos conceptos se convierten en el desencuentro
de la justicia y se revela la tirania.

El mal y el bien se encuentran en dos posturas reducidas al concepto de
moral o ética.

El bien y el mal desde la moral, marcan lo que debe hacerse sin dar una
explicación lógica del por qué.

El bien y el mal desde la etica no tiene un significado de separacion sino
de union que hace conciente al ser humano de sus actos y de sus
responsabilidades. Si Adán y Eva hubiesen aceptado su responsabilidad
ante su equivocación, Dios los hubiese perdonado, pero al culparse uno al
otro mostraron la incapacidad de hacerse responsables de su libertad.

El bien es una cosa o situación deseable, agradable, o moralmente
preferible. El bien es también el opuesto del mal. La dicotomía entre lo
“bueno” y lo “malo” (que va en contra) existe en muchas culturas. Incluye
una jerarquía de estándares morales para el comportamiento humano.

Adán y Eva no resistieron la tentación, comieron del “árbol del conocimiento
del bien y del mal” y fueron expulsados del paraíso. Saber, significa poder
distinguir entre el bien y el mal conocer, o distinguir entre el bien y el mal,
significa ser como Dios. Una persona es tentada y no guarda la ley, cuando
no puede distinguir entre el bien y el mal.

Una persona tiene derecho a vivir en el paraiso mientras sea ignorante.
precisamente cuando se convierte en un ser moral, capaz de distinguir entre
el bien y el mal, no tiene derecho a la vida del paraíso. Resulta que ser como
Dios significa poder pensar, ejercer juicio. La escala principal de juicio es la
capacidad de distinguir entre el bien y el mal.

Este discernimiento permite a una persona tomar decisiones que afectarán
sus acciones.

La vida en el paraiso era irresponsable porque era sin conocimiento, sin
sabiduría y sin juicio moral. La historia muestra que la persona carece de
opinión y la mente se ve tentada a hacer el mal y violar la ley. Cuando a una
persona se le da una opinión y un juicio, se le da la oportunidad de criticar
sus acciones y de decidir de acuerdo con su conciencia y elección si es
bueno o malo. Por supuesto, esta es una gran responsabilidad. El hombre
debe ser maestro y juez de sus obras.

A partir de esta distinción entre el bien y el mal, hay una serie de rasgos
comunes. Así, por ejemplo, encontramos el hecho de que el bien siempre se
identifica con la luz y también con el espíritu. Por su parte, el mal está en todo
momento conectado con las tinieblas, con lo que es parte del cuerpo y
también con Satanás mismo.

De esta manera podemos ver perfectamente la dualidad de la que hablamos
en una de las figuras literarias más conocidas de toda la historia, nos
referimos al protagonista de la obra “The Curious Case of Dr. Jekyll and Mr.
Hyde”, que en 1886 creó el escritor escocés Robert Louis Stevenson.

Específicamente, este es un científico que ha logrado crear una poción que le
permite cambiar física y personalmente. Así, cuando se convierte en Hyde, se
transforma en un hombre violento capaz de acabar con otra vida humana. De
esta manera presentamos ambos rostros que cualquier ser humano puede
tener, el médico representa al bien y Hyde el rostro más oculto y malo de la
humanidad.

Ha creado el hombre el mal desde su juventud?

Pensadores, filósofos, científicos y clérigos lidiaron con la pregunta y apilaron
páginastras páginas de teorías e hipótesis. La Biblia también afirma que “el
corazón del hombre es malo desde su juventud”, y aunque hay diferentes
interpretaciones del contexto del versículo, ha sido utilizado como punto de
partida por muchos teóricos para determinar que el hombre ha creado el mal,
que está restringido solo por el aprendizaje social o el castigo.

Filósofos de los siglos XVII y XVIII Hobbes y Rousseau no estaban de
acuerdo entre sí, sobre el debate sobre si los humanos eran buenos o malos
desde su juventud. Hobbes fue un pensador y filósofo político inglés, mejor
conocido por su libro “Leviatán”, que trata sobre el poder y la autoridad.
Hobbes creía que el hombre es agresivo tanto porque le interesa acumular
poder y propiedades para la satisfacción de sus pasiones, como porque se
defiende de la posible agresión de otros seres humanos.

Según Hobbes, una persona estará a salvo solo cuando tenga control
exclusivo sobre todos los demás seres humanos, pero esta es una situación
imposible de realizar. La autoridad y la ley, según Hobbes, se derivan de dos
factores: la necesidad de que los seres humanos se unan contra la
naturaleza y contra otros seres humanos, y la capacidad de los seres
humanos para ejercer poder unos sobre otros, con el fin de controlar a largo
plazo. Por lo tanto, de acuerdo a Hobbes el hombre eligira lo bueno de
acuerdo a las leyes de la sociedad en la que vive.

Por otro lado, Rousseau basó su filosofía en la brecha entre la sociedad
humana y la naturaleza humana. Rousseau concluyó que el corazón humano
crea el bien por naturaleza y que en su estado natural el hombre es un “noble
salvaje”. Este estado natural es el estado en el que se encuentran todos los
demás seres no humanos y en el que se encontraba el hombre antes de que
se crearan la sociedad y la civilización humanas. La creación de la sociedad
corrompe al hombre noble por naturaleza.

Rousseau vio a la sociedad como algo artificial, y argumentó que el desarrollo
de la sociedad, especialmente el crecimiento de las instituciones que crean la
interdependencia social, y va en contra del bien de los seres humanos, que
es artificial, destructiva y obliga al hombre a compararse con los demás y a
crear miedo, y alegría por la desgracia ajena.

Aristóteles creía que el hombre, al ser un animal complejo, se comporta tanto
de acuerdo con los impulsos y pasiones como con su intelecto. La persona
será feliz si logra acuerdo con la medida adecuada. Pero no todos tienen
éxito, e incluso si lo logran, no siempre. Hay momentos en que una persona
actúa de acuerdo con sus impulsos y deseos, y los resultados de sus
acciones son malos. Por lo tanto, según Aristóteles, en el marco social
adecuado y después de una educación adecuada, una persona podrá
desarrollar y realizar sus habilidades y virtudes.

Los investigadores examinaron el tema en experimentos científicos y
partieron de la premisa de que el bien y el mal son un asunto relativo y moral.

El “buen” comportamiento se definió como anteponer el bien del conjunto al
bien del individuo, incluso si se producía a expensas de él.

El “mal” comportamiento se definió como egoísmo, es decir, ignorar el bien de
todo.Por tanto, es posible que la bondad del hombre provenga del hecho mismo
de ser una criatura social?. El hecho de que definamos este rasgo como
“bueno” indica la fuerza de la conexión entre los miembros de la raza humana
y el sentido de pertenencia y Para probar estos comportamientos, los
investigadores llevaron a cabo una serie de cinco experimentos sociales,
según informa la revista científica Scientific American.

Se pidió a los encuestados que tomaran decisiones financieras en un grupo
grande y eligieran entre dos opciones: aumentar las ganancias personales a
expensas del grupo o aumentar las ganancias del grupo a expensas de la
personal. Los resultados de los cinco estudios mostraron una tendencia
uniforme: las decisiones intuitivas, como las que se tomaban a alta velocidad,
estaban relacionadas con la cooperación, mientras que las decisiones
racionales tomadas después de mucho tiempo estaban relacionadas
con las inclinaciones egoístas. Esto significa que la tendencia natural de la
raza humana es cooperar.

La conclusión extraída de un estudio conjunto de los Departamentos de
Psicología, Biología y Matemáticas de las Universidades de Harvard y Yale:
“Siempre que quiera hacer lo correcto y lo bueno, no lo piense mucho,
simplemente haga lo que le diga su intuición”.

Nuestra doble percepción crea desafíos, porque la vida nos mueve entre
extremos opuestos. Percibimos nuestras vidas como una secuencia de
buenas circunstancias o acontecimientos, o malos o buenos. Siempre que
estemos en el polo del “mal”, la aspiración natural sería pasar al polo del
“bien”. Cuando la vida presente desafíos y dificultades, nos esforzaremos
mucho por entender, mejorar y cambiar. En otras palabras, tendremos que
parar y mirar más hacia adentro, siendo así más conscientes y desarrollados.

Reconozcamos que el universo ha ideado un ingenioso plan que nos hace
movernos constantemente entre los polos, expandiendo y desarrollando así
nuestra conciencia.

Cuanto más desarrollada sea la conciencia, mejor podrá ver ambos polos al
mismo tiempo, como una imagen más completa de la realidad perfección y
unidad, para aquellos de ustedes que quieren crear una mejor realidad,
significa la capacidad de llegar al centro, de equilibrar los dos extremos de la
dualidad, a través del trabajo sobre la conciencia

En líneas generales, las doctrinas dualistas coinciden en los siguientes
rasgos: Principio de bien es identificado con la luz y el espiritu, el principio del
mal con las tinieblas y la materia o con el diablo o demonio (maniqueísmo). El
bien y el mal existen en la libertad, y esta en la etica de cada ser humano, el cual debe caminar sin dividir y sin
convertir la justicia en moral, es decir un acto que elimine la responsabilidad.

En el dualismo podemos encontrar el concepto mas comun entre el bien y el
mal, por cuya acción se explica el origen y la evolucion del mundo, pero tambien en un sentido mas amplio a las doctrinas que afirman dos ordenes
de ser esencialmente distintos, por ejemplo, ser ideal y ser real, naturaleza y
gracia.

En el primer grado de aprendiz, el candidato masónico viste de negro y
blanco a igual que los dos colores del piso ajedrezado, representando la
polaridad material en el bien y el mal, cuyo péndulo humano de la dualidad es
su lucha permanente transitando entre estas dos energías.
Tenemos otros ejemplos de la dualidad, la belleza y la fealdad, la vida y la
muerte, la verdad y el error, el vicio y la virtud, asi como otros pares de
opuestos que dominan en el mundo relativo, siendo relativos desde el punto
de vista de la conciencia en que se consideran.

Al final la dualidad es un termino que representa dos facetas del hombre, su
dualidad en existir o no existir, en el ser o no ser. Esto implica profundizar en
el sentido de lo que se busca, asi la vida nos da siempre dos caminos, puede
ser el bien o el mal, el correcto o el incorrecto. En relación a la simbología
masónica, la dualidad está presente en varios símbolos y alegorías. En la
masonería podemos encontrar esta dualidad (el bien y el mal) confrontando
nuestro mundo sagrado y nuestro mundo profano, por ejemplo,
cuando el V:.M:. le pregunta al 1er.Vig:. ¿Para qué nos reunimos aquí, H:.Pr:.
Vig:. ? y este contesta: Para levantar templos a la virtud y cavar fosas al vicio,
V:.M:.

Muchas gracias por vuestra atención


Luis Enrique Horenstein M.M.
R.L.S. “La Fraternidad” No 62
Valle de Herzlia – 25 de Marzo 2021
Bibliografía:
Traducción del libro de Rudolph Steiner, Durnal, Zurich – Stuttgart – “El mal
sobre la
tierra” // Aristo o Aristóteles (322-384 AC) // Genesis – Capitulo 3 – Versículo
5 y 22
//Eclesiastés – 20 // Película en castellano “Bueno o malo”

FUENTE: planchas (cadenafraternal.com)

Categorías:SOCIEDAD CIVIL

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .