MASONERIA

LIBERTAD DESDE UNA CONCEPCIÓN MASÓNICA

Somos hombres libres y de buenas costumbres esta es la frase que nos caracteriza a los masones o sea entendemos o asumimos que no tenemos ataduras, que no estamos obcecados por ideas arrancadas del fanatismo ni ligados a lazos de superstición.

El término libertad proviene del latín libertas, libertatis – liber: que significa libre, pero esta palabra filosóficamente y en sentido general, se entiende por la ausencia de obstáculos, en sentido especial, el problema de la libertad vemos que se restringe solamente al hombre, o sea la libertad es una realidad característica propia del hombre, no de las cosas ni siquiera de Dios.  El hombre es libre, y es la única criatura libre, porque tiene que hacerse a sí misma.  Para el filósofo Heidegger, en Dios no hay libertad, porque la libertad exige una carencia que haya de colmarse; en la piedra, en los animales, no hay carencia de nada, porque no hay en ellos libertad, en tanto, en el hombre hay libertad y hay carencia.  En otras palabras, a Dios nada le es posible, porque es la perfección; a las piedras y animales tampoco les es posible nada: son igualmente perfección, plenitud. El hombre es posibilidad, y hay en él, pues, libertad.

Sartre decía que el hombre está condenado a ser libre, no se es libre para ser libre; se es libre para hacer algo. Es como una tierra fértil en la que hay que sembrar. Recuerdo la vieja pregunta de Lenin: ¿Libertad? ¿para qué? y la respuesta que dice: La libertad no es un fin, es un medio y los medios no resuelven problemas; preparan caminos para resolverlos. Sobre la tierra fértil de la libertad hay que sembrar algo y dependiendo de lo que cada uno siembre, eso mismo ha de cosechar.

No todos los masones veremos el término Libertad desde el mismo prisma; unos lo haremos desde el religioso, otros desde el moral, otros desde el ético, pero a fin de cuentas el resultado es siempre el mismo: el respeto propio, el respeto a los demás y el respeto a la colectividad

La Masonería carece de dogmas, pero sí tiene principios; los símbolos que decoran la Logia son los principios que están expresando las distintas modalidades de la Inteligencia del Gran Arquitecto; Un símbolo es un signo externo, visible y tangible de una realidad espiritual interna, y para eso es precisamente para lo que sirve el símbolo, porque no es la forma de éste la que ilumina la inteligencia, sino justamente es la idea la que está plasmada en él.

Nos Preguntamos entonces: ¿qué símbolos representan a la libertad? Puede haber muchos pero el más representativo es el Aire, es un símbolo sensible de lo invisible; gracias a él se propagan el sonido, la luz y los olores, es un elemento purificador y revelador que representa al mundo intermedio entre la Tierra y el Cielo. Se relaciona con el soplo que da origen a la creación, con el Verbo -la palabra que se expande por él-, con el hálito vital que permite el delicado equilibrio de la vida y con el viento que, como el espíritu, sopla donde quiere. Recordemos que simbólicamente se considera el aire y el fuego activos y masculinos, mientras que el agua y la tierra, pasivos y femeninos.- Según Nietzsche, “el aire es una especie de materia superada, adelgazada, como la materia misma de nuestra libertad”.

En la ceremonia de iniciación El Neófito que acaba de subir de las profundidades donde su espíritu se encontró en presencia de sí mismo en la cámara de reflexiones, recibe la primera purificación, la del Aire, es recibir luego de su “muerte iniciática” el soplo vital para volver a nacer, durante su viaje ha pasado por las tempestades, el granizo, y se hace un silencio profundo cuando se lo purifica.

No podemos terminar esta Plancha sin hacer una breve mención a un tema estrechamente relacionado con la Libertad: el libre albedrío. Lo podemos definir como la capacidad del ser humano de optar por una acción o por otra, correcta o incorrecta. El libre albedrío es nota característica del ser espiritual, manifestada en la conciencia de libertad, pero de una libertad bien entendida y correcta, ya que en caso contrario caería en el libertinaje o en el delito.

Por todo lo dicho anteriormente, es fácil comprender por qué la Libertad es la clave principal en la que se funda la Masonería: Libertad para ingresar en la misma, Libertad para elegir esta filosofía determinada de vida, Libertad para desprendernos de los lazos que nos atan a una vida material, Libertad para respetar las opciones del resto de los seres humanos aunque estas difieran de las nuestras, LIBERTAD, en resumen, para desear y querer SER LIBRE.

Todo hombre vive eligiendo, y al elegir, se construye a si mismo

MI PALABRA QUERIDOS HERMANOS

CAVA

Bibliografía consultada:

–       ­Trazado Resp\Logia Renacimiento No.222 Oriente de Barquisimeto. 24 de Junio de 2005. E\V\ 24 de Junio de 6005. E\M\.

–       Diccionario Simbólico de la Masonería.

–       Eric Fromm: El miedo a la libertad.*

–       Kenneth Mackenzie: The Royal Ciclopaedia. *

–       Joseph Gevart: El problema del hombre. *

–       Concepto Masónico de Libertad. H:.M:. Jaime Vásquez de la Barra

FUENTE: https://rlspiojaramillo42.wordpress.com/2011/11/07/libertad-desde-una-concepcion-masonica/

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .