MASONERIA

“La Masonería persigue la elevación espiritual a través de un largo y duro camino iniciático”

La Gazzetta del Sud ha publicado las reflexiones del Gran Maestro del Gran Oriente de Italia, el Muy Respetable Hermano Stefano Bisi, después de que el Arzobispo de Mesina, en una entrevista al diario, descalificase a la Masonería. 

Me gustaría recordar a Monseñor Accolla que la Masonería tiene más de tres siglos de gloriosa historia a sus espaldas y que tiene como objetivo primordial e ineludible la elevación espiritual del Hombre a través de un largo y duro camino iniciático que parte del autoconocimiento y continúa, sin dogmas ni verdades irrefutables y axiomáticas, en una búsqueda incesante de lo que puede ser una verdad posible“, dice nuestro Muy Respetable Hermano.

Quienes han elegido libremente entrar en la Orden y emprender el camino iniciático conocen muy bien y son conscientes desde el día de su iniciación de los principios y formalidades de la Masonería. Si han deseado con fuerza llamar a la puerta del Templo y se han mostrado igualmente decididos a afrontar las exigentes pruebas iniciáticas, es porque en sus corazones ha madurado la sublime convicción de adherirse a una noble Institución cuyos ideales son hitos en la historia del pensamiento libre y del nacimiento de los Estados modernos.

El corazón del masón late por la Tolerancia, la Fraternidad, la Justicia, los Derechos Humanos y el Amor Fraterno que concierne a todos.

El corazón del masón no es diferente al de los que frecuentan la Iglesia católica. No es diferente de la de los hombres que practican otras religiones. Los masones se preocupan por el crecimiento interior y persiguen el bien de la humanidad. La Masonería no tiene ni ejerce ningún poder. Su papel no es condicionar al Estado y sus instituciones.

La Masonería, que contribuyó al Risorgimento, a la Unificación y al nacimiento de la República Italiana, es y sigue siendo una gran escuela laica para la protección del libre pensamiento.

La Masonería siempre ha construido y sigue construyendo con confianza y esperanza esos puentes de diálogo y respeto a las visiones de los demás que son la sal de la sociedad y la democracia“, añade. Nuestro Muy Respetable Hermano termina sus reflexiones recordando al Arzobispo de Mesina que “al fin y al cabo, hasta el Papa Francisco ha dicho varias veces una frase histórica: ¿Quién soy yo para juzgar? Lo comparto. ¿Y usted?

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .