CUBA

CARTA EXIGIENDOLA LA RENUNCIA INCONDICIONAL DEL PCC A CONTINUAR COMO ENTIDAD DIRECTRIZ DE CUBA

Hortensia Alfonso Vega. Dama de Blanco y Periodista Independiente

Cárdenas, Matanzas, 14 de abril de 2021

Señor, Raúl Castro Ruz,

Primer Secretario del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba

Como ciudadana cubana, residente en Cuba y no privada para ejercer derechos legales, me dirijo en esta fecha a dicha organización, en ocasión de celebrarse su 8vo Congreso.

Lo dirijo en mi nombre, pero también en el de todas aquellas personas que por sobradas razones, al ser censuradas y reprimidas, no se deciden a expresar lo que sienten, pero que al igual que yo, están deseosas de un bien común para la Patria y nuestra sociedad y que sin ánimo de exagerar, vamos siendo cada vez más.

Si recurrimos a la historia del Partido Comunista, en este país, encontramos que este surge en el año 1925, en medio de nutridas luchas por alcanzar la libertad y la democracia. Así fue cómo logró colocarse entre las nóminas de las diferentes organizaciones políticas que pujaban por sobresalir en aquellas épocas. Desde entonces se mantuvo presente en la vida sociopolítica de la nación.

Es en 1965 cuando recibe el nombre definitivo de Partido Comunista de Cuba, comenzando a jugar un papel preponderante y hegemónico en los destinos del país.

En estas más de cinco décadas transcurridas desde el año 1965 a nuestros días, se ha impuesto como filiación política única y rectora de la sociedad cubana, teniendo como base la doctrina marxista – leninista. Por ende, para sostenerse como fuerza totalitaria, ha hecho valer el principio de que sólo el Socialismo es y será capaz de vencer las dificultades y preservar las conquistas de la Revolución. Todos de una manera u otra hemos sido partícipes del actuar de la orgaización y entre tantos congresos, programas, lineamientos, […] hay una situación insostenible en la isla que impresiona no tener fin.

¿Cómo han quedado la igualdad de derechos y oportunidades para todos los ciudadanos y ciudadanas? Plasmados en papeles o en meras palabras, dichas al viento.

Pueden verse con dolor largas filas de personas buscando empleos y profesiones que continúan siendo poco remunerados, pobreza crónica, un sistema de Salud y Educación plenamente politizados, y casi sin medicamentos, hasta para los padecimientos crónicos.

Actualmente vivimos una compleja situación, exacerbada por una pandemia y como una jugada siniestra se han elevado los precios en todas las esferas. Además, de llevarse a cabo una “supuesta” unificación monetaria que no logro entender, puesto que sigue prevaleciendo una moneda extranjera, incluso: hasta para adquirir productos básicos de primera necesidad.

¿Qué resta entonces para los que cuentan pocos recursos o no tienen familia en el exterior? Tiendas con estantes o vidrieras vacías y artículos inverosímiles.

En el plano de la agricultura y la producción interna: ni hablar. La arquitectura urbana se muestra lacerada por tantos derrumbes hasta de edificaciones con valores históricos.

En conclusión. A mi humilde juicio, el Partido Comunista de Cuba (PCC) no ha resuelto el triste drama del pueblo cubano. Ya no puede continuar presentando al Socialismo como un modelo mejor, debido a que este sistema ha sido un rotundo fracaso donde se ha instalado y en 62 años de instaurado en Cuba sin miedo a supuestos periodos electorales, es la prueba más fehaciente de que, lejos de solucionar los problemas al pueblo, los multplica exponencialmente.

Pienso, que cubanos y cubanas, podemos aspirar a otras opciones, donde nuevos proyectos e inciativas puedan emanar de personas sencillas y sin cargos, sin que tengan que ser cuestionados o juzgados por el núcleo de una célula casi extinta que pretende mantener su vitalidad.

Ante tales razones, de una manera sencilla, pero con firmeza: solicito y exijo la renuncia total e incondicional del Partido Comunista, como entidad matriz total de nuestro Estado, dejando espacio abierto para otras propuestas que bien pudieran ser conseguidas a través de una CONSULTA POPULAR, bajo la mirada fiscalizadora de Organismos Internacionales de probada transparencia y de la Iglesia Católica.

Sin más dilación y retórica

Firma la presente solicitud

Hortensia Alfonso Vega

Residente en: Calle Vives No. 710, e/ Cristina y Minerva, ciudad de Cárdenas, provincia de Matanzas, en Cuba

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .