ESOTERISMO Y RELIGION

El ciclo cósmico de los Mayas y la crisis de consciencia

 Por Dra. Zaida Alicia Lladó castillo

Recientemente le realizaron una entrevista a Fernando Malkún, investigador colombiano (de origen libanes) quien hace 15 años dejó su profesión de Arquitecto  y académico de la Universidad de los Andes, para estudiar la cultura Maya, pero principalmente para responderse preguntas que le surgieron respecto  a los cambios que están sucediendo en el planeta y en el ser humano, que curiosamente están relacionado con los códices o  “profecías de los Mayas[1].

Fernando Malkún, como estudioso de esta cultura y con reconocimiento internacional, se ha dedicado a dictar conferencias en el mundo transmitiendo el mensaje que  esta civilización dejó para los seres humanos. Con sus estudios sobre las tres grandes culturas: maya, egipcia y veda,  según él las más importantes que ha dado la humanidad, descubre que según la profecía Maya, en el año 2012, se van a presentar grandes cambios en una especie de Apocalipsis, que si bien no es el fin del mundo sí es el principio de una nueva era.

Lo anterior lo hace para aclarar una serie de versiones del supuesto fin del mundo en el año 2012, que algunas sectas y religiones se han dado a la tarea de trasmitir a la gente. Ante ésto él menciona: Se está generando un pánico colectivo absurdo aduciendo que ellos (los mayas) habían anunciado que el mundo se acabaría en diciembre del 2012. No es cierto. Los mayas nunca usaron la palabra fin. Sí anunciaron un momento de cambio, de gran aumento de la energía del planeta, lo que vendría a causar ‘eventos destino‘, es decir, definitivos, en la gente.

Luego entonces, la posición de Malkún está más orientada a reflexionar sobre el hombre y su exposición a una gran revolución interior donde los más avanzados hallarán la sabiduría y será imposible mentir porque al aumentar el rango de percepción de los sentidos, los más elevados en consciencia podrán observar la energía de los demás y ello permitirá que se pueda percibir lo que  refleja el estado interior de los otros, resaltando cuando dicen mentiras. Por ello señala: “No creo que suceda un caos mundial, lleno de muerte y destrucción, sino que se desencadenará una serie de eventos de destino, situaciones difíciles que harán que el hombre se enfrente a la cercanía de la muerte, y es en ese momento, que se producirán las transformaciones interiores, las claridades que no se logran ver de manera ordinaria y que facilitan una relación armoniosa con los otros hombres”.

¿Y porque el hombre había de enfrentarse a la muerte?

Ante esta pregunta, el investigador analiza dos aristas. La primera relacionada con lo que sucede en el Planeta y la segunda relacionada con los cambios de consciencia en el hombre. En la primera, sustenta con sus estudios que: los Mayas habían anunciado que el planeta elevaría su frecuencia vibratoria, lo que es un hecho en la actualidad. Esta frecuencia -que se mide con la resonancia Schumann- pasó de 8 a 13 ciclos. Todos los planetas del sistema solar están cambiando. De 1992 a hoy, los polos de Marte han desaparecido un 60 por ciento y Venus tiene casi dos veces más luminiscencia. Llevamos 300 años registrando el Sol, y las tormentas solares más grandes han sucedido en los últimos seis meses. Ha habido un aumento de terremotos del 425 por ciento. Todo está acelerado desde los puntos de vista geofísico y solar. Nuestro cerebro, que irradia sus propias ondas, se afecta por esta mayor irradiación del sol. Esa carga electromagnética es la razón de que sentimos el tiempo más rápido.

Y continúa diciendo: “La esencia de las profecías mayas es comunicarnos la existencia de un ciclo de 26 mil años, llamado ‘el gran ciclo cósmico’. Todo, estaciones, meses, días, se ajusta a ese ciclo. Hace 13 mil años, el Sol -igual que ahora- irradió más energía sobre el planeta y derritió la capa de hielo. Esa capa cayó al mar, subió su nivel en 1.20 metros y sucedió el llamado ‘diluvio universal’. Los mayas dijeron que cuando el sistema solar esté otra vez a 180 grados de donde estaba hace 13 mil años, la estrella polar brille sobre el polo, la constelación de Acuario aparezca en el horizonte y el tránsito decimotercero de Venus se dé -lo que sucederá el 6 de junio del 2012- el centro de la galaxia pulsará y habrá manifestaciones de fuego, agua, tierra, aire. Y hablan, en específico, de dos periodos de veinte años -de 1992 a 2012 y de 2012 a 2032- de cambios intensos”.

La segunda arista es la relacionada con los cambios de consciencia y ante ello dice el investigador: “La cercanía a la muerte hace que la gente repiense su vida, la examine y corrija la dirección que lleva. Esto es algo que ocurre sólo si algo cerca a ti, o que te pasa directamente, te impacta tremendamente. Es lo que ha sucedido con los tsunamis, los terremotos, los eventos de la naturaleza que estamos viviendo (u observando)”.

“Definitivamente habrá un cambio un despertar de la conciencia. Todo lo que está mal en el planeta se está potenciando con el objetivo de que la mente humana se dedique a resolverlo. Hay una crisis de conciencia individual. La gente está viviendo ‘eventos destino’, sea en sus relaciones, en sus recursos, en su salud. Es un proceso de cambio que se basa sobre todo en que se está develando lo invisible, y está afectando en especial a la mujer”. La mujer (mujer), es quien tendrá el poder de crear la nueva era, por su mayor sensibilidad. Según las profecías -no solo mayas, sino muchísimas-, la era que viene es de armonía y espiritualidad. Las cosas que están mal se van a resolver en el periodo que los mayas llamaron ‘el tiempo del no tiempo’, que irá de 2012 a 2032. Desde 1992, el porcentaje de mujeres que ven el aura (seres sanadores) en el planeta ha subido. Hoy, es del 8,6 por ciento. Imagínate que en 2014 sea el 10 por ciento. Significaría el inicio de un periodo más transparente. Esa sería la dirección hacia el cambio no violento”.

Y eso es lo que más me gusta de todos estos análisis, es decir siempre he pensado y tengo absoluta certeza de que el ser humano: inteligente, sensible, con consciencia alta, fuerte voluntad y carácter, podrá ser capaz  de producir el cambio no violento. Eso es justamente, lo que yo le saco de provecho a las reflexiones de Malkún y sus teorías de los Mayas.

La violencia es para los que actúan sin consciencia , para los que tienen que ver en el de enfrente el enemigo a vencer y se vuelven depredadores de los mismos hombres, que actúan como animales sin domesticar y por ello me concentro en estas reflexiones,  que aunque no soy experta en el tema, me parecen muy interesantes, contrariamente a algunos exceptivos ( que respeto), que no coinciden o no les conviene pensar en ello, porque prefieren continuar viviendo como si nada pasara  en el planeta y en los seres humanos , aunque el primero se esté cayendo a pedazos y el segundo este actuando egoístamente y sin consciencia haciendo que sus actos tengan consecuencia en el deterioro físico, mental y emocional propio y de la humanidad.

Interesantes cuestiones las que transcribe Malkún, porque mucho de lo que el transmite de los Mayas, está siendo comprobado por la propia ciencia hoy tan avanzada en: astronomía, física, matemáticas, física cuántica, psicofísica, ingeniería bioquímica, geofísica, etc., que están igualando sus descubrimientos incluso dando también sus propias versiones de estos cambios en la naturaleza y en los hombres.

Por eso, se crea o no en todas estas profecías, postulados, teorías, etc., lo que no podemos negar, es que así como hay en el mundo individuos que están actuando como bestias, también es claro que en el mundo ya existe una gran mayoría que está trabajando interiormente en el crecimiento de la consciencia y espiritualidad. Los que se dicen racionales con consciencia (no necesariamente materiales), primero estarán viviendo un tiempo de evaluación de sus propias vidas, preguntándose permanentemente ¿Por qué estoy aquí, qué está pasando, para dónde quiero ir, para que me estoy preparando o trabajando? Y dando respuesta también a esas interrogantes. Eso a muchos les hará tocar fondo, los hará terrenales,  conscientes del valor que tienen en el tiempo, los hará correctores de sus limitaciones y vicios, cuidaran su tiempo, su era y en consecuencia del futuro de la humanidad.  

Y eso marcara la diferencia, sin duda , entre aquellos que quieren seguir viviendo como zombis y aquellos que están pensando ya en el crecimiento interno y de su hábitat  y aquellas disciplinas, culturas y religiones que lo hagan realidad , justificarán con creces su valor en el tiempo.

Por eso concluyo expresando algunas reflexiones del propio Malkún:

1.-El universo nos está dando una oportunidad individual para reestructurar nuestras vidas. La manera de sincronizarnos es, primero no tener miedo. Y coincido totalmente, el miedo sólo hace acercar más lo negativo y hay que romper ese terror para darnos cuenta de que podemos cambiar nuestra conciencia hacia lo positivo.

2.-La física cuántica ya lo ha dicho: la conciencia modifica la materia. Lo que significa que tu vida depende de lo que tú pienses. Pues entonces basta con salir todos los días pensando en positivo, compartirlo con otros igualmente positivos y la energía y la fuerza de voluntad transformada, va a hacer que se cambie lo que se tenga que  cambiar.

3.-La distancia entre causa y efecto ha disminuido. Hace veinte años, para que se manifestara algo en tu vida, necesitabas gran energía. Hoy, piensas algo y a la semana está sucediendo. Eso quiere decir que el hombre está habilitado para poder mover su energía positivamente (o negativamente como se vea) y hacer que las cosas cambien más rápido. Y lo importante es que el individuo se dé cuenta de ello, haciendo que se preserve el equilibrio entre la búsqueda de su beneficio y el de los demás.

Por lo tanto, creo que estamos llegando ahora a rescatar el poder de la mente, del espíritu y de la fortaleza del hombre en lo interior, solo falta  la unidad de la humanidad para reconstruir lo que sea necesario, para juntos darle un buen sentido a la vida y poder estrenar un planeta con equilibrio. Y hoy quise ponerlas al alcance de todos, creyentes o exceptivos, y sin avasallamientos repensar en nuestras vidas y poner nuestro granito de arena en esta cercanía de la nueva era de la humanidad que sin duda ya está por llegar. Como decían los Mayas: crecer en conciencia y asumir nuestra responsabilidad”.

FUENTE: https://www.expresodetuxpan.com/el-ciclo-cosmico-de-los-mayas-y-la-crisis-de-consciencia/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .