MASONERIA

El Templo Interior

Me parece que este es uno de los temas fundamentales en el que se debería hacer un alto y reflexionar profundamente, de forma periódica, en nuestro andar masónico.

Fotos de Espiritualidad, Imágenes de Espiritualidad ⬇ Descargar |  Depositphotos

Para esto y enfocándonos principalmente en nuestros QQ.·.HH.·.AA.·.. Quisiera empezar puntualizando ciertos conceptos que nos permitan aclarar ciertas ideas para estructurar una idea de lo que representa el Templo Interior para un Masón Masón o Francmasón: El término francmasón se deriva de phree messen, vocablos egipcios que significan, para algunos autores, “hijo de la Luz” y, para otros, “libre constructor”. En lenguaje masónico se conoce a Dios con el nombre del Gran Arquitecto.

Arqui es una palabra griega que significa “sustancia primordial” o “primaria” y tekton, constructor. Cuéntase que José, el padre de Jesús, era carpintero; sin embargo, la palabra empleada en griego es tekton, es decir “constructor”, y mal puede traducirse por carpintero. También se dice que Jesús fue tekton.

La Masonería es una institución que desde sus orígenes más remotos ha adoptado el simbolismo como su método de enseñanza, no únicamente para diferenciarla de cualquier otra institución, sino que de esta forma ha logrado perpetuar la Sabiduría más antigua y entregarla a los masones para que a través de su estudio y comprensión obtengamos de ella sus beneficios más profundos, para bien de nosotros mismos y de la humanidad. En este sentido es deber de cada M:. comprender los símbolos que la Institución encierra y entre ellos uno de gran importancia para la Orden es el Templo.

Entendiéndose como símbolo a “Cualquier cosa que por la representación figura o semejanza nos da a conocer o nos explica otra” el Templo no puede ser entendido únicamente como el sitio donde se reúnen y realizan sus trabajos los masones, esto hace referencia únicamente al aspecto físico. Siendo el Templo un símbolo, tiene un significado más amplio y profundo pues este es la imagen y representación del Universo y de todas las maravillas y perfecciones de la creación. Basándonos en este concepto y entendiendo al ser humano como una maravilla y perfección de la creación el Templo es también una viva imagen y representación del hombre, promueve el estudio y la acción transformadora de nosotros, mediante su colosal obra inmaterial, axiológica y espiritual.

Los símbolos que ornamentan este templo, son motivo de la indagación intelectual de sus adeptos, desde el momento en que se nos confiere el privilegio de la Iniciación, siendo conducidos al estudio de la significación esotérica y exotérica de aquello que se presenta ante nuestros ojos: las herramientas de cada grado, el ara, el libro, el pavimento de mosaico, las columnas, la cadena, la bóveda celestial, las luces de los sitiales, etc.

Todos ellos nos sugieren un conjunto de posibilidades, que estimulan al estudio, a la reflexión, y a la más intensa vivencia espiritual. Miles de horas, miles de páginas, han dedicado los masones en cada generación, para escudriñar las alternativas y variables de interpretación, que proponen los distintos componentes del Templo. Ello ha implicado desde el principio de lostiempos el cumplimiento del axioma que enuncia que a mayor conocimiento, mayor responsabilidad. No en vano, en su parábola de los talentos, Jesús el Cristo se expresaba en sentido de que quien ha servido bien en lo pequeño, accederá a que se le otorgue algo mayor. Todo el conocimiento recibido durante tanto tiempo por los miembros de este Taller conlleva una responsabilidad adicional.

Los AA.·. que han sido iniciados, para la construcción del templo ideal, han sido iniciados en un arte bajo el designio del oficio de constructor, por eso se les llaman obreros y nuestro templo el Taller. Este templo representa en primer lugar el hombre mismo, después representa la sociedad y por último representa la creación. Nuestro arte de constructores se denomina ARTE REAL, porque a instancias del Rey Salomón quien hizo construir el Templo de Jerusalén, dedicado a DIOS VIVIENTE, nosotros construimos el Templo en el Hombre, en el Mundo, A La Gloria Del G?A?D?U?

Pese a sus rituales iniciáticos de muerte y resurrección, que evocan los antiguos Misterios, la masonería es vista por los historiadores como una institución moderna, cuyos orígenes se remontan a comienzos del siglo XVIII.

Sin embargo, en los últimos años han aparecido toda una serie de libros que aportan suficientes evidencias según las cuales la moderna masonería sería heredera directa de corrientes iniciáticas mucho más antiguas. Desde un punto de vista historiográfico esto puede ser muy discutible, pero pretender reducir la tradición masónica a los documentos que se refieren a ella y han llegado hasta nosotros es absurdo. Porque, hasta tiempos muy recientes, las órdenes iniciáticas se caracterizaron por no dejar rastros escritos de sus prácticas y enseñanzas, cuya transmisión era fundamentalmente oral.

Pero, más allá de estas precisiones propias de especialistas, el carácter iniciático de ese conjunto de instituciones muy diversas que conocemos por el nombre común de Masonería, debería permitirnos responder las preguntas que la inmensa mayoría se hace: ¿cuáles son sus objetivos últimos del masón?, ¿qué secretos oculta?, ¿qué significa ser masón? Aquí debemos recordar algo, pese a todas sus desviaciones hacia objetivos ideológicos y hacia la búsqueda del poder en muchos ámbitos –que han afectado especialmente algunas de sus obediencias (o ramas) la finalidad última de la masonería, como Orden iniciática, es espiritual; aunque muchos de sus miembros actuales lo ignoren, el simbolismo masónico nos indica claramente que su objetivo sería la construcción de un Templo en el interior de cada iniciado, tallando (o transmutando) esa Piedra Bruta que hay en el fondo del ser humano.

En otras palabras, buscar su perfeccionamiento a través de un proceso de iniciación espiritual que conduciría al masón a cumplir su Deber de buscar la verdad, su verdad, oculta en el fondo de nosotros mismos, valiéndose de métodos rituales y simbólicos. Es precisamente en el significado profundo de sus símbolos, signos y alegorías que permitirían trascender nuestras limitaciones y condicionamientos mentales donde reside el gran secreto de la masonería. Por ello, tal secreto no puede ser traicionado ni comprendido por nadie que no esté preparado internamente, y sólo podrían acceder al mismo los adeptos que se entregan a la construcción iniciática de su Templo interior.

Ni que decir tiene que demasiados masones han ignorado u olvidado este objetivo esotérico (interno). Y, mientras muchos de ellos se han entregado a la tarea exotérica (social) de intentar perfeccionar el mundo para transformarlo en un Templo armónico, otros se han dedicado a imitar a aquellos mercaderes a los que Jesús expulsó del Templo de Jerusalén, un proceso de corrupción no muy distinto al que han sufrido la práctica totalidad de las instituciones humanas, que inicialmente estaban alentadas por los más nobles ideales.

Debemos asumir nuestra tarea de construir Templos consagrados a la verdad a la virtud y a la sabiduría. Para lograr esta obra, el masón, debe empezar por una tarea elemental que es la construcción del Templo individual. En nuestros trabajos del Taller, escuchamos constantemente la idea de la constricción individual pero sabiendo que el Templo simbólico es el prototipo que debemos utilizar para la construcción individual ¿tomamos en cuenta el simbolismo de cada elemento del Templo simbólico al construir nuestro Templo interior? Es pues el objetivo de los MM? examinar los símbolos encontrados en el Templo y como estos nos pueden ayudar para la construcción de nuestro Templo Interior.

Para la construcción de cualquier Templo o edificio material se necesita de un plano adecuado, cimentos fuertes y elementos conceptuales que nos permitan el levantamiento de este edificio de una manera sólida y perpetua. De la misma manera La Masonería ha adoptado los grandes conocimientos de la ciencia de la construcción para que los Templos simbólicos que levanta, tengan la misma trascendencia y magnitud de las grandes obras que nuestros antepasados operativos nos dejaron. De lo dicho anteriormente, la Masonería encontró en el Templo de Salomón el modelo adecuado para la edificación de su Templo simbólico, fuente de Luz y Verdad. El Templo de forma rectangular se extiende de oriente a occidente, es decir se encuentra Orientado en la dirección de donde proviene la luz. Esto nos recuerda QQ.·.HH.·. que la construcción de nuestro Templo debe estar siempre orientada e iluminada por la luz de la Vedad, del conocimiento y de la razón.

Nuestro Templo Interior debe ser levantado sobre sólidos cimientos como lo son en el caso del Templo simbólico las tres columnas principales que lo sostienen: La Sabiduría, La Fuerza y La Belleza. Estas columnas están representadas por el V.·.M.·. el P.·.Vig.·. y el S.·.Vig.·. Construir nuestro Templo sobre estas columnas significa que debemos desarrollar la Sabiduría a través del interés por el estudio y la búsqueda de la verdad, a fin de obtener un cúmulo de conocimientos que nos permita liberar nuestro pensamiento y actuar con prudencia, sensatez y templanza; debemos utilizar la Fuerza de la constancia y del espíritu para sostener esta obra recordando que la fuerza espiritual es capaz de lograr hazañas que ni las máquinas pueden realizar.

Finalmente todo masón debe embellecer constantemente su Templo no solo físicamente a través del cuidado y estudio de su cuerpo sino que además debe desarrollar cualidades como la moralidad, la solidaridad, el amor a la justicia y la honradez que hacen que la Belleza brote desde su interior.

La Arquitectura nos enseña que sus grandes obras son el resultado de la participación de varios obreros especializados y no por un solo individuo aislado, por eso QQ.·.HH.·., fijémonos en la cadena que rodea el techo del Templo y recordemos que esta significa la Unión de todos los Masones, la igualdad, la fraternidad y la solidaridad que existe entre nosotros y que somos los mismos MM? quienes debemos ayudarnos en la ejecución de esta obra.

La materia prima fundamental con la que construiremos nuestro Templo es la piedra. En el Templo la encontramos en su estado primitivo y también pulida. La piedra bruta que representa nuestro estado de imperfección, nos es inútil para nuestro propósito de levantar un Templo, debemos primero pulir con sabiduría la piedra de nuestra personalidad y de esta forma obtendremos el material adecuado para la construcción de un Templo sólido y perdurable.

CONCLUSIONES
Así como las majestuosas obras de nuestros antepasados requirieron de un gran esfuerzo, la construcción de este Templo Interior demandara sacrificio, trabajo constancia y estudio incansable. Es una tarea dura ya que el cambio de actitud que la masonería nos exige no se lo consigue de la noche a la mañana. Debemos evaluar en qué fase se encuentra nuestro Templo Interior?, si se encuentra a penas en sus inicios o hemos avanzado, para esto es importante comprender que la masonería no escogió al Templo de Salomón por su historia, su aspecto o su solemnidad, sino que lo importante son las enseñanzas que su simbolismo encierra entre sus paredes, pues ¿de qué nos sirve este Templo donde realizamos nuestro trabajo masónico sino obtenemos de él la sabiduría que necesitamos para la construcción del Templo Interior?

Así como el Templo Simbólico no tiene ventanas ya que dentro de él está la luz, es la misión de los MM:. generar desde su interior una luz que ilumine a la humanidad pues es de esta forma, como se debe contribuir a la edificación del Templo Social, es nuestra responsabilidad luchar por una sociedad más justa donde se respete al hombre y su derecho a la libertad, a la educación, a la salud y al bienestar.

Los masones somos constructores por ello debemos asumir esta actitud, y aceptar que esta es una labor que requerirá de mucho tiempo, interminable talvez, comprendiendo que la masonería no es una institución egoísta, que no pretende únicamente el perfeccionamiento de sus miembros, sino que sean ellos quienes perfeccionen a la sociedad. Así, si los hombres forman familias y las familias forman sociedades es deber del masón buscar su perfeccionamiento individual y transmitirlo hacia su familia haciendo de su hogar un Templo consagrado al amor, a la unión y a la moral.
QQ.·.HH.·. en la vida se nos van presentando diversas situaciones aparentemente difíciles de resolver: familiares, laborales, económicas, etc. y es común que el ser humano ante estas circunstancias adversas, trate de aislarse y buscar espacios de confort en su más íntimo círculo familiar o social, y tiende a olvidar que en estos templos y pasillos fluye la energía, la sabiduría y la fraternidad de una cadena robusta, que por más afligido que se encuentre tu corazón, aquí encontraras la fuerza y la sabiduría para seguir tu camino.

Menciono esto porque es relativamente común poner o mejor dicho sobreponer a la obligación de asistir a nuestro Taller, otras prioridades, que muchas veces suelen estar relacionadas a un estado de ánimo, según un principio hermético “El Todo es Mente”, todo cuanto hay dentro del Universo pertenece a una creación mental. Nos movemos, vivimos, creamos, sentimos y pensamos dentro de una mente, que crea el Todo. Somos parte de él. No existe nada fuera del Todo. Por eso, por afinidad, nuestros pensamientos atraerán a nuestra vida formas mentales similares, y si reflexionamos un poco ¿Qué es lo que se comparte aquí? ……. Buenos pensamientos, ya sea orientados al estudio como también en el orden social y fraternal, en resumen existe muy buena energía.

Personalmente les confieso que varias veces en mis 11 años de masón, me he encontrado en la disyuntiva de asistir o no, y les puedo garantizar que cuando no asisto, es como si no hubiera recargado mis baterías, no hubiera limpiado mi mente, o mejor dicho, que no hubiera dado a mi mente la posibilidad de corregir mis pensamientos que generen las realidades que busco y la semana se vuelve pesada, la construcción de mi templo interior está en proceso, con la firme convicción que en la masonería existe un camino real para poder lograrlo, que muchos QQ.·.HH.·. ya han recorrido con exito, volver a escuchar la plancha de nuestro querido ex-V.·.M.·. Nils Noya, me hizo reflexionar mucho al respecto, no es el único camino, pero considero que es uno de los mejores donde existen ejemplos vivientes de quienes debemos aprender.

Gracias QQ.·.HH.·.
M.·. Marcos Velásquez Araúz22 de febrero de 2017 e.·.v.·.

FUENTE: http://csj66.org/1–el-templo-interior.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .