CUBA

INFILTRADOS Y ESPÍAS

Del libro: Si te Cuento Lloras

Angelica Mora, Nueva York

Cuba, como gobierno totalitario tiene que defenderse para seguir existiendo. Por eso ha extendido desde el comienzo una red de espías que le sirve para estar adelante en temas y minar el terreno que considera enemigo, con desinformaciones. Se estima que hay más un millar de espías sirviendo al gobierno castrista, solamente en Miami.

El recuento de episodios del espionaje castrista en el exilio es largo y está sustentado en archivos periodísticos: Existe encausamiento contra numerosos personajes, pero el más conocido caso fue el de los cinco integrantes de la llamada Red Avispa, juzgados bajo cargos de informar a favor del gobierno cubano y que hoy tienen trato de “héroes” en la Isla.

La historia de Juan Pablo Roque ha sido quizás la más célebre de todos los informantes castristas que ha operado en el estado Florida. Roque, vinculado a la llamada Red Avispa, fue encausado por el asesinato de los cuatro pilotos de Hermanos al Rescate del 24 de febrero de 1996, en el que perdieron la vida durante una misión humanitaria Carlos Costa, Armando Alejandre, Mario de la Peña y Pablo Morales que volaban en las dos avionetas en aguas internacionales y fueron derribadas por cazas cubanos.

El espía Roque era piloto cubano y a cargo de su misión nadó hacia la Base Naval de Guantánamo en 1992. Recibió asilo político en Estados Unidos y se infiltró en la organización Hermanos al Rescate donde voló en varias misiones de salvamento de balseros. También frecuentó varios grupos de exiliados, entre ellos la Fundación Nacional Cubano Americana que le publicó un libro sobre su supuesta historia.

Roque contrajo matrimonio y se estableció en Kendal, Miami, desarrollando una vida aparentemente normal. Un día antes del derribo de las avionetas desapareció de Miami para reaparecer en Cuba, asegurando que había sido un informante del FBI y acusando a Hermanos al Rescate de conspirar para realizar “actividades terroristas” contra el gobierno de La Habana.

Durante los últimos años, la inteligencia cubana infiltrada en el exilio ha acrecentado su trabajo utilizando Internet con Blogs y “comentaristas” en portales y otros sitios, para crear confusión y divisiones en torno a temas políticos controversiales sembrando la desconfianza y el descrédito entre los creadores de los blogs y sus lectores.

Fue famoso el portal “El Látigo” cuyo origen era la capital cubana y se especializaba en crear el caos informático… Lo increíble fue que el blog era seguido por miles de “argonautas” que daban su opinión, sin saber que sus “cuentas” pasaban a ingresar  un fichero especial de la Seguridad del Estado cubana.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .