MASONERIA

Príncipe del Líbano o Caballero de la Real Hacha (Grado 22º Del REAYA)

12

Caballero del Real Hacha – Príncipe de Líbano En el vigésimo segundo grado, la principal lección se refiere a la necesidad, el honor y la dignidad del trabajo.

En el grado de Compañero, ya vimos que el trabajo es el destino del hombre. Vimos que la habilidad , el talento no son suficientes, sin esfuerzo son de poco provecho. El corazón puede concebir y la cabeza puede divisar un diseño, un plan. Todo puede quedar en nada, sería inútil si la mano no esta dispuesta a ejecutar el diseño.

En este grado aprendemos que el trabajo es un DEBER del hombre. Ningún hombre, capaz de trabajar, debe vivir en este mundo sin producir tanto como él consume, y si es posible, mas de lo que consume para dejar un sobrante que sirva para los que no pueden trabajar. Es decir, ningún hombre debe vivir en este mundo sin dejarlo mejor de lo que él lo encontró. Además, es deber de los hombres estudiar y buscar la instrucción necesaria para superarse y que su trabajo pueda ser tan provechoso como sea posible.

En la construcción del Templo del Rey Salomón, muchos obreros carecían de conocimientos mínimos. No tenían ninguna habilidad que les sirviera para realizar un trabajo de mayor importancia. Ésos que poseían una moderada habilidad, podían cortar y pulir las maderas en el bosque o labrar piedras en las canteras. Los que poseían mayor habilidad eran utilizados como supervisores del trabajo. Pero solamente UNO en ese gran ejército de obreros, por su habilidad y conocimientos superiores , fue designado como el principal artífice de esa estructura magnífica y se convirtió en el compañero de Reyes.

El hombre que se empeña y busca la excelencia, esta destinado a lograr excelencia y el que se esfuerza con mas celo, es el que servirá mas a sus semejantes.

En Masonería, los hombres de trabajo son los personajes principales en sus leyendas. La Masonería es un gran taller que intenta lograr buenos frutos para nuestras generaciones y para el futuro, y donde nosotros veneramos al Gran Arquitecto del Universo. Conmemoramos la construcción de un Templo.

Utilizamos las conocidas herramientas de trabajo de los Masones; preservamos en bronce y hierro el nombre de un obrero. Cuando nos reunimos en tenidas oficiales estamos en el trabajo. El Venerable Maestro es nuestro guía que organiza al Taller y le da la instrucción apropiada. Todo esto es tan sublime así como es simple. En realidad, construimos dentro de nosotros mismos, con procesos mentales creativos, con una estructura espiritual mayor y más monumental que cualquier trabajo en mármol o en bronce.

Este grado tiene lugar en Líbano. Se refiere a la gran importancia para la Masonería de los “Poderosos Cedros del Líbano. “La leyenda nos enseña que los Sidonios fueron empleados en cortar estos árboles para la construcción del Arca de Noé. Sus descendientes cortaron cedros para el Arca de la Alianza, y los descendientes de éstos para el Templo del Rey Salomón. Más adelante, Zerubbabel los empleó para la construcción del Segundo Templo. Formaron Colegios en el Monte del Líbano y en sus trabajos adoraban al Gran Arquitecto del Universo. Una secta de Drusos o Teístas, aún reside ahí y conduce ceremonias místicas.

La acción tiene lugar en el taller de un carpintero en las faldas del Monte del Líbano. Un Caballero Prusiano llega en busca de obtener el título de Príncipe de Líbano atenido a su nacimiento noble y su alta jerarquía. Como la Masonería no reconoce “ni Títulos ni fortunas…” es rechazado y mas bien le exigen a que primero él debe renunciar a su título y rango. De este modo el aprende que debe lograr su anhelo por merito propio, a través del trabajo simbolizado por la sierra, el plano y el hacha.

El concepto del trabajo es central en toda instrucción y emblemas masónicos. Somos un Taller de trabajo, usamos mandiles de trabajo, y un Maestro nos supervisa y traza los planos y diseños que deben servir de modelo para el trabajo. Nuestra leyenda, utiliza obreros para el trabajo manual y también expertos en las artes y ciencias y en áreas de instrucción y aprendizaje. Es una verdad muy profunda del Rito Escocés que esta definición tan amplia de “trabajo” cubre toda actividad masónica: mental y física, espiritual y material.

La energía puede ser física o mental. El plan manifiesto del Gran Arquitecto del Universo requiere del hombre el uso de sus facultades y habilidades en toda empresa, para lograr recompensas y la verdadera felicidad a través de una vida entera de superación y trabajo. Esa superación, ese trabajo requieren energía, inteligencia y carácter. La energía significa actividad.

FUENTE

PORTAL DEL GUAJIRO.

https://eruizf.com/reaa/22_grado.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .