CUBA

CubaDemanda pide al Gobierno de EEUU ‘que impida prácticas discriminatorias en el envío de remesas a Cuba’

El dólar a 55 pesos, el euro a 60 y el salario cubano de la ‘Tarea Ordenamiento’ cada vez más chiquito

El Gobierno sigue sin vender divisas en las Casas de Cambio, y ‘la enorme fila de los sin remesas’ tiene cada día más difícil comprarlas en el mercado negro.

FacebookTwitterLinkedInWhatsAppJORGE ENRIQUE RODRÍGUEZLa Habana 10 Mayo 2021 – 19:41 CEST

tienda en MLC en La Habana.
tienda en MLC en La Habana. AP

A Victoria Nápoles Armenteros se le acabaron las opciones para acceder a comprar en las tiendas que venden en Cuba exclusivamente en divisas extranjeras, las únicas “medianamente” abastecidas de productos y mercancías de primera necesidad.

Con un salario de 2.800 pesos luego de los reajustes salariales impuestos con la “Tarea Ordenamiento”, no puede costearse la compra de euros o dólares en el mercado informal, a consecuencia del acelerado incremento en los precios de esas divisas.

“Como no tengo familiares en el extranjero y no recibo remesas, no tengo tarjeta MLC (Moneda Libremente Convertible) para comprar en esas tiendas. Lo que hacía era comprar en la calle unos pocos euros o dólares para, aunque sea una vez al mes, darme el gusto de comprarme un paquete de café del bueno, o un pedazo de queso Gouda, o unas libritas de carne”, explicó Nápoles Armenteros, de 55 años de edad, empleada estatal y vecina del Cerro.

“Le daba esas divisas a una amiga del trabajo que sí tiene tarjeta MLC y puede depositarlas en ella y hacerme el favor de pequeñas compritas. Pero los precios de las divisas han aumentado espantosamente en la calle y la cuenta no me da. Lo jodido es que las tiendas en moneda nacional están literalmente vacías y tienes que morir en el mercado negro. Un problema sin salida para un trabajador del Estado que depende solo de su salario“, agregó.

Similar situación tiene Eva Mileidis Orozco, madre soltera con dos hijos menores de edad y técnica del sector de la Salud Pública. Su salario mensual es de 3.400 pesos, pero al restar el total de los porcientos de impuestos sobre ingresos cobra unos 2.400 netos.

Tampoco tiene familiares en el extranjero. “Por tanto, pertenezco a la enorme fila de ‘los sin remesas’. Tener una tarjeta en MLC (obligatoria para comprar en las tiendas en divisas) es un acto inútil para mí, así que simplemente compraba divisas en el mercado negro y una vecina me hacía las compras en las tiendas de MLC. Básicamente, aseo personal y algunas chucherías para mis hijas, porque los precios en esas tiendas son algo serio“, dijo Orozco, quien no dispone de tiempo, “ni de ánimo”, para acechar días enteros ante las tiendas en moneda nacional, a la espera de que sean surtidas de pollo, picadillo o aceite.

“Pero los precios de las divisas se han disparado en apenas cinco meses (en el mercado negro), imposibilitando que pueda seguir un ritmo que te desangra hasta el alma para comprar productos o comidas que no te alcanzan ni para una semana. Estamos hablando solo de esos poquitos lujos, porque ahí no se agregan ni los medicamentos, ni la ropa, ni los zapatos, ni ninguna otra cosa. Le podrá parecer increíble a un chino o a un sueco, pero esa es la realidad para un cubano hijo de Dios”, apuntó Orozco.

La subida de las divisas en el mercado negro se debe a que el Gobierno, carente de liquidez, no las vende en las llamadas Casas de Cambio (CADECA).

A inicios del pasado mes de enero cada euro se cotizaba, en el mercado informal, a 45 pesos. En la primera semana del presente mes de mayo llegó a 60 pesos, con fuertes probabilidades de continuar aumentando. Muchos habaneros temen que para finales de año el euro llegue a cotizarse a 100 pesos en el mercado negro. Entretanto, el dólar subió, durante el mismo período de tiempo, de 40 a 55 pesos.

Vender los euros al Estado no es una opción para los cubanos que recibimos MLC de manera directa por remesas familiares. La tasa de cambio actual en CADECA es de 28 pesos por cada euro y de 23,5 para el dólar“, dijo Danilo Álvarez O’Farril, trabajador privado y vecino de Playa.

“Esa es la sencilla explicación de por qué están aumentando los precios de las divisas de manera vertiginosa. La madeja es del carajo, pues por una parte se agranda la distancia del cubano de a pie para el acceso a la MLC y, por otra parte, beneficia a quienes reciben remesas de manera directa“, es decir, en mano y no a través del sistema bancario del Estado, añadió.

“Yo vendo la mitad de los euros que recibo para poder comprar las mercancías en moneda nacional que consigues a sobreprecio, por medio de los coleros o directamente de los almacenes de esas tiendas”, explicó Álvarez O’Farril. “Con la otra mitad resuelvo una mejor calidad de productos y alimentos para consumo personal o para ofertas especiales en mi cafetería. Esta es la única manera con que he podido sostener mi negocio y a mi familia a flote”.

“De cualquier manera, hago equilibrio entre los límites de la ilegalidad y de un mercado informal ante el cual el Gobierno está obligado a hacer la vista gorda porque este caos y esa brecha social entre los cubanos los crearon ellos mismos”. concluyó.

Fuente: https://diariodecuba.com/economia/1620668496_31038.html

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .