MASONERIA

EL REITERADO MITO DE JOSE MARTI EN LA LOGIA ARMONIA 52 DEL G.O.L.U


Gustavo E. Pardo Valdés 33

Presidente de la Academia Cubana de Altos Estudios Masónicos de la Gran Logia de Cuba de A:.L:. y A:.M:.(2005-2011)

En una nota publicada el 1 de septiembre de 1899 en la revista masónica  “La Gran Logia”, el Dr. Francisco Solano Ramos afirmó que él había presentado a Martí en una logia de Madrid perteneciente al Gran Oriente Lusitano Unido; no obstante, la polémica sobre la pertenencia de Martí a la Masonería se desato tras la aparición de sendos artículos de  Fermín Valdés Domínguez, titulados “Ofrenda de Hermano”, publicados los días 19 y 20 de mayo de 1908 en el periódico “El Triunfo”, en los cuales refiere la participación de ambos[i] en los trabajos de una logia masónica que identifica como “Armonía”, en la cual Martí ocupó el puesto de Orador.

Para aclarar esta situación, la Gran Logia de Cuba designó a diferentes comisiones de masones para que realizaran las investigaciones pertinentes en España, México y los Estados Unidos, países en los cuales nuestro Apóstol desarrolló sus más importantes actividades como exiliado.

En 1932, Victoriano Martínez de León, que fuera miembro de la logia Bartolomé Masó, y se desempeñaba como secretario del embajador de Cuba en Madrid, y a la sazón se encontraba afiliado a la Logia “Luís Simarro”, radicada en esa capital, proporcionó los siguientes datos de una Logia identificada como “Armonía”:

  1. El 20 de julio de 1870 se encontraba instalada esa logia, siendo su Venerable Maestro Agustín Panner.
  2. La Logia Armonía fue inscrita en el cuadro general, en el año 1870, con el número 52, no habiéndose encontrado el documento de la instalación, pagó  18 dólares, ignorándose los motivos de ese beneficio.
  3. Según el Rito Francés, y desde el 6 de diciembre de 1871, a 20 de marzo de 1873 efectuó 10 iniciaciones, 25 afiliaciones y regularizaciones, expidió 24 diplomas del grado 4to., 5 del grado 5to., 2 del 6to., y 8 de Rosa Cruz.
  4. Dos veces fue suspendida por falta de pago de sus contribuciones.
  5. Probablemente las logias de Madrid Discusión No 49, Caballeros Cruzados No 50, y “Armonía No. 52 fueron envueltas en la onda que arrastró a las que Bañares fundó en esa ciudad.

De las referencias anteriores se puede constatar que esta logia “Armonía No. 52” tuvo una vida institucional incierta, y de corta duración

Sin embargo, este informe de Martínez de León fue, y aun hoy es, utilizado por los investigadores que abordan la pertenencia de Martí a la Masonería como referencia obligada, llegando a convertirse en un verdadero mito martiano-masónico.  

El historiador Samuel Sánchez Gálvez encontró en los archivos de la logia cienfueguera “Fernandina de Jagua” una documentación que data del año 1871, la cual fue expedida y firmada por José Martí, como secretario de la logia “Caballeros Cruzados No. 50” de Madrid. La antes referida Logia, se hallaba bajo la obediencia del Gran Oriente Lusitano Unido,

Estos documentos avalan que en ese año Martí ya poseía el grado de Maestro Mason, pero no prueba la pertenencia de ambos amigos a la logia “Armonía 52”, porque el hermano Fermín Valdés Domínguez aún no se hallaba en España en esa fecha. 

Entre las contradicciones en que se incurre al presumir que una vez desaparecida la logia “Caballeros Cruzados”, Martí, y posteriormente Valdés Domínguez, se afiliasen a la logia “Armonía 52”, se puede constatar que en el articulo “Ofrenda de Hermano”,  Fermín Valdés Domínguez afirma que la Logia “Armonía” era:

  1. Templo de amor y caridad;
  2. Auxilió a los cubanos presidiarios de Ceuta;
  3. Atendía a las necesidades de los pobres de cualquier país;
  4. Seguía al cubano al hospital o a su casa;
  5. Fundó un colegio de niños pobres, el cual Martí “visitaba con frecuencia: hablaba a los niños con todo el cariño de su alma, y les dejaba dulces y libros”.
  6. Esta descripción corresponde al deber de la práctica de los principios de Amor Fraternal, Socorro y Verdad que todo Taller Masónico tiene la obligación de practicar, pero ese es una labor que únicamente lo pueden ejercer aquellas asociaciones que gocen de una estabilidad institucional interna que les permita revertirse hacia la sociedad. Recordemos que en el informe emitido por el hermano Victoriano Martínez de León, éste sostuvo: “Probablemente las logias de Madrid Discusión No 49, Caballeros Cruzados No 50, y “Armonía No. 52 fueron envueltas en la onda que arrastró a las que Bañares fundó en esa ciudad“.

Además, resulta muy difícil de creer que una logia de las características que el Ven:. Hno:. Martínez de León describe”, tuviese la disposición y la posibilidad para realizar una obra filantrópica de tal envergadura.

Por otra parte, la referencia que se hace en el informe de Martínez de León a que esta logia trabajaba por el “Rito Francés”, el cual consta de siete grados, entra en franca contradicción con las joyas donadas por la viuda de Fermín Valdés Domínguez, exhibidas en el Museo Nacional Masónico, porque las mismas corresponden al Rito Escocés Antiguo y Aceptado, en cuyo sistema de 33 grados están incluidos el 18, o Rosa Cruz y el de Caballero Kadosh. 

Precisamente, en este museo existe un diploma, lamentablemente algo deteriorado, expedido por la logia “Capitular Armonía No,36”, que funcionaba bajo la jurisdicción del “Gran Oriente de España”, emitido con fecha 22 de septiembre presumiblemente de 1872 a nombre de Fermín Valdés Domínguez, en el que consta que el mismo posee el grado 18 del Rito Escocés Antiguo y Aceptado. 

Lo antes expuesto cambia lo que hasta el momento se había conocido sobre la presunta pertenencia de Martí y Fermín Valdés Domínguez a la logia “Armonía No. 52” de Madrid, ante la evidencia que muestra el antes referido diploma, porque puede inferirse que si Fermín Valdés Domínguez, el “hermano del alma”, obtuvo el grado 18 en una Logia Capitular denominada “Armonía 36”, ¿a qué otra logia Armonía podría asistir Martí en España?

En el libro editado por el II Simposio de Metodología Aplicada a la Historia de la Masonería Española, celebrado en 1983 en la Universidad de Zaragoza, se expresa: “El Gran Oriente de España puede ser considerada como una de las más importantes Obediencias Masónicas del siglo XIX español, se funda el 21 de julio de 1870, resultando elegido Manuel Ruiz Zorrilla su primer Soberano Gran Comendador, y al mismo tiempo Gran Maestro”.Entre 1869 a 1881, el G.O.D.E. contaba con 236 logias, 207 en España, de ellas 27 radicaban en la capital, entre las cuales se encontraba la Logia Capitular “Armonía No. 36”. Además, existían 28 logias de esta Obediencia en Cuba y una en Filipinas.

Los masones conocen que los talleres que se caracterizan por su inestabilidad, generan malestar, inseguridad e incertidumbre en sus miembros, los cuales, y en particular los más jóvenes, al poco tiempo comienzan a abandonarlos, o en el mejor de los casos, a no asistir a sus tenidas. Este tipo de logias, por lo general, no realizan trabajos sociales, porque esta práctica es uno de los indicativos de la fuerza, estabilidad  y proyección de un taller masónico.  Debemos hacer notar que desde el año 1873 se pierden las noticias de toda actividad masónica.de la logia “Armonía 52”. En cambio, la Logia “Armonía No, 36” continuaba sus trabajos por el Rito Escocés, prueba de ello es el diploma extendido a Fermín Valdés Domínguez, que ha servido de basamento a todo este nuevo enfoque sobre la pertenencia  de José Martí a los Altos Grados de la Masonería, así como de sus progresos en la obtención de los diferentes Grados Capitulares, al menos hasta el Grado 18. Resulta evidente que la Logia Capitular “Armonía No. 36” tuvo una existencia masónica de mayor duración que “Armonía No. 52”, prueba de ello es que la misma levantó sus Columnas en el año de 1869, mintiéndose activa en el cuadro del G.O.D.E. hasta 1811

Además, hemos de recordar que el G.O.D.E. se hallaba constituido por los masones de pensamiento más progresista y liberal, que aquellos que se agrupaban en las restantes potencias masónicas que coexistían en la Península Ibérica durante el siglo XIX. ¿Es necesario adivinar a que Potencia Masónica se dirigirían los jóvenes cubanos residentes en Madrid?

FUENTE: Libro “Jose Marti; El Maestro Mason


[i] José Martí y Fermín Valdés Domínguez

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .