MASONERIA

La prudencia

Como bien sabéis, mis Q:.Q:.H:.H:., siempre que se concluyen los trabajos de cada tenida, el V:.M:. nos encomienda los deberes, los cuales transcribo parcialmente de nuestra liturgia: “ Ahora vais a dejar este recinto consagrado a la Amistad y a la virtud y a mezclaros otra vez en el mundo profano. En medio de vuestros asuntos no olvidéis los deberes que tantas veces habeis jurado en esta logia. Sed pues prudentes, diligentes, moderados y discretos….”. Previamente el Prim:.Vig:. ha contestado al V:.M:. que la masonería es :” el estudio de la filosofía y en particular de la moral, para conocer y practicar la virtud”.

La prudencia es una virtud, de hecho es la principal de las cuatro virtudes cardinales, las otras tres son: justicia, templanza y Fortaleza. ¿Conocéis y practicáis la prudencia Q:.Q:.H:.H:.?

Se ha dicho que la prudencia es considerada como auriga de las virtudes porque las dirige y gobierna a todas. Auriga era el hombre que en las antiguas Roma y Grecia gobernaba los caballos de los carros en las carreras de circo.
Dice el diccionario acerca de la prudencia: Calidad de la persona que obra con moderación y sensatez para evitar aquello que le puede causar perjuicio, en otro diccionario encuentro: Cualidad que consiste en actuar con reflexión y precaución para evitar posibles daños.

Se dice que la prudencia se divide en monástica cuando se refiere al gobierno de uno mismo, en económica cuando se refiere al gobierno de la familia y política para el gobierno de la ciudad.

La palabra prudencia viene del latín “prudentia” que a su vez deriva del latín “providential” que significa el que ve por adelantado o ve por delante, según Cicerón la “prudentia” constaba de “memoria, inteligencia y providencia”.
La prudencia es una virtud del intelecto cuyo objeto prioritario es el de la acción correcta y el discernir y distinguir lo que es bueno o malo para seguirlo o huir de ello.

Habría que distinguir la prudencia de la erudición, alguien ha dicho:” Date una hora en cualquier materia de tu interés y de volverás erudito. Observa todo con circunspección antes de hablar y actuar y serás prudente”.

Una persona prudente se caracteriza por su cautela, la cual es el resultado del alto valor que le da a su propia vida, a la de los demás y en general a las cosas que vale la pena proteger.

Es prudente quien no se precipita en el abismo de los riesgos innecesarios, quien no actúa sin razones, no razona sin lógica, no procede sin causa, no propone sin previsión, medita sus empresas bajo todos los aspectos y estudia sus horizontes desde todos los ángulos, decide y ordena su conducta según el juicio de su conciencia. Ser prudente significa ser precavido, es decir tener conciencia de los múltiples peligros, inconvenientes e imprevistos de todas clases que nos acechan por doquier y anticiparse a ellos sin alarma ni pánico guiados tan solo por un sano y legitimo instinto de conservación.

Las personas prudentes se reconocen también porque saben cuando hablar y cuando callar, cuando actuar y cuando abstenerse de actuar.

Por otra parte tenemos que la imprudencia es la incapacidad de preveer las consecuencias que nuestras palabras o nuestros actos pueden tener en el mundo que nos rodea.

Somos imprudentes si hablamos sin pensar o conocer a fondo un problema, si revelamos los secretos que nos confían, si somos indiscretos y faltos de tacto ocasionando herir u ofender innecesariamente a las personas que nos rodean.
¿Como alcanzar la prudencia? Según Santo Tomas de Aquino habría que tomar en cuenta el recuerdo de experiencias pasadas y aplicar la inteligencia al estado presente de las cosas (ver como son y no como deseamos que sean) aplicando la reflexión.

Otros proponen:
Evitemos tomar al pie de la letra todo lo que leemos y oímos., pensemos antes de actuar, seamos discretos, tomemos como regla no hablar mas de la cuenta, tener la sagacidad de ponderar lo que puede pasar en el futuro (preveer las consecuencias), descubrir en cada opción las ventajas y desventajas.
Ahora Q:.Q:.H:.H:. Reflexionemos sobre lo hasta aquí dicho y preparaos para la pregunta que os voy a hacer: ¿Sois prudentes?

FUENTE: http://leonidasmason.blogspot.com/2011/06/la-prudencia.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .