MASONERIA

La masonería moderna; El debate de la admisión de los agnósticos y de las mujeres

ADELA G. REVELOMadrid – 26 AGO 1988 – 18:00 EDT

Con la participación de relevantes figuras de la masonería europea y latinoamericana se clausuró ayer el seminario La masonería y su impacto internacional, que tuvo lugar en los cursos de verano de El Escorial organizados por la universidad Complutense de Madrid. Después de cuatro días de análisis se llegó a la conclusión de que la masonería, una institución que tiene más de 250 años de existencia, se enfrenta a un gran debate conceptual: ¿ortodoxia o liberalismo? la necesidad de adaptarse a la sociedad actual ha obligado a los masones a revisar viejas posiciones. “admisión del agnosticismo y la participación de la mujer son dos de los temas más polémicos para la masonería.

“La masonería es una comunidad iniciática no confesional que busca la elevación moral y espiritual del hombre de una forma no egoísta, para poner este mejoramiento personal al servicio de los demás, por encima ole las diferencias que separan a los hombres de su vida cotidiana”, explicó a este periódico Roger Leveder, una de las cabezas de la masonería liberal en España.Señaló que cada obediencia o logia defiende diferentes posiciones. “Los ortodoxos creen en un Dios revelado y se oponen a la participación de la mujer en la masonería. Se quedan en la lectural literal de la constituciones de 1723 de James Anderson. Los liberales consideramos que la evolución social permite que tanto los no creyentes como las mujeres participen en la comunidad masona”. Leveder insistió que el planteamiento masón “no es antiguo”. “Se trata de un planteamiento general. Hasta que no estás dentro no lo entiendes. En esta época de crisis de conciencia, la masonería ofrece una nueva moral. Una moral laica pero no anticlerical. En España no se entiende el laicismo. No se trata de comer curas. Se trata de una moral social en la que uno se compromete sin impedimentos de ninguna clase en su convivencia social. La moral masona no tiene dogina y es utópica”.

La relación del dictador chileno Augusto Pinochet con la masonería provocó una fuerte polémica entre los asistentes que abarrotaron la sala de conferencias. El francés Roger Leray, ex gran maestre del gran Oriente, recordó que “cada masón es responsable de su juicio moral”. Pero a diferencia de Ricardo Noriega, gran maestro de la gran logia del Perú, quien pidió prudencia en el caso chileno, Leray apuntó: “No soy tolerante con la intolerancia. Pinochet no ha pasado nunca del grado de aprendiz. Este hombre ha traicionado la masonería de la peor forma”. Se señaló también que durante la comuna de París había masones que estaban de uno y otro lado y quie durante el fascismo en Italia algunos apoyaron el régimen de Musollini.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de agosto de 1988.

FUENTE: https://elpais.com/diario/1988/08/27/cultura/588636003_850215.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .