MASONERIA

LOS MONOGRAMAS EN EL GRADO MAESTRO DE REAL SECRETO, GRADO 32º DEL R:..E:.A:. Y A:.

Los Monogramas S.A.L.I.X. N.O.N.I que ddenomina cada tienda y representa un Campamento entero, ocupado por los masones de diferentes grados, desde el1º al XVIII. En ellos se encuentran los grados de AprendizCompañero y Maestro, asociados al drama comenzado en el Templo de Salomón (Primer Templo), culto particular de los judíos, seguido por el judaísmo universalista, hasta llegar al Grado XVIII, de Cab:. Rosa Cruz (Segundo Templo), dando fin a los grados filosóficos y místicos. El primer recinto en forma de eneágono (polígono de nueve caras iguales) está asignado a los grados del 1º al 18º; es decir a los grados Simbólicos y Capitulares, empezando por desbastar la piedra tosca los aprendices con el mazo y el cincel (la voluntad y la inteligencia), los compañeros además de usar la inteligencia, aprenden a apreciar la rectitud, el valor, la prudencia y el amor a la humanidad, cada escala contiene un profundo significado en lo que se refiere a la fe, las ideas y la ciencia y los maestros aguardando la resurrección de HIRAM, arquitecto salomónico, cuyo trágico destino simboliza el triunfo final de la luz sobre las tinieblas.

 Perf.·. Donde los HH.·.  del grado 4º todavía están de duelo sumidos en la tristeza por la pérdida de HIRAM, su conciencia aún se encuentra perturbada. En siguiente grado V, los masones se han recuperado y emprenden la lucha contra los tres asesinos, para ello El Maes.·. Perf.·., reconoce que debe ante todo, vencerse a sí mismo si quiere contribuir a la regeneración del mundo profano.

La sétima tienda, lleva los colores rojo y verde. En ella residen los Secretarios Íntimos, así como los Prebostes y Jueces (Grados VI y VII). En el VI Grado se enseña que las armas de la Palabra y de la Pluma han sido dadas al hombre para que las ponga al servicio del Derecho, en el Grado VII, los masones aprenden que hay que juzgar a los otros como uno mismo desea ser juzgado.

La sexta tienda  de bandera roja y negra, corresponde a los Intendentes de los Edificios (Grado VIII). En este grado la Francmasonería enaltece la doctrina dela liberación, de Paz y la Justicia, repudia la guerra de clases lo mismo que la guerra entre las naciones.

DIALOGO ENTRE MASONES: El águila de dos cabezas y sus significados

La quinta tienda, de bandera y gallardete negros. En ella se agrupan los Elegidos de los NueveLos Elegidos de los Quince y los Elegidos de los Doce (Grados IX, X; XI). En el grado IX, un elegido se venga de uno de los asesinos, pero nos hace entender que nadie tiene derecho a hacerse justicia por sí mismo. En el grado X, continúa la persecución; los dos asesinos sobrevivientes donde son arrestados, esta vez, entregados a la justicia del Gran Rey. Lo más importante de resaltar en este grado, es que el criminal, aun cuando escape a la justicia humana no puede sustraerse al juicio de su conciencia. En el grado XI, después que el Maestro ha sido llorado y vengado, nos muestra que los hombres pasan y las instituciones perduran, más aún cuando ellas respondan a una necesidad social.

Es aquí donde concluye el drama simbólico, que comenzó en el 3er Grado, con el asesinato de HIRAM.

Se concluye el simbolismo del Primer Templo.

La cuarta tienda,  de bandera blanca y roja es la de los Maes.·. Arquitectos y de los Caballeros del Real Arco (Grados XII y XIII). En el Grado XII, Adonhiram es designado Arquitecto del Templo y bajo su hábil dirección los trabajos adquieren nuevo impulso, sin embargo los obreros del Templo siguen ignorando el Nombre Divino perdido después del diluvio. En el Grado XIII, tres valientes masones parten en su búsqueda, descendiendo a una profunda caverna donde les esperan Verdades sustraídas a los espíritus superficiales. Esta cripta no es más que la conciencia humana. En ella bajo el ARCO, descubren la Palabra Sagrada; pero como ellos solo pueden deletrear sus caracteres, sin penetrar en su sentido, llevan esta palabra a Salomón, quien instituye a favor de ellos la Orden del Real Arco.

La Tercera tienda, de bandera y gallardete rojos, amparan a los Grandes Elegidos, Grado XIV, que preservaron el conocimiento del Nombre Místico, cuando el desorden invadió los trabajos del Templo y Nabucodonosor arrasó el Santuario de Israel.

La segunda tienda, decorada de verde claro, indica el Campamento de los Cab:. de oriente o de la Espada, Grado XV. Dando por terminado la serie de grados hiramitas, Se hace hincapié que la Caballería no ha muerto; solo se ha transformado y la masonería puede llamarse su heredera. Los Cab:. de Oriente o de la Espada (Grado XV) recuerdan las luchas que tuvieron que sostener para reconquistar Judea, a los exiliados repatriados bajo la guía de ZOROBABEL, después del edicto de Ciro.

grado_32_principe_del_real_secreto_full.ppt

Hemos llegado a la primera tienda, de bandera y gallardete blanco; ligeramente salpicado de carmesí. En ella acampan los Caballeros Rosacruces, Los Caballeros de oriente y Occidente y los Príncipes de Jerusalén (Gr.·. XVIII, XVII y XVI).

En el Grado XVI Los Príncipes de Jerusalén, levantan la Ciudad Santa de sus ruinas y se aprestan a edificar el segundo Templo, para elevar de sus ruinas el Santuario de la Libertad que ha sido derribado. El grado XVII, relata cómo, mucho después de la destrucción del segundo Templo GARIMOT el Patriarca de Jerusalén, encontró con el concurso de los Cruzados, la tumba del MAESTRO y las COLUMNAS “J” y “B” que figurarán en la nueva reedificación del SANTUARIO. La denominación del Grado representa una nueva confluencia entre las dos grandes corrientes del pensamiento ario y del pensamiento semita que, después de haberse entrechocado y de haberse influido recíprocamente, reúnen sus fuerzas para la Construcción del Tercer Templo. Finalmente el Grado XVIII, Los Cab:. Rosa Cruces, poseedores de la nueva Ley, después de haber explorado todas las regiones del mundo y todas las corrientes de la ciencia, con la esperanza de volver a encontrar la Palabra Perdida, reaniman el Fuego Sagrado y renuevan el sacrificio del Cordero, festejando la resurrección de la Naturaleza, en este grado se celebra la Fiesta Mística en memoria de Jesús. I.N.R.I, concluyendo así los Grados Filosóficos o místicos.

Aunque la idea de los Cab. Templarios era empuñar las armas para imponer una religión a las poblaciones que la rechazaban, esto ya no tiene sentido, porque las ideas se combaten con ideas y no por la fuerza ni la violencia.

“Los combates ahora se dan por una buena conciencia”.

 Entonces la cruzada que debe ejercitar en estos tiempos la francmasonería, sería para establecerla libertad de conciencia, que es la antítesis de la guerra contra los infieles como la comprendían los Cruzados. Hay que entender que nuestra Orden no admite el recurso de la fuerza para propagar sus ideas, sólo las persuade dentro los límites de la Equidad y la Justicia, a fin de favorecer el triunfo de la Razón y del Progreso bajo todas sus formas. Si estos conceptos nos revelan ahora que estamos muy lejos de las Cruzadas. ¿Cuál es entonces, el fin oculto bajo el simbolismo de nuestro Campamento? El Templo por reedificar en este Grado “Príncipe del Real Secreto, es la Gran Obra del Hermetismo.

A esta orden de ideas se refiere la subdivisión del Campamento en formas geométricas; el grupo de letras que señalan sucesivamente la tienda de cada grado, la combinación del círculo con el triángulo y la cruz; las imágenes de animales simbólicos que decoran ciertos puntos del Campamento, no solamente el cuervo, la paloma y el fénix, sino también las figuras apocalípticas del León del Toro del Águila y del corazón humano, y en fin, la reproducción de los dos Tetractys de Pitágoras tienen una significación esotérica de este Grado, combatiendo para asentar las enseñanzas de la Cábala en relación con las tradiciones de la vieja religión aria, o más bien indo-persa. Por lo tanto, ahora sustentaremos el contenido del monograma T.E.N.G.U, representado por cinco Estandartes, designados por una letra, que ocupan los diversos ángulos. Para este objeto hay que atravesar el heptágono (polígono con siete lados y siete vértices), que se encuentran junto a cada uno de los cinco estandartes.

El quinto estandarte, marcado con la letra “U”, lleva la imagen del ARCA de la Alianza, entre dos palmeras y dos antorchas iluminadas, y la divisa “LAUSDEO” (Alabado sea Dios).

Es este lugar donde acampan los Grandes Pontífices (Grado XIX) y los Grandes Maestros de todas las Logias Simbólicas (Grado XX), que nos instruyen por la práctica de la disciplina masónica, a ejercer el arte de gobernar, lo que otros yerran por intuición; así como las demás artes, solo se adquiere por la experiencia y el estudio.

Inmanuel Kant” decía “Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más lo que la educación hace por él”.

El cuarto estandarte, marcado, con la letra “G”, lleva la imagen de un Buey de pie en el centro, y la divisa “OMNIA TEMPUS ATTINGIT”  (El Tiempo lo alcanza todo). Bajo el acampan los Noaquitas o Cab:. Prusianos y los Cab:. Real Hacha (Grados XXI y XXII). En el Grado XXI, los Noaquitas, o descendientes de Noé, recuerdan la vieja leyenda patriarcal del Diluvio y del ARCA, que los sacerdotes caldeos enseñaban a sus adeptos en los santuarios de las pirámides con gradas, a orillas del Éufrates y del Tigris, mucho antes de que fuese pronunciado el nombre de Noé e incluso el de Israel. En el Grado XXII, los Cab:. Real Hacha, Príncipes del Líbano, herederos de los misterios de los Drusos, se ejercitaban en los cedros del Líbano, con el hacha, la sierra y el cepillo, a fin de testimoniar que toda actividad productora es igualmente ennoblecedora, nos enseña que la ley del trabajo, lejos de ser un castigo o una decadencia, representa en el Universo entero, la condición primordial de la vida y el progreso.

El tercer estandarte, está marcado con la letra “N”. En él hay un águila bicéfala que lleva una corona imperial y tiene en sus garras una espada y un corazón ensangrentado, su divisa es CORDE GLIOQUE POTENS. (El Poder está en el corazón y la espada).

Es el Campamento de los Jefes del Tabernáculo y de los Caballeros de la Serpiente de Bronce (Grados XXIII, XXIV y XXV). Hay en el mundo dos Tabernáculos particularmente celebres por haber dado nacimiento a los dos únicos cultos estrictamente monoteístas. En primer lugar, el Tabernáculo de Jerusalén, alrededor del cual, los Profetas, en reacción contra el formalismo sacerdotal, que preparaban el advenimiento de una religión universalista y espiritual. En segundo lugar el Tabernáculo de la MECA, donde el destructor de la idolatría árabe, lanzo por primera vez esta palabra todavía repetida hoy por el almuédano, de alminar el alminar, ”Dios es Dios y Mahoma es su profeta”. Ante estos apotegmas, es importante recordar que el francmasón es, por esencia opuesto a todas las idolatrías; y que su verdadero Tabernáculo está en la conciencia. En ella residen las Tablas de la masonería. El Grado XXV nos transporta a los confines del Oriente, en el que el dragón despierta la imagen del animismo chino que Confucio tuvo el mérito de transformar en una religión de moral práctica, digna de encontrar asilo en nuestros Templos.

El segundo estandarte, está marcado con la letra “E”. Lleva el emblema de un corazón en llamas alado, coronado de laureles. Su divisa es “ARDEN GLORIASURGIT” (La gloria se levanta con ardor). En el acampan los príncipes de Merced, los Comend:. del Templo y los Cab:. del Sol, (Grados XXVI, XXVIIXXVIII).

Los Príncipes de Merced, haciendo girar la Rueda de la Ley, deducen la universalidad del sufrimiento, la ley de la solidaridad y el deber de la abnegación; es el único medio de quitarse el encadenamiento fatal y doloroso del Karma. Al lado de ellos, los Comend:. del Templo llegan a la misma conclusión altruista, pero eta vez preconizando la acción rigurosa e incesante del espíritu caballeresco puesto al servicio de una idea. Esta idea era para ellos la liberación de los lugares inmortalizados por la Pasión de Jesús, como lo es para nosotros la liberación de la Humanidad, fecundada por la sangre de los mártires en todas las razas y en todos los tiempos. A su vez, los Cab:: del Sol iniciados por intermedio del Hermetismo en los misterios del invencible MITRA, aprenden a escalar las siete gradas de la Montaña Santa, practicando la Ley del deber conforme a la divisa tradicional de los discípulos de ZOROASTRO; “Buenos pensamientos”, “Buenas palabras”, “Buenas acciones”.

El primer estandarte, corresponde a la letra “T”, lleva la  imagen de un León que tiene una llave en la boca, con los números 5-2-5. Su divisa es “ADMAJORM DEI GLORIAM” lema de la congregación de los jesuitas AMDG (Para mayor Gloria de Dios). Allí se reúnen los Caballeros de San Andrés y los Caballeros Kadosch (Grados XXIX y XXX), iniciados en los misterios de una “Ecclesia” primitiva en el reino del Preste Juan, los Caballeros de San Andrés proclaman la Ley del amor, esencia de Buena Nueva; al mismo tiempo enseñan la gran verdad filosófica oculta bajo el símbolo de la Energía hecha carne. Por último los Caballeros Kadosch, depositarios de la doctrina secreta de los Templarios, después de haber ascendido y descendido la doble escala que conduce al conocimiento del hombre y del Universo, renuevan el juramento de vengar a Molay, combatiendo sin cesar, con las armas de la Razón y de la Libertad, el absolutismo político y religiosos de que ha sido víctima la Orden del Templo.

Aquí se detienen la mayoría de los Masones, armados ya, en lo futuro, para el combate. Más allá no hay más que los grados administrativos y la Síntesis del real Secreto.

A partir de ahora nuestros grados están representados por trazos geométricos. En el interior del pentágono se encuentra un triángulo, en el que acampan los Inspectores Comendadores y los Maestros del Real Secreto; así como los Caballeros de Malta que se han enrolado a la expedición. En cada una de las puntas del triángulo se ven, respectivamente, un cuervo, una paloma y un fénix. En el Grado XXXI, los Grades Jefes Comendadores, al evocar, no los recuerdos de la infame y cruel inquisición papal, sino los de la Santa Vehme (Sociedad Secreta Medioeval), que tocaba los miedos profundos de los pueblos, y que además figura entre las fuentes originales de la francmasonería, testimoniando ser una organización de justicia adecuada, imparcial e independiente como primera necesidad de las sociedades humanas.

Este es el umbral de la tienda que ocupan los Maestros del Real Secreto a quienes se les recuerda lo que es la masonería y lo que ella quiere, para después ser depositarios del último Arcano.

Aquí están simbolizadas las colosales voces del pasado y del futuro, que merecen ser escuchados para construir el Templo que soñamos dedicado al Eterno, sobre todo con la Verdad, la justicia y el amor a nuestro prójimo. Toda esta simbología nos permite aceptar esta tolerancia, sabiendo que nadie en especial puede definir al Gran Arquitecto del Universo.

El ojo que todo lo ve: 32º Sublime y Valiente Príncipe del Real Secreto

Vemos pues que la francmasonería no es ajena a nada, otorgando justicia al bien y a la verdad dondequiera que estén; sin juzgar a las religiones, a los filósofos y sus fundadores, en la medida en que hayan favorecido o favorezcan o al progreso de la humanidad. Más allá de este Grado 32º sólo están los Grandes Inspectores Generales, Grado XXXIII, y último del Rito, que deben a la Orden toda su actividad y todos sus esfuerzos.

Es el estado mayor del ejército masónico, allí se dice, que sólo podrán estar los más sagaces, los más abnegados y los más valientes. Estos Grandes Inspectores Generales acampan en la circunferencia del círculo inscrito en el triángulo. En el centro de este círculo; para ser más precisos, en la intersección de los brazos de la cruz de San Andrés, se levanta la tienda del Soberano Gran Comendador.

Estos son los 33 grados que constituyen la jerarquía de nuestro rito.

Como corolario, debemos decir que la Masonería del R:.E:.A:A:. está fundada en leyendas y teorías con contenido histórico, filósofo, científico y religioso, además de otras creencias relacionadas a un universo evolutivo. Sobre este último particular Herbert Spencer al referirse a la filosofía evolucionista, dice que el hombre se halla ante la presencia de una energía infinita y eterna de la que todo procede, que en el curso de su evolución a través del tiempo y el espacio, esta energía tiende a establecer más equilibrio en el mundo de los fenómenos, entendiendo como origen un Universo creado hace 14,700millones de años, siguiendo su tránsito hasta llegar nuevamente ante una Gran Implosión reservada sin resolver por el hombre (Lo que algunos científicos denominan el Big Crunch).Como contraparte a la ciencia, tenemos a la religión que ilustra, que lo Absoluto se manifiesta por una tendencia a poner en las relaciones de los hombres, más orden y rectitud, considerando a la moral como la idea física de equilibrio.

Desgraciadamente, las religiones organizadas, sobre todo las que hacen del sentimiento religioso un instrumento de dominación política y de opresión intelectual, no han conseguido nunca en colocarse en este terreno del entendimiento para trabajar en él, en común con la Moral, la Filosofía y la Ciencia, en el mejoramiento de los individuos y de las sociedades, pero llegará el día, en que las Religiones sobrevivientes se unirán, logrando la comunión universal de toda la gente de bien, sean cuales fueren los símbolos por medio de los cuales se representa cada una de ellas el Absoluto, el Infinito y el Universo. Muchos creen que a medida que avanzan en los altos grados masónicos haber encontrado la palabra sagrada, pero la realidad sólo que somos víctimas de una ilusión modernizada. La gran lección que se desprende de estas sucesivas decepciones es la relatividad de nuestros conocimientos; que es también el carácter incognoscible e impenetrable de la realidad absoluta, donde vivimos, nos movemos y somos. A esta moral desde el punto de vista absoluto de la Metafísica se le llama ideal, es decir la Perfección, que debemos perseguir sin cesar, aun sabiendo que no la alcanzaremos jamás.

Tal vez sea el único medio para acercarnos a ella cada vez más.

Una reflexión a tomar en cuenta, es la relacionada con la conciencia y la razón, que proyecta al individuo hacia su libertad y progreso personal, los cuales deben ser siempre contundentes. Jean- Jacques Rousseau en su obra El Contrato social. Señala que, “El hombre nace bueno (libre) y la sociedad lo corrompe”  contrapuesta a la antítesis de Maquiavelo cuando dice, “El hombre es perverso por naturaleza”. En ambos casos la francmasonería no pretende en absoluto resolver ningún problema de controversia, quizás inexplicables sobre este tipo de libertades o libertad metafísica. Sin embargo afirma que la idea misma de libertad cualquiera sea su origen, es una fuerza nueva introducida en el mundo; que basta que el hombre se crea libre, para que pueda llegar a serlo y obrar con consecuencia. Sobre esta base inconmovible reaparecen las nociones de obligación y de responsabilidad morales, sin las cuales toda la enseñanza masónica sería un engaño y la sociedad humana un caos. Por ese medio el ser humano, adquiere el derecho de reivindicar todas las aplicaciones de la libertad individual que, según una fórmula celebre constituyen “Los Derechos del Hombre”, ocupándose por la solidaridad universal.

Aplicado a todas las sociedades democráticas del orbe. Ante estas premisas, podemos afirmar que el hombre, tiene la opción de serlibre y hacer el bien o el mal, pero si escoge lo segundo interrumpirá su evolución, su obra, su entorno y a sus descendientes. Solo los que abrazan las leyes morales, plasman sociedades perdurables y fecundas, los otros sólo preparan su propia destrucción. Ante esta disyuntiva sólo queda amar la paz, y hacer el bien sin mirar a quien. Hasta ahora la tarea de la francmasonería especulativa, esta está concentrada en preparar entre sus miembros

hombres más amantes, más esclarecidos, más fuertes, más deseosos de trabajar individualmente y en común por la felicidad de la sociedad humana”. A través de:

1.- Sentimientos de Solidaridad.

2.- Tolerancia recíproca y

3.- Fortalecer el sentimiento del Deber.

Como diría Inmanuel Kan “Dormía y soñaba que todo era belleza, desperté y advertí que era un Deber”.

4. Llamar la atención de los iniciados sobre los grandes problemas del orden universal y del destino humano.

Para concretar estos ideales los masones deben trabajar día y noche, sólo así se podrá obtener la felicidad y bienestar de los hombres, aunque todo sea adverso.

Se dice que existe un ejército en la masonería preparado para combatir a los reaccionarios del progreso y el bienestar de la humanidad y nuestro mundo. Sin embargo se percibe como si todo esto fuera una retórica trivial. Pues veamos, ya no es necesario ir a Tierra Santa, ni aferrarnos a tantas religiones para sustentar y defender la fe, porque ellas están presentes hasta en el aire que respiramos. Nuestra tarea en este mundo es consigo mismo, con nuestra conciencia, con sus habitantes, con sus recursos naturales. Las Monarquías casi no existen, languidecen y han sido reemplazadas por supra poderes-económicos; las grandes construcciones bellas del pasado, son un recuerdo histórico, reemplazadas por mega construcciones; las guerras ya no son cuerpo a cuerpo, a caballo, ni espadas, ahora son nucleares, espaciales, manejados por entornos financieros; la medicina y la ciencia han evolucionado colosalmente; ya nadie se muere de fiebre amarilla, tuberculosis u otras infecciones de gran mortalidad en el pasado, se ha alargado la edad biológica de los seres humanos; la tecnología es incontrolable, al parecer todo lo puede; han aparecido fenómenos y cambios climáticos que seguro harán mutar nuestra condición celular y genética.

Muchos ya piensan que son energía evolutiva y renovada y que no necesitamos de una fe religiosa, sino de una energía superior que se encuentra en el Universo de la cual dependemos y que su vida está en razón al tiempo de vida de este se mantenga en el espacio, hasta cumplir con otro ciclo vital.

¿Ante estos hechos evidentes que nos por queda hacer? Faltan tres años para que la masonería especulativa cumpla tres siglos de creada y nosotros nos hemos quedado en ese pasado, siguiendo una tradición añeja, que tal vez debamos confrontarla con los hechos actuales con la debida ponderación, respeto e inteligencia. Entonces pregunto ¿Si la masonería tiene un ejército acampado, esperando la señal para enfrentarse a todo lo que se oponga al progreso y bienestar de la humanidad?, ¿Qué hacemos los masones para equilibrar todas estas desigualdades? ¿Debemos ser pasivos egoístas ante estos hechos? ¿Somos los suficientes para plantearnos este reto? Si la respuesta fuera negativa, Entonces con mucha mayor razón, es nuestro deber salir al frente, más aun viendo a nuestra Augusta Orden cuesta abajo, confusa, desatendida, postrada en el facilismo y sin reacción.

Lo planteado es harto difícil, tal vez un trabajo de muchas generaciones, que sólo cesará, cuando quede construido completamente el Templo de la Masonería Universal, donde todos seremos una sola familia, iguales y libres, rigiéndonos por las leyes del amor fraternal, de la tolerancia y la solidaridad; es decir habremos cumplido nuestra tarea con la alta masonería.

Ese Templo a reconstruir deberá estar basado en los pilares de La Libertad, La Justicia, La Equidad, La Razón y el Amor, moviéndose alrededor de una sincronización energética cósmica con la realidad; más aun sabiendo, que el mundo de ahora es una esfera comprendida por grandes desigualdades sociales, económicas y naturales; de disputas brutales, donde campea el narcotráfico, el lavado de dinero, las organizaciones criminales, la corrupción, el consumismo y poder pernicioso que sojuzga al hombre. Por lo tanto nuestra tarea ahora será conquistar ese nuevo Templo, actuando conforme a los llamados de nuestra conciencia y de nuestra razón, porque “El reino de Dios está dentro de nosotros” y a nosotros nos corresponde conservar ese Dios puro e inmaculado, sin ningún paradigma, dogma o leyendas personales; siguiendo la máximas de: “Conócete a ti mismo” frase acuñada en el frontispicio del Templo de Dios Apolo en Delfos,; es decir “Conoce primero tu conciencia” antes de emprender otras tareas, para podernos conducir como soldados de la Luz, La Libertad, La Patria y la Humanidad.

No nos aferremos al pasado. Ya desfilaron a través de los tiempos los grandes filósofos, las religiones Politeístas. Teístas, Monoteístas, Deístas, la Ley de la gravitación Universal de Newton, la teoría de la relatividad de Albert Einstein y un Universo Estacionario, la teoría del Big Bang y el origen del universo, de los grandes inventos; sin duda todos estos aportes han contribuido a darle sentido a este mundo, sin embargo seguimos evolucionando aceleradamente, ahora ya estamos hablando del bosón de Higg o partícula de Higg, de la identificación dela NASA de 715 Planetas fuera del Sistema Solar (exoplanetas), etc. ¿Tenemos que repetir y creer todo lo que nos dicen, más aún cuando las escrituras están trasnochadas y pasadas de moda y no corresponde al tiempo en que vivimos?. Ante estos hechos, recordemos que estamos en la era del Saber, por lo tanto hay que hacer uso de este conocimiento para combatir estos flagelos de la humanidad.


[1] http://eruizf.com/masonico/reaa/32_grado.html

[2] IPH:. JOSE FERNANDEZ DAÑINO 33°. S:. C:: GR:. 33° para República del Perú. http://supremoconsejo.blogspot.com/2011/03/sobre-grado-32-iph-jose-fernandez.html

TOMADO DE> http://danielpeluas.blogspot.com/2015/03/32-sublime-y-valiente-principe-del-real.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .