ESOTERISMO Y RELIGION

Los Amigos del Desierto, La Vieja Bru y el Hermano Dumége de Toulouse

Durante los primeros años del imperio napoleónico, mientras los sofistas celebraban sus Grandes Misterios en París, el arqueólogo Alexandre Dumége creó en Toulouse otro Rito egipcio en el marco de la logia madre de la Soberana pirámide de los amigos del desierto. El Rito de Los Amigos del Desierto poseía cuatro grados: Iniciado de Menfis, Iniciado de la Tebaida, Perfecto Iniciado y Príncipe Iniciado. Desde Toulouse, este rito pudo emigrar a Auch y a Montauban (aunque no sabemos si mantuvo relación con la logia de los Discípulos de Aíenfis de Montauban, fundada en 1815 por Samuel Honis y Gabriel Marconis de Négre). Apenas sabemos algo de Los Amigos del Desierto, que en su tiempo apenas dieron que hablar. Si bien es cierto que la verdadera iniciación requiere secreto.

Dumége, así como muchos de los miembros de la Soberana pirámide formaban parte también de la logia Napoleomagno, creada en 1805, en cuyo marco se quiso restaurar durante el imperio napoleónico un Rito específico en Toulouse, el Rito de los «Escoceses fieles» o de la «Vieja Bru». El Rito de la Vieja Bru habría sido introducido primitivamente en la ciudad, en 1747, por un jacobino escocés, 54 Samuel Lockhart, ayudante de campo del príncipe Carlos Eduardo Estuardo. Samuel Lockhart no tuvo problemas para ser recibido en la ciudad del Languedoc, pues en ella encontró a otro jacobino, el conde irlandés Richard de Barnewall (1708-1778), que en 1741 había formado la primera logia masónica de la ciudad con el título de San Juan de Toulouse.

En su obra, La franc-maconnerie touloussaine, Michel Taillefer demuestra (pág. 71) que la expresión «Vieja Bru» designaba en el siglo XVIII un poder o un Rito Escocés de incontestable origen jacobita que parece haber sido creado en el entorno inmediato del pretendiente Carlos Eduardo Estuardo. Efectivamente, en la antigua provincia de Artois, no lejos de Arras, sede de un conocido Soberano Capítulo Primado y Metropolitano de Rosacruz fundado, según se dice, en 1745 por el propio Carlos Eduardo Estuardo, en la pequeña ciudad de Hesdin encontramos la logia La fidelidad, en donde, en 1771. se utilizaban veintiocho grados superiores, siete de los cuales —dos grados de Elegidos. Maestro Ilustre, Maestro Perfecto, Maestro Gran Escocés. Gran Escocés Superior y Gran Escocés Purificador— eran concedidos por el «Poder de la Vieja Bru». De modo que la expresión «Vieja Bru», al contrario de lo que opinan muchos autores, no es una creación de los masones tolosanos. Según Jean-Pierre Lassalle y Georges Lamoiner 56 la Vieja Bru podría referirse a la Antigua Fraternidad (anterior a la creación de la Gran Logia de Inglaterra en 1717), siendo el término Bru unadeformación del inglés brood (nidada) en el sentido arcaico de «raza», «progenie» o «familia», que también podemos relacionar con términos tales como brotherhood (fraternidad) o bride (prometida, joven desposada, esposa mística). Personalmente, nos intriga el parentesco entre La Vieja Bru y los Hijos de la Viuda.

No obstante, el Rito de la Vieja Bru, tal cual era practicado por Napoleomagno durante el imperio napoleónico, era diferente del de la logia de Hesdin y también de la primitiva creación de Lockhart. Según lo que se puede interpretar de los Reglamentos generales de la Mas.·. escocesa, establecida en Toulouse con el título de Rito de los Fieles Esco.·. o de la Vieja Bru en el año de la GO.·. L.·. 5747, en 1810 este rito se dividía en nueve grados: Aprendiz, Compañero, Maestro, Maestro Secreto o Maestro Perfecto (¿), Arquitecto, Comendador de Oriente, Caballero de Nazaret o Rosacruz, Caballero de Hersalaim o del Águila, y Menatzquin o Gran Inquisidor Comendador. Los Menatzquim se reunían en «tribunales», pero por encima de ellos todavía tenían a un consejo dogmáti-co, la A..·. de S.·. (probablemente (“Academia de Sabiduría”). En la lista de grados de este Rito, se puede observar un esfuerzo por ligarlo a una tradición próximo oriental; por otra parte, según Thory,los grados del 5o al 8o formaban la «masonería de las cruzadas».

Sabemos que el príncipe Cambacérés, «Jefe Supremo de todos los Ritos» aceptó en 1810 «el gran maestrazgo perpetuo del Rito de los Escoceses Fieles», pero también ese régimen fue rechazado en 1812 por el Gran Directorio de los Ritos del Gran Oriente de Francia, que se negó a reconocer su autenticidad. Según Michel Taillefer, en realidad fue asimismo en 1810 cuando Jean Jacques Borrel, tesorero general de los hospicios civiles y militares, y Venerable de los Corazones reunidos, creó, con la ayuda de Alexandre Dumége, el Rito de la Vieja Bru. Sin embargo, creemos que, aun en el caso de que fuera en 1810 cuando ese Rito unió a la logia Napoleomagno, con anterioridad ya existía como capítulo independiente que recibía miembros de diversos talleres con el nombre de S.·.T.·. de los G.·.J.·.J.·. C.·. (Soberano Tribunal de los Grandes Inspectores Inquisidores Comendadores), como demuestra un Extracto del Libro de Oro del S.·. T.·. de los G.·.J.·.J.·. C.·. 59 que relata la fiesta dada el 15 de noviembre de 1807 en honor de Cambacérés (mientras que el presidente efectivo era Jean Jacques Borrel). Por otra parte, el Rito de los Escoceses Fíeles o de la Vieja Bru de Borrel y Dumége, aunque diferente del de Lockhart, parece haber utilizado grados y rituales existentes con anterioridad, rebautizándolos con apelativos orientales.

Fuera de Toulouse, en esta época tardía en la que se veía con malos ojos el nacimiento de nuevos ritos masónicos, la Vieja Bru parece no haber tenido retoños, excepto en Puylaurens (Tarn), en donde el Venerable Laroque, 60 de la logia La perfecta amistad, estuvo encantado de incorporar ese rito a su colección de altos grados, pero el cierre de la logia Napoleomagno, tras la caída del imperio napoleónico en 1814-1815, parece haber hecho desaparecer definitivamente de Toulouse (y de Francia) el Rito de la Vieja Bru; en cuanto a las demás logias de la ciudad, siguieron fieles a los Ritos Tradicionales (R. E. A. A., Rito Francés, Rito Escocés Filosófico).

Por más que la Vieja Bru se proclamara fiel a Escocia y no a Egipto, presentaba ciertas características que la aproximaban a la «masonería egipcia»: era una apasionada del ocultismo, campo al que consagraba sobre todo el «Tribunal de los Menatzquim»; y se había otorgado un aire oriental al decorar con títulos hebraicos” 61 su escala de grados. Además, sus adeptos frecuentaron otros Ritos egipcios; Alexandre Dumége, como ya hemos visto con anterioridad, fue el creador de los «Amigos del Desierto»; el general Joseph Cabrán 62, amigo de los Bédarnde y futuro gran inciado de Misraim, había sido nombrado en 1807 Venerable de Napoleomagno; Jean-Raymond Cardes, último Venerable de Napoleomagno (a partir de 1812; intentó en 1822 crear enTouiouse, con la ayuda del coronel Louis Emmanuel Dupuy una logia de Misraim, El sendero de la verdad.

FUENTE: https://drive.google.com/file/d/1Q0YpSfCeJeft4Dotp3J_bb8DetOfsFHS/view

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .