EDUCACION E HISTORIA

10 plantas antimosquitos que puedes cultivar dentro y fuera de casa

Llega el verano y el buen tiempo, las tardes de terraza, las puestas de sol en el jardín… Pero estos placeres veraniegos vienen acompañados también de unos visitantes no tan deseados. Y es que la mayoría de mosquitos hace su aparición cuando se va el sol (o cuando aparece), así como cuando la humedad es muy alta. Pero no desesperes, porque hay remedios naturales con los que puedes combatirlos. Las plantas antimosquitos son un recurso natural que, además de mantener a los insectos a raya, llenarán tu jardín y tu casa de alegría. 

Campo de lavandas en flor.

Lavanda, la planta antimosquitos que mejor huele

La lavanda es una de las plantas aromáticas más conocidas y apreciadas no solo por su belleza, sino también porque puede ayudarte a conseguir un buen aroma en tu casa si secas sus flores o, incluso, al natural. Lo mejor es que puede cultivarse tanto en el interior como en el exterior de tu casa, especialmente si la zona en la que vives no es demasiado húmeda.  

Tanto si la tienes en el jardín, como en el interior de tu casa (en este caso, el mejor sitio para colocarlas es junto a la ventana), esta planta crece bien en macetas y jardineras. Los cuidados de la lavanda son muy sencillos, siempre que le proporciones mucha luz natural y evites los encharcamientos, para lo cual deberás ofrecerle un riego moderado y cultivarla en un sustrato ácido y con un buen drenaje que no acumule el agua. 

Albahaca en una maceta blanca y rosa.

Albahaca limón, una antimosquitos que aliña tus platos

La albahaca limón (Ocimum x citrodorum) es otra de esas plantas aromáticas que puedes cultivar en interior y que se encargará de mantener a raya a los mosquitos y a las moscas. La mejor variedad para ahuyentar a los bichos es la albahaca limón (aunque en los platos no deja ese aroma). Esta especie es de hoja pequeña y puedes cultivarla tanto en tu jardín como en una maceta. Para que prospere necesitará altas dosis de luz natural y calor. La mayor precaución que hay que tener con la albahaca es que hay que cuidar mucho su riego y no encharcarla, aunque lo más adecuado es que sea diario. 

Otra opción es coger unas cuantas hojas y ponerlas a secar en un cuenco o recipiente a modo de popurrí: verás cómo moscas y mosquitos se mantienen alejadas. 

Geranio con flores rosas y malvas.

Geranio limón, una planta bonita y antimosquitos

Además de muy decorativa, gracias a sus pequeñas flores blancas, rosas o malvas, esta especie de geranios es conocida por su marcado aroma a limón, que la convierte en un repelente natural contra los mosquitos. Es planta arbustiva que no supera los 70 cm y que cuenta con pequeñas flores. El geranio limón (Pelargonium crispum) es una planta de exterior que necesita muchas horas de luz natural para prosperar. Asimismo, necesita riegos frecuentes, unas dos veces a la semana, pero evitando encharcarlas y mojar sus flores. También necesita un sustrato ligero y un buen drenaje. Después de la floración, pódala, eliminando las flores y ramas marchitas. 

Clavel chino o tagete en flor.

Clavel chino, una planta antimosquitos muy bella

Esta variedad de claveles, cuyo nombre científico es Tagetes erecta, es una planta antimosquitos con una floración espectacular. Además, no solo mantiene a los mosquitos alejados, sino también a las moscas. Se trata de una planta de exterior que puede prosperar bien tanto en maceta como si la plantas en el jardín. Además, ofrece flores de diversos colores, desde amarillos, naranjas, rojos y hasta bicolores. Gracias a su característico aroma mantendrá a los mosquitos alejados de tu jardín. 

Para cultivar el clavel chino es necesario que le proporciones un riego constante durante los meses de más calor (entre 3 y 4 veces a la semana) y una ubicación a pleno sol

Planta de romero en flor.

Romero, la aromática que ahuyenta a los mosquitos

Esta planta medicinal y aromática tiene muchísimas propiedades, entre ellas la de ahuyentar a los mosquitos y a las polillas, debido a su intenso aroma. Para que el romero (Rosmarinus officinalis) sea eficaz en el interior, lo ideal es dejar secar varias ramas y quemar sus hojas en una vela. Su aroma, que contiene geraniol, mantendrá a los mosquitos a raya. Para ahuyentarlos también puedes utilizar el aceite de romero.   

El romero puede cultivarse en el interior y en el exterior de tu casa y en ambos casos y como casi todas las aromáticas necesita grandes dosis de luz diaria. Se trata de una planta muy resistente que acepta bien épocas de sequía, por lo que con un riego moderado y evitando la humedad excesiva.  

Detalle de planta de citronela.

Citronela, la planta antimosquitos más conocida

Aunque es la antimosquitos más conocida por sus múltiples aplicaciones (velas, pulseras, ambientadores, etc.), en su forma natural no es, precisamente, la más bonita. La citronela (Cymbopogon nardus) es una planta herbácea que crece en arbustos y que puede cultivarse tanto dentro como fuera de casa, aunque en verano siempre es mejor que esté en el exterior, ya sea una terraza o un balcón. Los cuidados de la citronela no son muy complicados. Si está en el interior, ubícala cercana a una ventana, mientras que en el exterior, necesitará entre 6 y 8 horas de luz al día para prosperar, aunque también crece bien en posiciones de semisombra. Es una planta muy sensible a la falta de riego y tendrás que evitar que las raíces se sequen.

Menta en una maceta sobre el alféizar de una ventana.

Menta, una antimosquitos con muchas propiedades

La menta es una de las plantas antimosquitos preferidas, ya que además de ser deliciosa y servir para condimentar muchas recetas, sus hojas producen un aceite que desprende un aroma fresco y dulce que ahuyenta a los mosquitos. Asimismo, tiene propiedades antisépticas, de manera que si al final te pica algún bicho, puedes hacer una infusión que servirá para aliviarte y limpiar la picadura. 

La menta es una planta trepadora de crecimiento rápido, por lo que lo más adecuado es mantenerla en una maceta, ya que si la tienes en el jardín puede crecer muchísimo. Para que prospere, necesita riegos abundantes, especialmente en los meses más calurosos. Para que crezca más frondosa, es recomendable cortar algunas hojas.  

Tomillo limonero en una maceta blanca.

Tomillo limonero, sabroso y antimosquitos

El tomillo limonero (Thymus citriodorus) es una planta arbustiva cuyas hojas son verdes con el borde amarillo. Sus flores, que aparecen a finales de primavera y durante todo el verano, son pequeñas y moradas, muy decorativas. El tomillo es una planta que repele a los mosquitos, pero también a otros insectos como las pulgas o la mosca blanca

El tomillo es una planta muy resistente que requiere grandes dosis de luz natural. Aunque está acostumbrada y puede resistir épocas de sequía, lo mejor es proporcionarle un riego regular y moderado, siempre evitando los encharcamientos. Cuando empiece el invierno, conviene podarla y quitarla las hojas y flores secas. 

Flores de jazmín blancas.

Jazmín, una preciosa planta antimosquitos

Además de llenar de belleza tu jardín o terraza, el intenso aroma del jazmín (Jasminum officinale) es perfecta para mantener alejados tantos a moscas como a mosquitos. Ahora, su efecto se mantendrá siempre que tenga flores, cuando se marchiten y se caigan, no será tan efectivo. Incluso es una planta que puedes tener en el dormitorio y que te ayudará a dormir mejor, de manera que la podrás colocar en tu jardín o la terraza, pero también en el interior. 

Para que prospere, debe recibir unas seis horas de sol al día y evitar las fuentes de calor o frío. Su riego ha de ser moderado y periódico, evitando siempre encharcar el sustrato.

Hojas de laurel secas en un bote.

Laurel, un arbusto que mantiene los insectos a raya

El laurel (Laurus nobilis), además de servir para condimentar tus platos, es una planta arbustiva que puede medir hasta 10 m de altura. Además de en su forma natural –su aroma ahuyenta a los mosquitos–, puedes utilizar aceite de laurel o quemar unas hojas secas para que el humo que producen les mantengan alejados. 

Para que el laurel crezca frondoso, evita una fuerte exposición al sol en verano y las heladas en invierno. En cuanto a su riego, necesita dosis moderadas de agua y sin encharcar la tierra.   

FUENTE: https://www.hola.com/decoracion/galeria/20210621191725/plantas-interior-exterior-antimosquitos-il/1/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .