MASONERIA

EL SOL EN LA MASONERÍA

El sol en la antigüedad se consideraba como supremo entre los cuerpos celestes visibles a los astrónomos del pasado, fue adjudicado a los más altos de dioses y se hizo simbólico de las autoridades supremas del Creador mismo-tras este sol físico o mejor dicho por encima de este sol físico hay otro Sol invisible, este Sol es el Sol Iniciático.
De una consideración filosófica profunda de los poderes y los principios del sol ha venido el concepto de la Trinidad cuando es entendido en el mundo hoy.


El principio de una Divinidad de Trino no es peculiar a la teología cristiana o Mosaica, pero forma una parte visible del dogma de las mayores religiones tanto de tiempos antiguos como de modernos.


Los persas, los hindús, los babilonios, y los egipcios tenían sus Trinidades.


En cada caso éstos representaron la forma triple de una Inteligencia Suprema.
En la Masonería moderna, la Deidad es simbolizada por un triángulo equilátero, sus tres lados que representan las manifestaciones primarias Del Eterno quién es representado como una llama diminuta, llamada por los hebreos Yod (י).

Los cabalistas llaman la Trinidad los Tres Testigos mencionados en el Apocalipsis, por medio de los cuales el Invisible es hecho conocido al universo visible, tangible.

El origen de la Trinidad es obvio hacia alguien que observará las manifestaciones diarias del sol.
Este orbe, siendo el símbolo de toda la Luz, tiene tres fases distintas: rebelión, mediodía, y ajuste. Los filósofos por lo tanto dividieron la vida de todas las cosas en tres partes distintas: crecimiento, madurez, y decaimiento. Entre el crepúsculo de alba y el crepúsculo de tarde es el pleno mediodía de la gloria resplandeciente. Dios el Padre, el Creador del mundo, es simbolizado por el alba. Su color es azul, porque el sol que se eleva por la mañana es velado en la niebla azul. Dios el Hijo él Iluminando Un enviado para atestiguar de Su Padre antes de todos los mundos, es el globo celeste en el mediodía, radiante y magnífico, el León melenudo de Judah, el Salvador De-oro- cabelludo del Mundo. Amarillo es Su color y Su poder es sin el final. Dios el Espíritu Santo es la fase de puesta del sol, cuando el orbe de día, vestida en arder rojo, restos durante un momento sobre la línea de horizonte y luego desaparece en la oscuridad de la noche al vagabundeo de los mundos inferiores y subida posterior otra vez triunfante del abrazo de oscuridad.

A los egipcios el sol era el símbolo de inmortalidad, ya que mientras esto murió cada noche, esto se elevó otra vez con cada alba consiguiente.

No sólo tiene el sol esta actividad diurna, pero esto también tiene su peregrinación anual, durante cual tiempo esto pasa sucesivamente por las doce casas celestes del cielo, que permanece en cada uno durante treinta días.

Añadido a éstos esto tiene un tercer camino de viajes, que son llamados la precesión de los equinoccios, en cual ello retrogrades alrededor del zodiaco por los doce signos a razón de un grado cada setenta y dos años.
Acerca del paso anual del sol por las doce casas del cielo, se hace la declaración siguiente:
“el Sol, cuando él persiguió su camino entre estas ‘criaturas vivas del zodiaco, fue dicho, en la lengua alegórica, asumir la naturaleza de o triunfar sobre el signo en el que él entró.

El sol así se hizo un Toro en el Tauro, y fue adorado como tal por los egipcios bajo el nombre de Apis, y por los asirios como Bel, Baal, o Bul.

En Leo el sol se hizo un Asesino de león, Hércules, y un Arquero en el Sagitario.
En el Piscis, los Peces, él era un pescado – Dagon, o Vishnu, Dios pez de los Filisteos e Hindos.”
Un análisis cuidadoso de los sistemas religiosos de paganismo destapa muchas pruebas del hecho que sus sacerdotes sirvieron la energía solar y que su Deidad Suprema estaba en cada caso esta Luz Divina personificada, después de treinta años de la investigación del origen de creencia religiosas, es de la opinión que
“Todos Dioses de la antigüedad resolvieron ellos mismo en el fuego solar, a veces sí mismo como Dios, o a veces un emblema o shekinah de aquel principio más alto, conocido por el nombre del Ser creativo o Dios.”

Los sacerdotes egipcios en muchas de sus ceremonias llevaron puestas las pieles de leones, que eran símbolos del orbe solar, debido al hecho que el sol es exaltado, dignificó, y el más por suerte colocó en la constelación de Leo, que él gobierna y que era en un tiempo la clave del arco celeste.
Otra vez, Hércules es la Deidad Solar, ya que cuando este cazador fuerte realizó sus doce trabajos, entonces el sol, en cruzar las doce casas de la cinta del zodíaco, realiza durante su peregrinación doce trabajos esenciales y benévolos para la raza humana y para la Naturaleza en general, Hércules, como los sacerdotes egipcios, llevó puesta la piel de un león para una faja. Samson, el héroe hebreo, como su el nombre implica, es también una deidad solar. Su lucha con el león Nubiano, sus batallas con los Filisteos, que representan los Poderes de Oscuridad, y su hazaña memorable de llevarse las puertas de Gaza, todos se refieren a aspectos de la actividad solar.

Muchos de los pueblos antiguos tenían más de una deidad solar; de hecho, se supuso que todos dioses y diosas compartían, en parte al menos, del lustre del sol.
Los ornamentos de oro usados por el arte de sacerdote de varias religiones mundiales son otra vez una referencia sutil a la energía solar, como son también las coronas de reyes.

En la antigüedad, las coronas tenían varios puntos que se extienden externo como los rayos del sol, pero convencionalismo moderno tiene, en muchos casos, quitaba los puntos o sea se doblaba: ellos hacia dentro, los juntó juntos, y colocó un orbe o la cruz sobre el punto donde ellos se encuentran.

Muchos de los profetas antiguos, filósofos, y dignatarios llevaron un cetro, el final superior de que aguantaba una representació n del globo solar rodeado por rayos que emanan.
Todos los reinos de la tierra eran sólo copias de los reinos de Cielo, y los reinos de Cielo fueron mejor simbolizados por el reino solar, en el cual el sol era la regla suprema, los planetas su Consejo de Estado, y toda la Naturaleza los sujetos de su Imperio. Muchos iniciados y deidades han tenido que ver con el sol.

Los griegos creyeron que Apolo, Baco, Dionisos, Sabazius, Hércules, Jason, Ulysses, Zeus, el Urano, y Vulcano tomaron atributos visibles o invisibles del sol.

Los noruegos consideraron Balder el Hermoso como una deidad solar, y Odin a menudo está relacionado con el orbe celeste, sobre todo debido a su un ojo.
Entre los Egipcios, Osiris, Ra, Anubis, Hermes, y hasta Ammon misterioso él mismo tenía puntos del parecido con el disco solar. La Isis era la madre del sol, y hasta se supuso que Typhon, el Destructor, era una forma de la energía solar.
El mito de sol egipcio finalmente se centró alrededor de la persona de una deidad misteriosa llamada Serapis.
Las dos deidades centroamericanas, Tezcatlipoca y Quetzalcoatl, mientras a menudo asociado con los vientos, eran también indudablemente dioses solares.
En la Masonería el sol tiene muchos símbolos. Una expresión de la energía solar es Salomon, cuyo nombre SOL-OM-ON es el nombre para la Luz Suprema en tres lenguas diferentes. Hiram Abiff, el CHiram (Hiram) del Caldees, es también una deidad solar, y la historia de su ataque y asesinato por los Rufianes, con su interpretació n solar, será encontrada en el capítulo la Leyenda Hiramica. Un ejemplo asombroso de la parte importante que las obras de sol en los símbolos y los rituales de la Francmasonerí a
“Las subidas de sol del este, y del este son el lugar para el Maestro Excelentísimo.
Cuando el sol es la fuente de toda la luz y calor, tanto debe el Maestro Excelentísimo avivar y alentar a los hermanos a su trabajo.
Entre los egipcios antiguos el sol era el símbolo de la providencia divina.” Los hierofantes de los Misterios fueron embellecidos por muchos. insignia energía solar emblemática.
Los rayos de sol del bordado de dorado al dorso de las vestiduras del clero Católico significan que el sacerdote es también un emisario y el representante del Sol Invictus.Publicado por Cesar Pain en “El Mallete” 29 de marzo de 2009 e.·.v.·

Publicado por Paulo Del Rio Altamirano en 20:33

FUENTE> http://siempreaprendizmason.blogspot.com/2009/03/el-sol-en-la-masoneria.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .