EDUCACION E HISTORIA

¡Mantén tu energía alta!

Somos seres de energía. Imagino que ya lo habías escuchado o sabido. Solo que de este tema no se habla mucho en el día a día.

Sin embargo, es un tema de suma importancia ya que si aceptamos y creemos que somos seres de energía pues debería ser algo muy claro para nosotros.

No deberíamos pensar que la energía es un tema importante sólo para los físicos y personas relacionadas con ese campo. Desde que la ciencia descubrió, a través de microscopios de alta resolución, que todo vibra, creo que debería ser un tema enseñado en las escuelas desde el primer grado.

Sí, todo vibra, porque todo está hecho de átomos y dentro de los átomos están los electrones que están en infinito movimiento, vibrando continuamente y emitiendo por tanto una frecuencia de onda constantemente.

No creas que yo soy un experto, sólo que me he venido interesando en este tema y he visto cómo está relacionado con todo, con el liderazgo y la forma como un gerente o dueño de negocio influye en su ambiente de trabajo y en la vida en general.

También explica como un grupo de personas puede influenciar las decisiones hacia uno u otro lado; de la economía, las finanzas, la política, etc.

¿Cómo funciona la energía? En forma resumida funciona así:

Un pensamiento es creado de la nada en nuestra mente, ese pensamiento es en realidad una onda de energía, como es energía, está formado por electrones (y partículas más pequeñas como los quarks, los bosones entre otros). Todas estas partículas tienen una frecuencia y por tanto generan ondas, estas ondas viajan en el espacio llegando a conectarse con otras ondas, provenientes de otros pensamientos de otras personas, y si son afines se juntan y se hacen más grandes y fuertes, luego, viajan de vuelta a la persona que tuvo ese pensamiento inicial pero con una fuerza más grande porque fue recogiendo en el camino (en su viaje) esas otras ondas que fue consiguiendo.

Aclaro que no soy físico. Lo más seguro es que otra persona que sea física cuántica dará una súper explicación mejor que la mía, y está bien. Pero en resumen así funciona la energía.

No sólo los pensamientos emiten ondas, también lo hacen los sentimientos que tenemos, sean estos positivos como la ternura, el amor, la alegría, o los negativos como la rabia, la ira y el rencor.

Ahora bien, de qué nos sirve en nuestra vida diaria saber estas cosas, pues de esta forma:

Imagina que trabajas para alguien y llegas a tu trabajo un lunes por la mañana.

Supongamos que ese día te levantaste alegre y positivo, queriéndote comer el mundo. Pero tu jefe (o jefa) se levantó con el pie izquierdo, molesto o desmotivado.

Si es así, tanto tú como tu jefe (o jefa) están vibrando a diferentes frecuencias (o longitudes de onda). Cuando se encuentren ambos en la oficina cada quien puede sentir (o percibir) la energía del otro y podrían saltar chispas y generarse una discusión de la nada.

Lo mismo sucede cuando entras a un lugar y hay un ambiente relajado y distendido. Seguramente te contagiaras de ese ambiente y terminarás riéndote o sonriendo. Puedes llegar decir “la pase muy bien ayer” y recordar esas “buenas vibras”.

En cambio, si de la nada se forma una discusión bien sea en tu ambiente de trabajo o en casa, seguramente digas “de dónde salió todo esto”.

Las energías están en el aire, no se ven, pero sí se perciben, y las terminas percibiendo mucho mejor cuando le empiezas a colocar mayor atención.

La situación del ejemplo anterior se puede dar si eres emprendedor, si eres padre/madre de familia, o en la escuela de tus hijos. Se da en la calle cuando manejas y el supermercado cuando haces tus compras.

Siempre estás emitiendo una energía propia que está vinculada a tu personalidad, pensamientos y sentimientos recurrentes y predominantes.

Ahora bien, qué es Mantener las energías altas, título de este Post.

No es más que tomar la decisión consciente de vigilar tus pensamientos y sentimientos de modo que se mantengan en niveles de positivismo, alegría, calma, armonía, felicidad, paz y/o tranquilidad.

Si haces esto, tu nivel de vibración se mantendrá en niveles de alta frecuencia y cuando haya una situación que te pueda perturbar, estarás más claro y fuerte para no sucumbir ante esa situación. Tendrás algo así como un escudo protector.

Quizás debas o puedas alejarte y decir algo como: “lo siento, no me gusta ldirección en que se está llevando esta conversación, yo prefiero que se calmen los ánimos y que podamos hablar mañana”.

El punto es que si aprendemos a mantener nuestra energía alta, será más fácil llevar nuestra vida porque entonces seremos más conscientes de lo que estamos creando.

Las formas más típicas de bajar tu energía son estas:

1) Escuchar o leer noticias de accidentes, robos, secuestros, catástrofes, narcotráfico, etc.

2) Ver películas o series de muertes, asesinatos, terror y con escenas perturbadoras.

3) Entrar en discusiones acaloradas con familiares, amigos o desconocidos que sabemos no llegarán a nada productivo más que saber quién supuestamente gana al final. Las típicas conversaciones de este tipo son referentes a: política, religión, inclinación sexual.

4) Escuchar música triste y melancólica con la intención de recordar ese pasado que no volverá o recordar episodios tristes del ayer.

5) Mantener un ambiente oscuro en casa cerrando las cortinas e impidiendo que los rayos del Sol lleguen al hogar.

6) Reuniéndose regularmente con personas pesimistas, que se quejan por todo y que se deleitan criticando a otros.

7) Comiendo regularmente comida grasosa y tomando en todo momento refrescos o gaseosas.

8) Haciendo nada o lo mínimo de ejercicio al mes.

9) Etc, etc, etc.

Hacer todo esto o gran parte de estas cosas llevan a una persona a tener la energía baja y por tanto a emitir vibraciones de baja frecuencia.

Si por el contrario quieres aumentar tu energía, simplemente haz lo contrario a lo anterior.

Y una vez sientas que tu energía está alta, busca y esfuérzate por mantenerla allí.

La verdad es que estamos diseñados para vivir siempre en alta energía, pero nos dejamos llevar por el día a día y sus diversas situaciones.

La mejor forma de mantener la energía alta es pasar la mayor cantidad de tiempo posible en la mentalidad del momento presente. No pensando en el pasado o en el futuro sino siendo conscientes del momento presente.

Hacer esto es mágico porque en el momento presente te darás cuenta de que siempre hay algo por lo cual estar agradecido y el agradecimiento eleva tu energía de manera inmediata.

Un hábito que puedes formar para elevar tu energía a diario es que antes de acostarte puedas escribir en tu agenda 3 cosas por las cuales estás agradecido. Verás la magia día a día. ¡En serio!

Así que sé el líder que debes ser y mantén tu energía para que veas esa magia de la que hablo… 

FUENTE: https://catalisisliderazgo.wordpress.com/2021/08/08/manten-tu-energia-alta/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .