MASONERIA

EL TEMPLO DE SALOMÓN Y LA LOGIA MASÓNICA 4

A esto hay que añadir que la perfección de la obra maestra en pos de la cual ha de trabajar el masón está representada por la «piedra cúbica» coronada por la «piedra piramidal».

Otro símbolo masónico de raíz egipcia es el Ojo que todo lo ve, representado frecuentemente dentro del triángulo. Este ojo, símbolo de la providencia divina y también del «ojo del conocimiento» u «ojo de la mente» que se abre gracias a la iniciación, aparece ya en las estelas del antiguo Egipto, asociados al dios Horus, encarnación del poder creador y victorioso de la luz, cuya visión disciplina los males y reintegra los miembros dispersos de los muertos. Capital importancia tiene dentro de la espiritualidad masónica la figura de Isis, la diosa egipcia que ocupaba el lugar central de los misteriosos cultos del antiguo Egipto.

Isis, la Madre divina, viuda tras la muerte de su esposo, el dios Osiris, cuyos restos mortales busca sin cesar para devolvernos a la vida. Ella es la viuda a la que alude el título de «Hijos de la Viuda» que a sí mismo se da a los masones. La incansable búsqueda de Isis es el modelo que ha de imitar el buen masón en su incesante búsqueda de la palabra perdida. Isis misma es considerada como la encarnación de esa palabra perdida, la cual, como dice Christian Jacq, «es al mismo tiempo madre y viuda, siempre madre puesto que engendra nuevos iniciados, y siempre viuda porque permanece eternamente una y no será jamás detentada por un hombre».

Albert Mackey afirma que Egipto fue la cuna de la geometría y del arte regio de la construcción. Lo que es como decir que es la cuna de la masonería en su doble vertiente especulativa y operativa. De Egipto derivan, según Mackey, las ciencias y los misterios del antiguo mundo pagano, descansando la sabiduría egipcia en esa fusión de geometría y albañilería operativa que hizo posibles las grandiosas construcciones como las pirámides y los templos egipcios; dicha fusión de la ciencia y el arte continuaría posteriormente en la tradición masónica.

A este respecto el Maestro Aldo Lavagnini añade: «La Masonería, en su búsqueda del conocimiento universal, ha atribuido a todas las religiones y ritos secretos su fundamento esencial. Sin embargo, es El Espíritu de la Religión el que ha ido tejiendo esta misteriosa sabiduría a través de los siglos. Mitos, leyendas, ceremonias de todo tipo, forman parte del conjunto que constituye la verdad oculta y, su postulación básica es, en esta lógica, que ninguna religión es falsa, sino que todas son verdaderas».

Como ya vimos anteriormente, todo esto es absolutamente opuesto al Dios de la Biblia, quien no se mezcla con nadie y no sólo eso, sino que se opone en forma terminante a usar la simbología en forma esotérica y a la adoración de los dioses representados por los astros y las imágenes (Deuteronomio 4:15). Aquí vemos que toda la imagenología egipcia, babilónica y de los pueblos paganos es reprobada por Jehová Dios, bajo la advertencia de la corrupción de sus almas. Con más profundidad veamos este mismo rechazo del Dios Bíblico a los símbolos y las imágenes religiosas en 2 Crónicas 24:18Isaías 27:9.

Después de leer estos pasajes, vemos el pensamiento de Dios respecto de los símbolos y los dioses ajenos a Él. En este caso, se está refiriendo específicamente a los que tienen su fundamento religioso en el dios sol, y en la diosa luna, cuya adoración puede ser vista en la gran mayoría de las antiguas civilizaciones.

Veamos las diferencias claras entre el Templo de Salomón en la Biblia y el falso templo en una logia.

«Ahora bien, aún el primer pacto (el de Moisés) tenía ordenanzas de culto y un santuario terrenal. Porque el Tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición. Tras el segundo velo estaba la parte del Tabernáculo llamada lugar Santísimo, el cual tenía un incensario de oro y el Arca del Pacto cubierta de oro por todas partes, en la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció y las tablas del pacto. Y así dispuestas estas cosas, en la primera parte del tabernáculo entran los sacerdotes continuamente para cumplir los oficios del culto; pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo; liando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del Tabernáculo estuviera de pie… pero estando ya presente Cristo, Sumo Sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto Tabernáculo, no hecho de manos, es decir no de esta creación y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez y para siempre en el Lugar Santísimo habiendo obtenido eterna redención… y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión. Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios; y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena. De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez y para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después de esto el juicio, así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan» (Hebreos 9).

Aquí, la escritura nos resalta algunos puntos de radical importancia acerca del propósito del antiguo templo. Vemos, por ejemplo, que tenía como principal objetivo que los sacerdotes intercedieran por el pecado del pueblo. Aunque la gente en general no pudiera entrar directamente, Dios no los consideraba profanos, sino que extendía su misericordia a ellos. También leemos que Cristo no fue encarnándose muchas veces como lo estipula De la Ferriére, cuando habla de las diferentes apariciones de Hiram Abiff, entre las que incluye con increíble osadía también a Jesucristo. El Templo era la verídica morada de Dios antes de Cristo, no era un lugar astral donde se fueran los muertos. Considero de extrema importancia resaltar esto ya que una de las cosas que más se manejan en los medios iniciáticos, incluido el de los masones, es la reencarnación.

La logia masónica es diferente físicamente al antiguo templo hebreo. La palabra logia significa Universo y está dispuesta en forma análoga al espacio sideral. Su forma es rectangular, y se caracteriza por dos columnas bronceadas llamadas también «Jaquín» y «Boaz» que, por lo general, se encuentran a tres pasos de la puerta de entrada. Cada una está coronada por un grupo de granadas y una esfera, una con el globo terráqueo, y la otra con el plano del universo. En medio de éstas se encuentra el Ara o altar, sobre el cual descansa la Biblia y los símbolos masónicos del compás y la escuadra, conocidos como las tres «Grandes Luces de la Masonería». Alrededor del Ara, formando un triángulo rectángulo, se encuentran tres candelabros con un cirio cada uno, llamados las «Tres Luces Menores». Pretenden ser una alegoría al Sol, la Luna y al Maestro, (al que numerosos tratadistas han señalado como tal, a Hiram Abiff, primer Maestro de la inmortalidad masónica).

FUENTE: https://devocionaldiario.org/sectas-2/masoneria-el-templo-de-salomon-y-la-logia-masonica-2/

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .