MASONERIA

El triángulo inscrito en la circunferencia

circle triangle  - El significado arcano de los símbolos: El triángulo (4)

Los antiguas cofradías de mareantes, usaban un símbolo que todavía podemos ver en las tumbas gremiales del Cementerio de Santa Maria de Noya.
Se trata de círculo en el que se inscribe un triángulo.
Intentaré explicar el significado del circulo que ellos asociaban con la armonía universal.
Gracias a los escritos de Tácito y Cicerón, conocemos algunas creencias y costumbres de los, celtas, los suevos y otras tribus germánicas que vinculaban estrechamente el universo de lo terrenal con el universo de la naturaleza representada en el espíritu de la madre tierra. La representación cíclica -habla de un eterno retorno de muerte y renacimiento.

El hombre esta integrado en este orden pues se considera un microcosmos integrado en el macrocosmos universal y cósmico, y todo se rige por los mismos principios: “Lo que es arriba es abajo”, “un eterno retorno que compartían las viejas tesis de Tolomeo y las teorías heliocéntricas. Los astros marcaban las mareas, los ríos crecían, se desbordaban y en otras épocas secaban las fuentes obligando a los hombres a planificar sus asentamientos en función de estos ciclos naturales.

Tanto en aquellas viejas etnias europeas como en las orientales, el circulo o la rueda simbolizan ese continuo devenir . La espiral al parecer también evoca ese ciclo transformador que siempre vuelve a las fuetes primigenias. La “rota fortunae” de los clásicos, podría ser otra versión simbólica del río que nace, transcurre y muere para volver a nacer.

Dentro del círculo, los antiguos marinos, incribíanb un triángulo que con cada uno de sus lados expresa una dimensión.

La primera de ellas es el “espacio”. Un área infinita como eran los océanos de aquella época. Se pensaba que no tenían fin, que adentrados en el, podría llegar el momento que el retorno fuera imposible. En las partes vacías de las cartas, se representaban los leviatanes y algunos pensaban que el mar se despeñaba en una colosal catarata. En aquellas embarcaciones lastimosas, en el espacio infinito, aquellos hombres sabían que nadie les ayudaría, que nadie daría parte de su naufragio ni del lugar donde reposarían sus huesos.

La segunda dimensión, el segundo lado del triángulo servía para dominar el espacio. esta era el “tiempo”. Sabían que poco a poco se anda el camino, que si dominamos el tiempo y tenemos paciencia, avanzaremos y culminaremos las mayores empresas. En una navegación oceánica no siempre se hace una buena media, pero se navega día y noche. Todos los días de la semana, hora tras hora y poco a poca, cuando nos posicionamos en la carta vemos que dominamos el espacio infinito de la primera dimensión.

¿pero como dominamos el tiempo?¿cual es la tercera dimensión que nos da la clave para dominar las otras dos?

La memoria decían que era aquella y es evidente: cuando nos parece que no hemos avanzado lo suficiente, que apenas hemos avanzado, volvemos la vista atrás y recordamos de donde venimos. Esa mirada atrás nos sirve para entender todo lo que hemos avanzado, todo lo que hemos crecido y la sabiduría que hemos adquirido. Ese conocimiento nos da la paciencia y el tiempo y así, porfiando animosamente dominamos el espacio.

A mí por lo menos me sirve en momentos de zozobra recordar el sentido del símbolo de nuestros antecesores mareantes. Espero que a vosotros también.

FUENTE: https://foro.latabernadelpuerto.com/showthread.php?t=60922

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .