EDUCACION E HISTORIA

¿Cómo ser más creativo? Los Hábitos Personales.


Todos sabemos que la creatividad es una capacidad que se manifiesta más en unas personas que en otras, dependiendo del contexto profesional y social donde se encuentren. Cuando todos nosotros resolvemos problemas nuevos de algún tipo en algún momento, y para ello buscamos soluciones novedosas, estamos siendo más o menos creativos en función de la riqueza de opciones que podemos sugerir y de la calidad de las mismas.

El pensamiento creativo - Bookboon

Hoy en día, la oportunidad de ser creativo es mayor, en tanto que nos enfrentamos a muchos más problemas, ciertamente nuevos y desconocidos. Y también, porque tenemos muchas más referencias de ideas y un mayor acceso a la información, que pueden aplicarse a nuestros problemas, que son más y diferentes de los de antaño. La creatividad está siempre unida a la capacidad de idear, imaginar lo inexistente y buscar los caminos para hacer una aproximación cierta y posible de la idea a la nueva realidad.Nuestra idea sobre lo que significa creatividad está sesgada por su referencia a casos muy singulares o extremos. Por lo general, la observación genérica del fenómeno creativo se produce solo al final del mismo. Llegó el “eureka” de la nada, pero no es así. Parece que la creatividad surge de la nada, ante un problema, en un instante fortuito. Vamos sabiendo que no es así, y que hay dos circunstancias que activan este proceso.

Son, por una parte, la sensibilidad al problema en cuestión y, por otra, la capacidad de conectar ideas distantes o eliminar supuestos previos que nos permitan construir algo nuevo. Nos vamos a referir, en este punto, a esta segunda circunstancia, la capacidad de interconexión de ideas dispares o disjuntas, y a ver cómo podemos prepararnos para lograr, a través de ella, una mayor productividad ideadora. Esta preparación para la productividad y la calidad creativa, está muy vinculada con algunos hábitos del quehacer cotidianos, en los que podemos influir para conseguir mejores resultados creativos.

1.-En primer lugar, para ser creativo hace falta saber suficiente acerca de cuáles son los límites del conocimiento en el campo en el que cada persona actúa y trabaja. Esta capacidad debe estar unida a considerar que nunca se sabe todo sobre el tema en cuestión.

2.-Pero este gusto por un área de conocimiento no debe ser exclusivo, sino que tiene que ser compartido, aunque en menor profundidad, con otras áreas de conocimiento, más o menos relacionadas. Tenemos que ampliar los campos de conocimiento, para posibilitar las colisiones creativas. Son siempre campos de conocimiento que nos gustan.

3.-Considerar que la creatividad es un proceso de pensamiento asociativo. Nada surge de la nada. Podemos activarlo haciendo comparaciones y paralelismos entre distintos campos de conocimiento. ¿En qué se parece? Es un ejercicio interesante, pues conecta por parecidos remotos objetos normalmente inasociables en la clasificación normal de las cosas. Estos tipos de ejercicios, las analogías, son siempre muy productivos, desde el punto de vista creativo, y son los que se emplean en gran parte de las técnicas aplicadas a la disciplina de la creatividad.

site-social

4.-La siguiente recomendación que podemos hacer para ser más creativos, es la de introducir la novedad en lo cotidiano, buscando casi todos los días algo sorprendente o haciendo algo para sorprender a otros, y así encontrar nuevas reacciones. Se trata de explorar continuamente problemas sin solución o soluciones sin problema, que permitan que en el momento adecuado, y casi siempre de forma involuntaria, se produzcan saltos creativos mediante una nueva conexión de ideas.

5.-Romper con la rutina y buscar activamente exponerse a nuevas experiencias, lo más frecuentemente posible. Es el efecto ya conocido de salir y ver fuera. Este acopio de experiencias y el conocer los mecanismos físicos o sociales que ocurren en diferentes situaciones, nos preparan para imaginar y desarrollar ideas. No se trata tanto de copiar, sino de observar con cierta distancia otras vías de pensamiento y sus consecuencias. No para resolver en ese momento. Dejemos reposar las observaciones, porque después nos pueden ser útiles para comparar y conectar con nuestras ideas y problemas latentes.

6.-Dedicar un tiempo de “atención sobrante” a algún campo inspirador y vinculante. Es importante dar una prioridad al proceso de interiorización de experiencias distintas, sin una búsqueda finalista, de las que luego brotará el manantial de la creatividad. Para fomentar la creatividad en nosotros, tenemos que administrar nuestro tiempo de forma diferente, liberando una porción de él. Estará dedicada a observar comportamientos, situaciones, soluciones, juegos que nos llamen la atención, sin una finalidad previa. Esto requiere disponer de un tiempo de aislamiento y búsqueda intencionada de nuevas cosas o de nuevas relaciones.

Estos ejercicios de nuevas rutinas de exposición a lo nuevo, con los procesos de curiosidad, conversación abierta, apertura a comprender situaciones, registro gráfico de lo captado, almacenamiento de información, reflexión e interiorización de lo observado y compartirlo con compañeros, permiten la construcción mental de nuevas posibilidades. Así, quedan de forma individual o colectiva a la espera de ser solicitadas inconscientemente, para la solución de un futuro problema. De momento, no tienen destino. Sin este almacén o reservorio de contenidos nuevos que hay que preparar continuamente, la creatividad no tiene raíces como para producir soluciones ingeniosas.

Si no actuamos así, ocurrirá que los problemas buscan soluciones en nuestro cerebro, pero solo encuentran lo obvio, lo que siempre ha sido así. Debemos tener muy en cuenta que cualquier idea que sale del cerebro, ha entrado previamente en él con otra forma o con un origen distante al del problema que finalmente resuelve. Para lograr unos buenos resultados en la generación de ideas, las técnicas puntuales en el momento de la generación de ideas son siempre necesarias, pero el entrenamiento y los hábitos creativos previos, y aquí sugeridos, lo son mucho más.

Aunque todos somos creativos, o entre nosotros siempre hay gente creativa, hay otro tema muy importante para la emergencia de la creatividad que es el contexto de vida en el que nos desenvolvemos. Este afecta de manera muy directa a la producción creativa, de tal forma que la innovación y la aparición de novedades dependen de otras variables adicionales a la creatividad individual de las personas, o a los rasgos de su personalidad.

Los espacios de reflexión individuales y aislados ayudan al salir del contexto habitual a ver las cosas con otras perspectivas. En el contexto habitual acumulamos problemas o cuestiones no bien encajadas y en los espacios personales y aislados las conexiones se producen. Es el efecto “Camino de Santiago” para unos y navegar para otros.

FUENTE: http://www.escueladisenosocial.org/creatividad-social/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .