EDUCACION E HISTORIA

Saber Escuchar: la Clave de la Comunicación

Saber Escuchar: la Clave de la Comunicación

Saber escuchar es, al menos, la mitad de lo requerido para establecer comunicaciones exitosas. Significa aplicar lo que se denomina Escucha Activa. Esta consiste supone poner en juego distintos comportamientos dirigidos a interpretar correctamente el mensaje del interlocutor.

Al mismo tiempo, saber escuchar implica una actitud. Una orientación positiva para querer entender qué nos dicen los demás, al tiempo que les transmitimos respeto e interés.

La importancia de saber escuchar es evidente con solo observar en qué consiste el proceso de comunicación. Un buen receptor debe aplicar la escucha activa. Pero, además, en tal proceso los papeles de emisor y de receptor se alternan continuamente.

Así, cuando una persona emite un mensaje es, evidentemente, el emisor. Este mensaje tiene un efecto en el receptor, el cual emitirá una respuesta que, a su vez, es recibida por el primer emisor.

Es decir, cuando el receptor responde, se convierte en emisor de una respuesta, de un mensaje, al fin y al cabo. Entonces, quien era emisor ahora es receptor de esa respuesta.

Esta secuencia se reitera durante el proceso de comunicación, hasta que finaliza la interacción entre las dos personas. Ambas, mejorarán la comunicación si están en disposición de comprender los sucesivos mensajes, en definitiva, si escuchan adecuadamente. Si saben escuchar.

Los Beneficios de Saber Escuchar

Saber escuchar es una habilidad compleja que requiere poner en juego distintos comportamientos. Pero, al mismo tiempo, implica una actitud. Ambas, habilidades y actitudes, son susceptibles de ser adquiridas y perfeccionadas.

Para establecer un entrenamiento adecuado en la mejora de cualquier comportamiento es preciso, en primer lugar, estar motivado para ello. Si no tengo interés en algo, difícilmente lo aprenderé.

Así que el primer paso es ser consciente de la necesidad de mejorar su capacidad de comunicación. Por eso, saber escuchar es fundamental.

Reflexión


Piense acerca de los beneficios de saber escuchar. Hacer mejor su trabajo, tener comunicaciones más efectivas con su equipo, trasladar mejor instrucciones, objetivos y valores, evitar problemas derivados de la mala comunicación, evitar situaciones conflictivas o resolverlas mejor, mejorar la relación con clientes, compañeros, jefes y subordinados. Añada alguna más. La escucha activa puede reportarle una gran cantidad de ventajas.

Además, los efectos no tienen por qué darse exclusivamente en el ámbito laboral. Lo que usted aprenda respecto a cómo escuchar mejor (y por tanto a comunicarse mejor) lo aplicará en su vida cotidiana. Tanto con sus amigos y conocidos, como con su familia, lo que le ayudará a mantener mejores y más agradables relaciones y a resolver problemas con más facilidad.

FUENTE: https://www.aiteco.com/saber-escuchar/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .