MASONERIA

Acción Masónica y Paramasónica del Compañero


Del HR. OSCAR MIRANDA N.

Introducción.

En este trabajo se intentará establecer un concepto común de que se entiende por “Acción Masónica y Paramasónica del Compañero”, acorde con los principios y enseñanzas de la Orden, con el propósito de poder establecer su finalidad.

Distinguiremos que la acción masónica puede ser de carácter interno o externo. A su vez la acción masónica interna tiene un triple campo de acción: al interior de cada hermano, al interior de cada logia y al interior de la orden en general. En cambio la acción masónica externa se refiere tanto a la interacción con otros hermanos como a la establecida en el mundo profano.

La acción paramasónica, como su nombre lo indica, es la interacción que resulta al actuar en el mundo profano sin necesariamente involucrar a la orden y a sus miembros.

Acción Masónica del Compañero.

La acción masónica proviene del carácter iniciatico y filosófico de nuestra orden. Iniciático ya que a través de sus ritos y símbolos otorga a sus integrantes experiencias sobre la realidad la que no puede ser alcanzada solo a través de conceptualizaciones racionales o científicas, ya que limitan el contenido de esta realidad. Estas experiencias iniciáticas trascienden toda definición o enfoque meramente racional o cientifico. La Orden como institución iniciática resalta el carácter personal dentro de una realidad profunda y trascendente , realidad que permite que el hombre pueda seguir discutiendo ,los problemas que la razón o la ciencia no pueden explicar o reducir a hipótesis.

De acuerdo a lo anterior, si consideramos la acción masónica desde el punto de vista iniciático, podríamos concluir que éste efecto o acción de lo que se hace, es de carácter estrictamente personal.

El carácter filosófico que posee la masonería nos enseña a distinguir otra realidad que no por el hecho de ser inmediata sea menos importante. Es la realidad del mundo natural y el papel que en este mundo corresponde al hombre, considerando el saber filosófico como un quehacer racional y reflexivo, libre de todo prejuicio.

La masonería es una institución que responde a una profunda necesidad del espíritu humano en su afán de alcanzar el conocimiento de la verdad sin excusiones ni dogmas, sean esto religiosos, científicos, o políticos. En la orden encuentran acogida todos aquellos hombres de espíritu amplio, unidos en una convivencia que solo es posible debido a que la orden exalta como virtudes supremas, la tolerancia y la fraternidad, las que permiten que en su seno no exista la posibilidad de que alguien quiera identificarla con una determinada corriente de pensamiento.

La acción masónica desde esta perspectiva filosófica que encierra una convivencia espiritual elevada y tolerante , no justifica una acción concertada en el mundo profano , ya sea como se ha entendido tradicionalmente la acción masónica , ésto es a través de una agrupación de hermanos según la actividad profana que desarrollan o por medio de ideologías políticas o creencias religiosas compartidas.

Es necesario que seamos partícipes de la finalidad individual y colectiva de nuestra institución en orden a aspirar al perfeccionamiento del hombre y de la humanidad, orientando nuestras actividades a exaltar y defender el principio de respeto a la persona humana, la cual implica la defensa de la libertad, la justicia y la tolerancia, a fin de que los individuos y grupos humanos puedan realizar sus anhelos de construir una sociedad justa y abierta que permita a cada hombre

La Francmasonería a pesar de todo lo que se ha inventado y proyectado para destruirla, se ha sostenido, extendido y desarrollado a través de los siglos, contribuyendo siempre al perfeccionamiento de la vida social y cultural de los pueblos por medio del hombre masón, quien ha penetrado en el seno de la sociedad como un instrumento vivo para actuar e influir en la moral pública según las doctrinas y principios aprendidos de nuestra orden.

La Masonería nos ha conducido al ejercicio de la caridad y la fraternidad, fundando una infinidad de instituciones benéficas y de interés general, cultivando el sentimiento innato de la nobleza del alma, por la cual la tendencia ideal hacia el bien, domina a la idea contraria.

La acción masónica del Compañero debe continuar proyectándose y abriendo espacios en la comunidad.¿ No sería talves el momento apropiado para que el mundo profano sepa lo que en verdad es la Masonería ? ¿ No sería también oportuno superar los prejuicios e ideas mal inculcadas o mal intencionadas, dando a conocer masivamente los principios, ideologías y el accionar de nuestra Orden, para continuar así desarrollando, formando y fortaleciendo nuestros conocimientos para actuar debidamente en el mundo profano, contribuyendo cada uno de nosotros desde nuestros respectivos lugares de acción al desarrollo, progreso y beneficio de nuestra sociedad?

La Masonería nos prepara en forma gradual a través de los Tres Grados; el de Aprendiz, Compañero y Maestro, para entregar al mundo profano nuestros conocimientos, posición filosófica, nuestra acción y devoción en aras de un progreso efectivo y adecuado en la sociedad en que interactuamos. Al ingresar a la Orden se nos recibe e inicia con el Grado de “Aprendiz” en donde nos encontramos con la mística y el ideal que nos lleva con entusiasmo a trabajar en nuestro perfeccionamiento y a buscar constantemente trascendencia a través de nuestros logros y contribuciones del buen accionar hacia la comunidad. Una vez cumplido el trabajo de formación, nuestra orden nos asciende al Segundo Grado, el de “Compañero”, en el cual debemos trabajar y estudiar con mayor ahínco frente a los problemas del individuo como ser individual y social, ya que todo este Segundo Grado, significa un avance y un conocimiento más constante y práctico de la sociedad. .Es en este grado donde se nos inculca ha desarrollar la Empatía , es decir poner en practica nuestra inteligencia emocional que como es sabido es mas importante para triunfar en la vida , que el coeficiente intelectual.

Cumplidos los recorridos de perfeccionamiento, pulimiento de la personalidad y progreso intelectual, espiritual y físico, nuestra Augusta Orden nos premia incorporándonos a la Maestría, considerándonos como verdaderos adultos, donde la responsabilidad es aún mayor, por cuanto nos encontramos más preparados masónicamente para actuar debidamente en la sociedad actual, contribuyendo en forma importante y convincente frente a los ciudadanos que en su mayoría no pertenecen a nuestra Augusta Orden.

Esta importante tarea de acción masónica, la pueden realizar los masones de los Tres Grados, en cualquier momento de la vida, y en sus respectivos ámbitos de trabajo, realizándolo con responsabilidad, honestidad y un alto sentido de justicia y fraternidad, por lo que no nos debiéramos extrañar si en forma frecuente en nuestros talleres e incluso en el mundo profano, se discuta apasionadamente la actitud que debería adoptar la Masonería ante los diversos problemas de actualidad.

El tema recurrente, es la necesidad de que la Orden se pronuncie en cuerpo y alma frente a algún problema social, político o económico de debate en nuestra sociedad, llegando incluso a algún grado de desilusión frente a esta inmovilidad de acción.

Es necesario señalar, que la Masonería no se asemeja ni en la forma ni en el fondo, ni en sus estructuras, ni en los métodos ni en nada, a los organismos que actúan en el mundo profano, relacionados con acciones políticas, económicas, educacionales, religiosas o deportivas, que figuran cotidianamente en el quehacer de nuestra sociedad y tampoco, nuestra institución se contrapone a todos o alguno de ellos, ya que nuestro esencial objetivo no es otro que la moralidad integral del hombre, abarcando todos los aspectos y actividades éticas del individuo. A este respecto, es necesario tener presente que nuestra Orden no pretende constituirse en un poder político, tampoco en un poder económico, sino que en un poder moral.

La Masonería es una institución básicamente constructora de la personalidad espiritual y ética de sus miembros, para que pulidos y perfeccionados actúen notable y sabiamente en el mundo exterior, llevando los beneficios de sus doctrinas, ya que a través del ennoblecimiento moral se logra la unión con la naturaleza y la divinidad.

En el logro de lo anterior, la Orden utiliza un “Método Indirecto e Individual”, en el sentido de que no es la Orden, la que debe actuar como cuerpo o institución en el mundo profano, sino que cada uno de nosotros, ya sea como Aprendices, Compañeros o Maestros los que debemos interactuar, desde nuestros respectivos lugares en la sociedad, proyectando el espíritu de la Orden.

Desde miles de años, el mayor problema universal es el que encarna el hombre en sí, como ser individual y la Masonería sabe que todos los conflictos del mundo están basados en las imperfecciones permanentes del espíritu humano, ya que desde siempre han existido hombres hipócritas, tiranos, corruptos, egoístas, fanáticos, ladrones, etc., los que seguirán existiendo indefinidamente, conformando la infelicidad social por medio de su maldad.

La Masonería como institución moral, es una escuela para grandes hombres, donde a través de su docencia se instruye, forma y desarrolla al individuo en el camino de la rectitud, nobleza y fraternidad; humanizando a las personas, proporcionándoles a cada individuo las herramientas básicas para que él actué dentro de la sociedad, contribuyendo con nobles enseñanzas en el perfeccionamiento de una comunidad mejor y más humana.

En este sentido, la Masonería ha existido y seguirá haciéndolo, mientras existan hombres que necesiten ser engrandecidos y purificados.

Pero a pesar de esta sublime misión, los Compañeros Masones no pueden abstraerse de los cambios radicales y profundos producidos en el último tiempo y que han afectado directamente al mundo y a todas las sociedades y culturas.

No cabe ninguna duda que en el mundo actual se han introducido impresionantes cambios que han afectado directamente el modo de vida de la gente, el impresionante desarrollo de las comunicaciones como internet y el transporte, hacen la vida más rápida y confortable influyendo en las expectativas, posibilidades y medio ambiente social.

Pero a pesar de estos grandes avances y desarrollos que han sido altamente beneficiosos para el ser humano y su entorno, observamos cambios sociales que afectan directamente en forma negativa en el modo de vida actual. El núcleo familiar ha evolucionado, el tiempo es escaso, lo que conlleva a un ritmo de vida demasiado acelerado y competitivo, acrecentando una falta de valores, factor determinante en la actitud del hombre moderno, transformándolo día a día en un ser individualista, hedonista y egoísta que sólo trata de obtener las máximos ventajas y satisfacciones en beneficio propio sin considerar al otro ser humano y menos contribuyendo en forma desinteresada a la sociedad.

Los divorcios son más frecuentes, la desintegración de las familias, la independencia más temprana y casi incontrolable de los hijos y la juventud en general, trastocan el núcleo familiar y por ende, transforman a los individuos en individualistas y materialistas y lo más preocupante, con una insuficiente formación ética y moral.

La inestabilidad del mundo contemporáneo, la veloz transformación de las diversas tecnologías, el relativismo moral, el rechazo a la autoridad y la pérdida de valores, producen una sensación de inseguridad e incertidumbre, acrecientan la competitividad, generando la búsqueda del éxito rápido y fácil con las consiguientes secuelas de desvalores y aislamientos personales, sin dejar de mencionar la disminución del espíritu cívico y el envejecimiento paulatino y constante de la población.

El mundo profano, enfrenta desafíos y problemas más serios de los que conocimos hace unas pocas décadas atrás y que aquejaban a las generaciones anteriores.

El mundo actual nos trajo el desarrollo y avance y con ello también nuevos problemas que no pueden ser ignorados, como la destrucción ecológica, la desforestación, la contaminación del aire y de las aguas, la sobreexplotación de los recursos marítimos, el aumento demográfico, los trastornos meteorológicos producto de la temperatura mundial, la pobreza, la deshumanización y corrupción del hombre, etc.

Si menciono estos problemas QQ: HH: es porque son fenómenos universales que en nuestra época actual nos afecta a todos como sociedad, independiente de donde sea que vivamos. Es necesario preguntarnos ¿Pueden todas estas transformaciones y problemas, no afectar también a nuestra Orden?¿Pueden los Compañeros Masones desentenderse de los problemas que aquejan a la humanidad y, por cuanto tiempo más, podrán nuestras Logias mantener las puertas cerradas ante el desarrollo y sus consecuencias?

El papel de la Masonería y de los Compañeros Masones en el mundo, como ya se ha mencionado anteriormente, sigue siendo el mismo; sus objetivos no han cambiado, pero sí pueden y deben cambiar los medios que utiliza para alcanzarlos, buscando como siempre, en el camino correcto, el beneficio para la sociedad en que vivimos.

Al considerar la posición de la Masonería dentro del nuevo mundo del siglo XXI, debemos tener presente que nuestras Logias las integran personas individuales independientes entre sí y que al ingresar a Nuestra Orden con diferentes aspiraciones, constituyen cada uno un mundo distinto. Es así como encontramos en ésta, a Hermanos que se inician atraídos por el misterioso simbolismo de la Orden y son ellos quienes profundizan en el aspecto espiritual o místico de la Masonería, desentrañando sus secretos y misterios, lo cual es muy importante para acrecentar el conocimiento esotérico de la Orden.

También se integran Hermanos estudiosos, que leen y escriben planchas y artículos, analizando en forma justa y verídica nuestra historia y nuestra literatura masónica, lo que es también inmensamente positivo.

Otros Hermanos creen firmemente que el Ritual es lo más importante en la Logia, si no se ejecuta al pie de la letra, lo toman como una ofensa personal.

Mientras se realice con plena conciencia y reflexionando sobre su significado no habría problemas sino, muy por el contrario, son ellos quienes nos permiten cumplir efectivamente esta función de nuestro quehacer masónico.

Por otra parte, hay hermanos que consideran que el aspecto social es el fundamento de nuestra Institución, a través de actos de beneficencia, actividades sociales, tenidas blancas, paseos o fiestas; siendo esto también altamente positivo siempre y cuando no se transforme en la razón de ser de la Logia.

Nuestra Augusta Orden nos enseña “La Aceptación y Tolerancia”, por lo que nuestras Logias deben acoger a cada uno de estos Hermanos y satisfacer sus necesidades y aspiraciones, sin descuidar ningún aspecto ya que todos en unidad, conformamos una Institución que cumple la función irremplazable de encontrar los mejores caminos para el desarrollo, progreso y beneficio de nuestras logias y por ende, el de la sociedad en que vivimos.

Por consiguiente Queridos Hermanos, el quehacer masónico como Compañeros y futuros Maestros nos impone una responsabilidad grandiosa y multifacética en la cantidad y calidad de los futuros profanos que golpeen nuestros templos, siendo éste un problema digno de estudiar y debatir con profundidad en nuestra Logia a la brevedad posible.

Otro problema que probablemente origine deserción de hermanos y que puede producir una alteración en la eficiencia del quehacer masónico en el mundo profano, son los conflictos de convivencia entre Logias de un mismo valle. Es precisamente en este punto donde se deben aplicar y por sobre todo practicar los principios masónicos de la Tolerancia y Fraternidad, ya que son el espíritu y sello de la Orden que nos caracteriza por ser una organización humana superior, capaz de proyectarnos al mundo exterior en forma monolítica y eficiente..

La inestabilidad del mundo contemporáneo, el relativismo moral y la veloz transformación de la tecnología, ha influido notoriamente en nuestra juventud y son ellos quienes más requieren de nosotros, a través de modelos éticos, instancias de orientación, soluciones de continuidad y de desarrollo para su compleja problemática del llegar a ser en nuestra sociedad.

Se hace necesario aprovechar nuestras dependencias para realizar actividades académicas y culturales, exposiciones de obras artísticas, charlas, conferencias, etc. que sean de interés para la comunidad y especialmente beneficiosas para nuestra juventud. A este respecto es de suma importancia el proyecto de creación de club Altas Cumbres con la concurrencia de las Logias de nuestra comuna.

Otro punto difícil de tratar por lo delicado, es el papel de la mujer en la Masonería; más de la mitad de la humanidad son mujeres, y ellas influyen decisivamente en la formación y educación de la familia y condicionan significativamente la acción de los hombres, conformando todos el núcleo central de nuestras culturas y sociedades; Debiéramos integrarlas más a nuestras Logias, con el objeto de darles la posibilidad de vivenciar la experiencia de la fraternidad masónica para que pueden transmitir y apoyar nuestras nobles causas.

Acción Paramasónica del Compañero

En la actualidad observamos a nuestros Compañeros haciendo grandes malabarismos para conciliar la familia, el trabajo profano y las obligaciones mínimas que le impone nuestra logia. Trabajando se nos va la vida, pero muchas veces no tenemos claro el “para qué trabajamos”. Es curioso los que nos pasa, por un lado el trabajo tiene unos sistemas de incentivos y límites tan potentes que desgraciadamente la vida familiar y personal son las perdedoras.

Por otro lado, en la vida profana lo vivimos como una profunda contradicción, lo engrandecemos, pero también lo convertimos en un enemigo personal. Le damos valor cuando en el nos realizamos, satisfacemos las propias necesidades de supervivencia y construimos. Pero lo rebajamos, cuando lo instrumentalizamos, orientándolo solo al consumo o haciendo lo imposible por eliminarlo en una búsqueda frenética de más y mas tiempo libre.

En nuestra Orden afortunadamente le otorgamos un alma tal que lo vuelve a configurar como una actividad humana; se pueden realizar grandes obras en beneficio de nuestra actual sociedad, sin grandes inversiones ni sacrificios, sólo con el deseo de poder realizarlas.

En esta línea el mayor desafió y el verdadero valor que el compañero le puede otorgar al trabajo, es en el orden de servir y realizar el bien a la sociedad. Servir significa darse uno mismo.

La solidaridad y también la caridad nacen de aquí , axial como las virtudes que hacen agradable un lugar de trabajo : la sonrisa , la paciencia , el arte de dar en el gusto a los demás , de saber callar , de esperar y sobre todo de formar a otros .Seguir esta lógica no es otra cosa que poner en practica nuestra empatía , es decir nuestra inteligencia emocional que no es otra cosa que la practica milenaria de la Tolerancia.

Continuar con ésta lógica implica también adquirir un prestigio personal fundado no sobre la apariencia, sino sobre la capacidad de adecuarse a las necesidades reales del prójimo. Trabajar al servicio del hombre y de la humanidad, significa asumir la responsabilidad de dar un buen ejemplo con el propio trabajo de hacer rendir para el bien común los talentos recibidos. Esta práctica le ha otorgado a ciertas organizaciones del mundo católico excelentes resultados materiales y espirituales. Es tiempo QQ: .HH.: CC: que aprendamos de otras organizaciones las buenas practicas de organización y gestion.

Nada mejor que tomar la palanca, herramienta que nos es proporcionada en el tercer viaje del Compañero para poder intervenir en el mundo social especialmente en el de la cultura. Mediante la palanca exteriorizamos nuestra voluntad de hacer el bien por el bien.

La palanca es el símbolo para actuar en el mundo profano de tal manera que ella es capaz de de poner en movimiento grandes instituciones, como podrían ser las empresas sociales sin fines de lucro como son las Fundaciones, Corporaciones y OMG es decir la Palanca les brinda el impulso energético intelectual de gestionary obtener recursos para su acción.

La exaltación que la Orden le otorga al trabajo en el segundo grado debe interpretarse como un trabajo eficiente y fundamentalmente de gestión en el sentido “que se hace camino al andar” como se refiere el poético verso de Machado.

No bastan las buenas ideas si estas no se llevan a cabo a través de una gestión eficiente .Es el tiempo que los Compañeros no solo propongan buenas ideas sino que también la acompañen con un plan de desarrollo para llevarlas a la practica , es decir con una buena gestión.

Nuestra orden esta plena de buenos pensadores y grandes intelectuales pero carece en forma abismante de grandes gestores, hermanos que hablen poco pero macollado como decimos en el campo y que materialicen grandes proyectos por el bien general del Orden y de la Humanidad.

Por eso quien trabaja para servir tiene, como meta más allá de los reconocimientos personales, la búsqueda de la voluntad divina en el acontecer del día a día. Cuando este es su verdadero valor, también se adquiere una jerarquía, el de no competir con la vida familiar ni personal, sino muy por el contrario la de engrandecer a ambas.

C O N C L U S I O N E S

1. Nuestro rol de masones en el mundo QQ:.HH:. sigue siendo el mismo, los objetivos no han cambiado ni cambiarán, pero sí, ya es tiempo de empezar a cambiar los medios que estamos utilizando para lograrlos . En este mundo en crisis, estamos atravesando una época de metamórfosis moral y ética, por consiguiente es urgente pensar y resumir nuestra línea de acción y volver a inscribirnos en la Historia.

2. Los principios fundamentales que inspiraron a los primeros masones y les impulsaron a crear la Institución que conocemos, se fundamentan en una concepción humanista del mundo, basándose en un esfuerzo constante de educación e instrucción, procesos complementarios que une a individuos de diferentes ideologías, credos, intereses, situación social, raza y profesión, que pueden exponer libremente sus pensamientos sin temor a la represión política o religiosa lo cual nos otorga una ventaja frente a otras instituciones para aspirar y convertirnos, en un gran poder moral.

3. El Compañero masón es para la Orden, un instrumento vivo que penetrará en la sociedad y actuara según las normas aprendidas. Si en el camino de la vida se transita honesta y justamente por el bien individual y de la sociedad, estaremos contribuyendo al bien de la sociedad y la humanidad.

El QQ:.HH:. Horacio Oñate nos dice: “… El hombre es un determinado proyecto o programa de existencia, y la vida es, el afán de realizar este proyecto en el mundo; el deber del hombre es convertirse en hombre, y el hombre debe ser el constructor de sí mismo…” lo que en breves palabras resume el ideario de la Francmasonería.

4. La Masonería por esencia es una Institución abocada a construir la personalidad espiritual del iniciado para que perfeccionado, actúe notable y sabiamente en forma sobresaliente en donde la Orden quiere llevar los beneficios de sus doctrinas, es decir, a la sociedad actual.

S:.F:.U:.

B I B L I O G R A F I A

1. Alamo Claudia, 2001: Arremetida Masónica.

Revista Caras Nº 347, Julio del 2001.

2.- Gran Logia de Chile, IV Convento Masónico Nacional.

Síntesis Nacional de las ponencias de las RR: LL:

3. Miranda Oscar, 2001. El Quehacer Masonico en la Sociedad Actual..

Logia Altas Cumbres #127.

4. Orihuela Roberto, 1938: Sepamos primero qué es Masonería.

Revista Masónica Nº 10, Diciembre de 1938.

5. Perspectivas, Análisis y Desarrollo del Punto de Vista del 1º y 2º Grado,2001

Logia Altas Cumbres Nº 127

6. Zeldis León: Presencia y Evolución de la Masonería en el Siglo XXI.

Masonería de Israel; sacado vía Internet P.D.: http://www.Geocity.com

Carlos Maurin Fernández

Corresponsal de Santiago de Chile.

Categoria Trabalhos (RSS)

FUENTE: http://www.thegoatblog.com.br/nupesma/archives/2008/09/entry_500.html

Categorías:MASONERIA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .