LIDERAZGO

LA MOTIVACIÓN DE LA ABEJA, LA LEALTAD DEL CABALLO Y EL VUELO DEL PATO

La motivación de la abeja, la lealtad del caballo y el vuelo del pato

Por M. Javier Arecco

Una herramienta gerencial eficiente para generar motivación y expandir el auto-sentido de propósito personal consiste en alcanzar un estado en el cual la tarea de los individuos tiene sentido, en donde este ejerce control sobre su trabajo y en donde prevalece el trabajar juntos.

Profesor universitario, autor de varios libros y artículos sobre recursos humanos, liderazgo y cambio organizacional. Licenciado en Recursos Humanos, magister en Psicología Organizacional, coach internacional. Especial para El Litoral

En este momento me encuentro trabajando en una actividad que está basada y estructurada sobre las técnicas del Gung Ho, de Ken Blanchard y Sheldon Bowles. En este caso y a modo de adaptación se trabaja sobre otras tres metáforas, similares pero que expresan mejor la cultura local.

El objetivo de estas técnicas es mejorar la motivación en todo tipo de institución ya que se refiere al ser humano en general y no a su cultura de relación en particular, aunque luego necesita una bajada a la cultura particular en la que se trate.

1. El ser de la abeja

Si pensamos en la abeja desde nuestra interpretación de seres humanos, las vemos como obreras incansables, organizadas y con una gran orientación al sentido, parece como si toda su vida cobra sentido por el trabajo que realizan. No es necesario ejercer autoridad sobre ellas pues solo se motivan por lo que hacen y por la contribución que entregan al fin común de la colmena en la que todas viven. 

Para alcanzar el ser de la abeja debemos trabajar en pos de una meta personal que produzca auto-motivación, de una meta establecida en nuestro propio diseño de futuro, la cual posea todo su interés, confianza y compromiso. Esto marcara el derrotero desde nuestro punto actual hasta aquel en donde queremos estar en el futuro, en nuestro diseño personal y grupal.

Estos planes solo se llevarán a cabo bajo el estricto orden del único jefe de la organización que es usted mismo, sustentados en los valores. Estos son la guía del plan de trabajo. Todas las decisiones y actuaciones deben hacerse en base a los valores, ya que estos son los cimientos en los cuales podemos confiar, son los que “sostienen el esfuerzo”

Estos elementos son los que lograran que el trabajador se sienta importante realizando su actividad y que valore lo que hace, de tal forma que adquiera sentido de pertenencia y “el amor propio”. Que mejorará la confianza. Es ejercer el control de manera independiente para alcanzar las metas, es poseer un alto grado de control sobre nuestro destino, es poder hacer lo que estamos en capacidad de hacer, es hacer “lo correcto de la forma correcta” en nuestras vidas no solo laborales.

Para obtener Ser (identidad) el equipo de conducción deberá logar que los trabajadores hagan su juego. Las metas y los valores definen el territorio y las reglas. Deben dar poder, empoderar el desempeño de cada uno.

Por ultimo deben ser “jefes sin ser autoritarios”, haciendo fluir la información, de tal manera que haya acceso total a esta. 

La abeja aparece como una metáfora nueva en donde no solo tengo un interés personal, sino que esto tiene sentido para la colmena y esto me motiva y me impulsa a hacer lo mío, mi parte.

2. El estilo del caballo.

El propósito de esta metáfora es la generar un espacio que nos permita mirar y mirarnos a través de conocer el universo de los caballos, sus formas, códigos, lenguajes, maneras de comunicarse, expresiones, reacciones.https://7efdb059116051d2b73ba1036a6b73c3.safeframe.googlesyndication.com/safeframe/1-0-38/html/container.html?n=0

Descubrir en esta metáfora mis dotes de líder en relación a otro, con quien puedo mandar, colaborar o co-elaborar. La palabra “management” proviene del latín “manu aguere” (dirigir con la mano) y era utilizada para referirse al manejo de los caballos.  En el proceso de liderar un equipo, son muchos los momentos en que entrenamos, domamos, guiamos, colaboramos y acompañamos.

De esta manera, en esta comparación con la realidad, es posible hacernos algunas preguntas y reflexiones:

El entrenamiento o la doma, ¿A que estoy jugando con mis empleados?

¿Qué tipo de liderazgo aplicamos en un caso y en otro?

El valor del caballo y su coherencia con el costo del entrenamiento

¿La búsqueda de la mansedumbre y/o del brío?

¿Mis acciones son para generar un caballo para todo uso?

¿Estoy concentrado en mi caballo de hoy o adiestro para un caballo del futuro?

¿Qué observador soy? ¿Cuánto puedo comprender de lo que el caballo está expresando?

¿Son mis tiempos iguales a los del caballo? ¿Qué tiempos son los que valen? ¿Cuáles los que priman?

¿Qué lados/aspectos de mi gestión no han sido entrenados? ¿Estoy dispuesto a entrenarme en otras destrezas? 

¿Qué beneficios de contar con un caballo entrenado frente a uno sin adiestramiento alguno?

Les propongo trabajar estas preguntas y suscitar respuestas a partir de la observación y aprendizaje en el mundo equino, que mucho tiene por contar, y en donde tenemos mucho por descubrir. Ya que nos tenemos que plantear un nuevo liderazgo capaz de co-elaborar y no de mandar.

3.  El vuelo del patito feo

El pato al igual que el ganso vuela en V, esto es para aprovechar la onda expansiva del que va delante y permitir menor esfuerzo a los que van detrás y así volar mas kilómetros sin casarse. Pero también nos habla de una estrategia de vuelo de un orden de un proceso de una estrategia.

Para trabajar en equipo, para motivar a la gente no solo necesito una profunda auto motivación: además de ello necesito de un liderazgo en línea con los deseos de una visión compartida y un proceso lógico y compartido por todos ya que tengo que liderar la visión compartida.

En la metáfora describimos los objetivos generales de trabajar con un acuerdo en el proceso que nos permitirá amalgamar no solo las cuestiones blandas, conducción sino también las duras, procesos de trabajo.

Para lograr el vuelo del pato, es necesario satisfacer las necesidades básicas del individuo con un y justo reconocimiento y es necesario “alimentar el espíritu de cada uno todo el tiempo, en pos del clima de relación general un clima motivado.

Las afirmaciones deben ser de verdad, y son importantes ya que ayudan a recordar a las personas que lo que está haciendo es valioso para el logro de las metas.

Aunque en ocasiones nos sentimos como el patito feo que no debiera estar allí, en esa institución, en ese grupo, en esa familia, podemos volar y esforzarnos por ser el cisne que proyectamos ser, cuando sumamos el propósito de la abeja al valor del caballo con el vuelo organizado del pato.

Fuente: https://www.ellitoral.com.ar/corrientes/2021-6-24-1-0-0-la-motivacion-de-la-abeja-la-lealtad-del-caballo-y-el-vuelo-del-pato

https://app2.fromdoppler.com/Lists/FormProcessing/PublishedForm?IdForm=5bDv9rqfLeWnT3kYab8%2fgw%3d%3d

FUENTE: https://www.grandespymes.com.ar/2021/10/08/la-motivacion-de-la-abeja-la-lealtad-del-caballo-y-el-vuelo-del-pato/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .