CIENCIA Y PARASICOLOGIA

EL REGRESO A CLASES, DOS MIRADAS

«Plan Victoria Bicentenaria» es el mote dado al regreso presencial a clases, luego de un receso forzado por la aparición del coronavirus SARS-Cov-2, agente de la Covid-19, a principios del año pasado. Un programa que «reimpulsa […] el realce de la escuela como espacio y medio para […] la construcción del modelo socialista como principio que garantiza el bienestar de la sociedad y valoración del ser humano».

De nuevo, otro documento burocrático bellamente presentado (todo hay que decirlo), aunque lleno de palabras vacías de contenido y con un sesgo ideológico contrario al esperado en un documento que aspire a responder a las necesidades educativas de un país moderno y democrático, abierto a todas las líneas de pensamiento. Usando una vez más la neolengua característica del régimen, el plan de regreso a clases se llena de palabras rimbombantes, estructurado en 10 vértices para «avanzar a la mejor educación que haya existido en Venezuela […] y convertirse en el mejor sistema educativo del mundo». Fácil decirlo.

De los 10 vértices, destaco varios: bioseguridad; amor para mi maestro, héroes anónimos de la pandemia; mi escuela bella; patria potencia; escuelas para la soberanía tecnológica; la escuela en mi entorno, semillero para la comuna; desarrollo docente, articulación con el Plan Chamba Juvenil y la Universidad Nacional Experimental Samuel Robinson.

Diez vértices que, a la vez de sesgados ideológicamente, se convierten en un listado de buenos deseos imposibles de cumplir si no van respaldados por un presupuesto sólido que permita actuar en todo lo propuesto. Desfilan en sus páginas exigencias de equipos de bioseguridad; vacunación para todo el personal del sistema educativo; actualización de contratación colectiva para proteger al trabajador del sistema educativo frente a los embates de la guerra económica (este último como chiste, ante la situación depauperada que el gremio docente sufre día a día y la indiferencia gubernamental al respecto); atención social integral de los maestros y maestras (salud, alimentación, vivienda, transporte, familia, bienestar social; de nuevo, otra burla); diseño curricular orientado a potenciar la línea pedagógica con los 16 motores de la Agenda Económica; apenas algunos de los asuntos puestos en mesa como oferta para el reinicio de actividades docentes presenciales.

Mientras atravesamos un nuevo pico de casos de Covid-19, varias asociaciones dedicadas al tema educativo se han pronunciado en relación al regreso a clases. En ese sentido, la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales (Acfiman) publicó recientemente dos documentos complementarios, uno dedicado a aspectos epidemiológicos y otro, a aspectos educativos  sobre el reinicio de actividades docentes en aula.

En dichos documentos se explica que aunque las condiciones óptimas para el regreso a clases en las escuelas no se lograrán en los actuales momentos, la necesidad de no seguir posponiendo indefinidamente el retorno a las aulas deberá imponerse, siempre bajo cánones de bioseguridad. Se ameritaría de una enorme inversión de recursos económicos inexistentes hoy en día, por lo que es necesario hacer una evaluación profunda y descentralizada de las condiciones de las más de 25.000 escuelas públicas distribuidas en todo el país, además de las más de 70 universidades.

Con modelos epidemiológicos elaborados en la Acfiman se demuestra una vez más que la inmunización de los maestros y estudiantes es indispensable para reducir el riesgo de contagio y las probabilidades de infecciones en los alumnos y su traslado hacia familiares cercanos. El uso de mascarillas, preferiblemente quirúrgicas, también es obligatorio para reducir el riesgo de infección en espacios cerrados.

De acuerdo con las recomendaciones de la Acfiman, deben además mantenerse las aulas ventiladas, limitar los aforos para garantizar el distanciamiento físico y promoverse las actividades educativas en los espacios abiertos de la escuela. En tal sentido, la asistencia intermitente de grupos de estudiantes a las aulas podría disminuir en alguna medida la propagación de la COVID-19, por lo que se recomienda el reinicio a clases en grupos desfasados como medida efectiva para reducir el impacto esperado del inicio de actividades escolares en la propagación de la COVID-19 en la población venezolana. Estas y otras medidas se encuentran en los documentos de la Academia.

Invitamos, entonces, a leerlos. Ellos fueron escritos con el ánimo de asesorar a docentes, padres y representantes, así como asistir a las autoridades nacionales en el espinoso tema del regreso a clases en medio de una pandemia que aún está activa en nuestro país. Al escribirlos, la Academia está cumpliendo con el papel asesor establecido en su ley y reglamentos.

Dra. Gioconda Cunto de San Blas

Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales,

Individuo de Número, Sillón XX

Caracas, Venezuela

acfiman.org

Twitter: @daVinci1412

Website: giocondasanblas.blogspot.com

——————–

El castigo por rehusarte a participar en política es ser gobernado por personas inferiores a ti”. Platón

«Aunque no te interese la política, la política se interesará en ti». Pericles 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.