MASONERIA

Prudencia y masonería

El ejercicio de la prudencia es el tesoro mas valioso para un masón.

El origen de término prudencia proviene del latín prudens o prudentis, que es un término que se emplea como sinónimo de sensatez, mesura, templanza, cautela o moderación. Se trata de la virtud que lleva a alguien a desenvolverse de modo justo y adecuado, como también a ser prudente o para decirlo de otro modo, a ser precavido.

 Acorde con otros autores, prudencia también es la capacidad de pensar, ante ciertos acontecimientos o actividades, sobre los riesgos posibles que estos conllevan, y adecuar o modificar la conducta para no recibir o producir perjuicios innecesarios, razones por las cuales también se dice que la prudencia y la justicia son dos virtudes que van muy unidas, lo que posiblemente conllevo a que el autor Miguel de Cervantes Saavedra en su libro Don Quijote de la Mancha, se expresara diciendo que  “La valentía se debe basar en la prudencia para no caer en la temeridad”.

El ejercicio de la prudencia es tesoro más valioso para el masón

Por otro lado, el término de la prudencia siempre estará acorde con los postulados masónicos, y además de que siempre ha estado, está y estará relacionada, con los términos de sensatez, buen sentido, discernimiento, sabiduría, aplomo, cordura, moderación, reserva, discreción, circunspección, cautela y previsión, términos que realmente si son concordantes con el de prudencia, y todos ello necesariamente conllevan a tener claro, que antes de actuar debemos reflexionar.

El ser prudentes, realmente es además de hacer las cosas bien, es el hacerlas como deberían de ser; siendo por lo anterior, que personalmente considero correcto que, para nosotros como masones la prudencia si debiera de ser, la más grande de las virtudes.

 Ahora bien, ampliando aún más mis afirmaciones al respecto de porque considero, que para los iniciados la virtud de la prudencia debería de ser la más grande entre todas las virtudes existentes, es porque:

El masón prudente siempre será sensato, porque sabe quién es, que quiere y para donde va, además de que siempre actúa razonadamente y con la certeza profunda de siempre el hacer el bien.

El masón prudente siempre utilizará el buen sentido para tomar sus decisiones, previendo que el resultado sea el esperado sin afectar a otros.

El masón prudente siempre efectuará el discernimiento interior, para actuar acorde a como debe ser, como también acorde a la legalidad.

El masón prudente siempre actuará con sabiduría, para no cometer errores ni sobrepasar los límites en los que puede actuar.

El masón prudente siempre será aplomado al enfrentar todas las vicisitudes de la vida, ya que solo con cabeza fría y acorde con su experiencia, podrá tomar las decisiones que sean más acertadas, para solucionar los inconvenientes.

El masón prudente siempre actuará con cordura, ya que siempre pensará antes de actuar para poder obrar con sensatez en la mejor forma posible.

El masón prudente siempre se desenvolverá con moderación, ya que siempre se caracterizará por no desbordarse en ninguna situación, aun en las más complejas y difíciles, porque siempre razonará antes de actuar o decir algo, además de que siempre será paciente y de espíritu apacible.

El masón prudente siempre actuará con reserva, es decir actuará con sencillez y humildad, sin ser desafiante ni violento, actuando siempre en forma fraternal y tolerante.

El masón prudente siempre será discreto, ya que siempre en todas las actitudes de su vida será una persona mesurada, y no tratará de llamar la atención, ni tampoco será extravagante, ya que siempre trasmitirá sus pensamientos y forma de ver la vida con el ejemplo y no con simples palabras.

El masón prudente siempre será cauteloso, ya que siempre actuará con precaución, evitando el cometer errores, ya que siempre preverá las consecuencias a las que podría conllevar su actuar.

El masón prudente siempre será previsivo, ya que siempre vaticinará que en sus planeamientos siempre se contemple, lo que es necesario para poder realizarlos y no dejar sus actuaciones o programas en la mitad del camino, ya que como masón siempre considerará que lo importante es concluir lo iniciado y hacerlo en la mejor forma, pero eso sí, con prudencia.

H.·. JUAN MANUEL LESMES DUQUE 33°
P.·. V.·. M.·. LOGIA LUMEN N| 14
Serenísima Gran Logia Nacional de Colombia Cartagena
Especial para Escuela Masónica carlos Aranza Castro

FUENTE: https://www.escuelamasonicacarlosaranzacastro.net/2020/10/prudencia-y-masoneria.html

Categorías:MASONERIA

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.